Concepto de Punto


Significado del Punto

¿Qué es Punto? La palabra punto proviene del latín punctum (que significa picadura o punzada). Esta palabra tiene numerosos significados posibles, según el contexto en el cual sea utilizado.

En matemáticas, el punto puede ser utilizado para indicar la parte fraccional de un número, o también para separar un número por miles o millares. También se utiliza en algunos casos como indicador de una operación de multiplicación.

El punto en Geometría: Los puntos geométricos

En geometría, el punto es uno de los tres elementos fundamentales, además de la recta y el plano. Un punto geométrico no es un objeto físico, pues no tiene largo, alto ni ancho, área ni ninguna otra medida dimensional. Es una representación abstracta de una posición en un espacio homogéneo y uniforme. Esta es la acepción más antigua de la palabra punto, que data de la antigua geometría griega de Euclides.

Los puntos geométricos se nombran con letras mayúsculas (A, B, C). El punto es la base para definir una recta, ya que ésta se define como la distancia más corta entre dos puntos cualesquiera. Además, cualquier recta se compone de una cantidad infinita de puntos (ya que tanto uno como otro son representaciones abstractas del espacio). También es la base para definir un plano, que se compone con un mínimo de tres puntos. Además la cantidad total de puntos posibles es infinita.

Otro uso importante del punto geométrico, es para indicar una posición en un eje de coordenadas. En estos casos, los puntos se identifican a través de su posición mediante las coordenadas que correspondan: si son coordenadas cartesianas, se los identifica  mediante la distancia  los ejes principales (x, y, z). En otros ejes de coordenadas, tales como los cilíndricos, esféricos y polares, corresponden más o menos posiciones.

El Punto como signo de puntuación

En la lingüística y la literatura, el punto es un signo de puntuación que marca el final de una oración afirmativa (es decir toda oración que no sea ni interrogativa ni exclamativa). Hay tres formas básicas de punto lingüístico: el punto y seguido, el punto y aparte y el punto final. Cada una de estas tres formas se utiliza en partes diferentes de un texto y condiciona la escritura y sobre todo la forma de narración de un texto.



El punto y seguido separa diferentes oraciones dentro de un mismo párrafo. En la narración oral, corresponde a una breve pausa. El punto y aparte separa diferentes párrafos dentro de un mismo texto, y corresponde en la narración oral a una pausa prolongada. Por otro lado, el punto final se utiliza para indicar el final del texto en su conjunto. Toda palabra escrita a continuación de un punto (sea en una nueva oración o en un nuevo párrafo), debe ser escrita con mayúscula.

En el lenguaje escrito, el punto también puede ser utilizado en combinación con otros signos lingüísticos para indicar diferentes formas de enunciación o de entonación, según su ubicación en relación al texto. Por ejemplo los puntos suspensivos, los dos puntos o el punto y coma.

También se utilizan puntos en las abreviaturas de palabras (por ejemplo depto. en lugar de departamento, o núm. en lugar de número), y para separar las letras de una sigla (por ejemplo O.N.U en lugar de Organización de Naciones Unidas).

Otros significados posibles de la palabra punto, que dependen mucho del lugar y del contexto donde se utilice, son la referencia a un lugar geográfico (“nos vemos en el punto más alto de la ciudad”), la mínima expresión gráfica de un dibujo (“dibujen un punto sobre el papel”), una posición intelectual o perceptiva (“ese es tu punto de vista”), entre otros.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.