Comunicación efectiva

Te explicamos qué es la comunicación efectiva y cuáles son sus elementos. Además, por qué es tan importante y algunos ejemplos.

Comunicación Efectiva
Es muy importante que el emisor sepa con claridad qué es lo que quiere transmitir.

¿Qué es la comunicación efectiva?

La comunicación efectiva es aquella en la que el mensaje es transmitido de forma exitosa, porque el receptor comprende el significado y la intención del emisor.

Para lograr que la comunicación resulte efectiva, es muy importante que el emisor (quien realiza el mensaje) sepa con exactitud qué es lo que quiere transmitir, es decir, que conozca el tema sobre el que está hablando y que pueda elaborar un mensaje preciso y claro.

Además, debe saber cuáles son las características del receptor (quien recibe y debe entender el mensaje), para formular un mensaje de la forma más acertada posible. De esta forma, los eventos comunicativos tienen más posibilidades de ser efectivos, porque es menos probable que se produzcan malentendidos o interpretaciones erróneas.

Ver además: Comunicación interpersonal

Características de la comunicación efectiva

La comunicación efectiva:

  • Se puede comprender fácilmente. El receptor puede entender el mensaje sin problemas y sin dudar de si la información es correcta.
  • Es precisa y completa. El mensaje transmite información específica y exacta para que no haya malentendidos.
  • Transmite información verdadera. El mensaje es coherente con la realidad.
  • Es relevante en el contexto. Los mensajes brindan información que es importante para el receptor en una situación determinada.
  • Se vale del lenguaje verbal y del no verbal. El mensaje se transmite empleando palabras y otros sonidos, movimientos o gestos que complementan la comunicación verbal.

Elementos de la comunicación efectiva

Existen ciertos elementos que componen una comunicación efectiva:

  • Emisor. Es la persona o el grupo de personas que producen y envían el mensaje.
  • Receptor. Es la o las personas que reciben e interpretan el mensaje.
  • Código. Es un conjunto de reglas y signos de los que el emisor se vale para producir su mensaje y que también debe ser conocido por el receptor para poder interpretarlo, es decir, deben hablar el mismo idioma.
  • Canal. Es el medio físico a través del cual se transmite el mensaje.
  • Mensaje. Es la información que se comunica.
  • Contexto. Es la situación en la que el emisor transmite su mensaje y en la que el receptor lo recibe.

Algunos teóricos consideran que entre los elementos de la comunicación efectiva también se cuentan:

  • Ruido. Es cualquier tipo de interferencia que afecta a los elementos que intervienen en la comunicación y que, por lo tanto, termina perjudicándola, por lo cual debe evitarse todo lo posible.
  • Retroalimentación. Es la respuesta que el receptor le da al emisor, para demostrar que recibió y entendió el mensaje. Cuando se produce este fenómeno, el receptor pasa a ser el emisor y viceversa, y se puede confirmar que un evento comunicativo fue efectivo.

Ver además: Elementos de la comunicación

Importancia de la comunicación efectiva

La comunicación efectiva es importante en todos los ámbitos de la vida, puesto que en cualquier tipo de intercambio de información es necesario que el emisor y el receptor interpreten el mensaje de la misma manera.

En el ámbito empresarial, es útil para fomentar la productividad y para que las personas y los equipos trabajen correctamente y en forma complementaria.

En el ámbito académico, sirve para transmitir información correctamente en clase o en textos escritos, como tesis, ensayos y monografías.

En política, formular un mensaje claro y convincente es la clave para captar votos y lograr un consenso a la hora de llevar adelante una medida.

A nivel comercial, un mensaje bien elaborado puede contribuir a realizar un mayor volumen de ventas.

Ejemplos de comunicación efectiva

Una comunicación efectiva se puede concretar por diferentes vías o canales. Algunos ejemplos son:

  • Comunicación escrita. Por ejemplo, una tesis universitaria, en la que su autor se explaya sobre una investigación y llega a una conclusión.
  • Comunicación oral. Por ejemplo, el discurso de un político en un acto público, en el que argumenta por qué hay que votarlo.
  • Gesticulación. Por ejemplo, las señas o los gestos que hace una persona a otra para que sepa dónde puede estacionar su automóvil y cómo hacerlo.

Comunicación efectiva en las empresas

La comunicación efectiva es determinante en las empresas. Su productividad y el buen funcionamiento del personal y de las distintas áreas depende, en gran parte, de la correcta transmisión de los mensajes.

Esto se debe a que la comunicación efectiva ayuda a generar confianza entre los individuos y también a conocer con claridad cuáles son las metas y los objetivos que guían el trabajo de una compañía o una institución.

Además, la comunicación efectiva es una herramienta clave a la hora de motivar al personal y hacerlo sentir parte del equipo. También sirve para generar estructuras más horizontales, donde todos pueden escuchar y ser escuchados.

Ahora bien, en cualquier organización, la comunicación efectiva depende de sus líderes, que deben ser los primeros en implementarla. También es importante que sepan cuál es el mejor canal para ello, así como el momento indicado.

¿Cómo lograr una comunicación efectiva?

Para lograr una comunicación efectiva, se debe:

  • Ser claro. Es recomendable emplear palabras y oraciones simples, para explicar la información de la manera más sencilla posible.
  • Conocer al receptor. Se deben tener en cuenta algunas características del receptor, como cuánto conoce sobre el tema, sus valores y su forma de percibir el mundo. Además, es recomendable permitir que los oyentes hagan preguntas, para poder hacer todas las aclaraciones necesarias.
  • Ser adecuado al contexto. Se deben tener en cuenta las características del contexto para adaptar el mensaje, puesto que la situación determina la formalidad y la manera de abordar el tema.
  • Organizar aquello que se comunicará. Se debe organizar lo que se dirá o se escribirá. Para lograrlo, es necesario conocer el tema y ordenar la información de forma tal que vaya de lo más conocido a lo nuevo y que sea interesante para el receptor.
  • Tener en cuenta la comunicación no verbal. Es necesario prestar atención a aquello que se comunica con los gestos, las posturas del cuerpo, el tono de voz, la mirada, entre otros elementos no verbales.

Sigue con: Tipos de comunicación

Comunicación asertiva

La comunicación asertiva es aquella en la que se transmite un mensaje de forma eficaz. Esto aplica no solo al contenido verbal del mensaje, es decir, las palabras, sino también a los elementos que lo acompañan, como los gestos, los sonidos no verbales, la postura corporal y la pronunciación.

La comunicación asertiva, además, siempre va acompañada de la empatía por parte de quien la produce, puesto que el emisor debe transmitir sus ideas, pero respetando las opiniones del receptor.

Sigue con:

Referencias

  • Moreno Espinoza, L. Á. (2009). Comunicación efectiva para el logro de una visión compartida. CULCyT: Cultura Científica y Tecnológica, 6(32), 5-19.
  • Quero Romero, Y. M., Mendoza Monzant, F. M., y Torres Hernández, Y. D. C. (2014). Comunicación efectiva y desempeño laboral en Educación Básica. Negotium, 9(27), 22-35.

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Comunicación efectiva". Autor: Carla Giani. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/comunicacion-efectiva/. Última edición: 8 de julio de 2024. Consultado: 18 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 8 julio, 2024
Revisado por Carla Giani
Profesora en Letras (Universidad de Buenos Aires).

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)