Inicio >Sociedad> Sociedad Civil

Concepto de Sociedad Civil


¿Qué es una Sociedad Civil?

Las sociedades son las manifestaciones que se presentan en cualquier lugar de la naturaleza en donde existan dos o más seres dispuestos a mancomunarse para obtener beneficios, seguridad y para progresar. Claro que las formas básicas de las sociedades animales carecen de lo que tienen los seres humanos: la razón. Esta particular y exclusiva razón ha adelantado al hombre a vivir modernamente de manera civilizada, y de allí se desprende el comienzo del concepto de sociedad civil: los hombres y mujeres que comparten un mismo suelo y conviven en una misma sociedad, que toman decisiones en conjunto por fuera de la estructura estatal.

Sociedades Civiles en el Derecho y en las Ciencias Políticas

Sin embargo, existen actualmente dos utilizaciones completamente diferentes para el término de sociedad civil. La primera tiene que ver con el utilizado por el Derecho, que establece que estas sociedades son contratos entre dos socios o más, de carácter privado, con el fin y el ánimo de obtener beneficios lucrativos. Pueden aportar dinero, lo que los vuelve socios capitalistas, o bien trabajo y los hace industriales. Estos tipos de sociedades civiles tienen límites determinados por la Ley, y aunque no conforman una personalidad jurídica, gozan de privilegios y los afectan obligaciones, generalmente contempladas bajo el Código Civil y el Código Comercial.

Este tipo de contratos son utilizados en vez de los mercantiles. Los socios lo emplean ya que es una opción más barata y sencilla, y además las responsabilidades tributarias son menores. Ante terceros, la situación de deudor también es diferente, y la agilidad para la solvencia financiera y las inversiones, siempre que sean pequeñas, es mayor. Cualquier individuo, en unión con otro claro está, puede solicitarlo en las dependencias de Hacienda.

El otro concepto de sociedad civil es el utilizado por la Ciencia Política. Explica como a lo largo de los años, las distintas civilizaciones en todo el mundo conllevaron siempre una voluntad social de organización, que no sea impulsado o representado por las formas gubernamentales. Esta voluntad muchas veces surge de manera espontánea, y se mantiene autónoma con respecto a las influencias oficiales del Estado, pero acepta y cumple las reglas determinadas por la Ley.



Estas sociedades civiles se asientan sobre la base de dos pilares fundamentales, que además caracterizan la esencia de cualquier comunión social: las instituciones, que como tales existen para proteger y expresar todos los deberes y derechos aceptados por la libertad de los ciudadanos. La institución máxima de la mayoría de los países occidentales y democráticos es la propia Constitución, la Carta Magna que cubre y engloba todos los derechos básicos y necesarios de las personas y sus formas de organización. El otro pilar de las sociedades civiles es la manifestación y capitalización de sus demandas, de sus principios y de sus luchas. Las sociedades civiles existen porque representan y canalizan una determinada vocación de batallar por el respeto, el cumplimiento y la necesidad de derechos y obligaciones.

En muchos países son conocidas por sus siglas de ONG, es decir, Organizaciones No Gubernamentales, y se las reconoce como entidades fundamentales para garantizar el funcionamiento y la prosperidad de los sistemas democráticos.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.