Inicio >Cultura> Nación

Concepto de Nación


A la hora de definir el concepto de nación, generalmente nos encontramos ante dos grandes opciones. Una noción de nación es la que se utiliza en el ámbito jurídico-político y no acarrea grandes disputas o debates.

En este sentido, podemos afirmar que la nación es una construcción política, un “sujeto político”, en el cual se encuentra la soberanía, piedra angular para la formación y desarrollo del Estado.

A esta acepción de la nación se la conoce como “nación política”. La nación política es entendida entonces como aquella que ostente la soberanía de un determinado pueblo, y sobre el cual se edificarán y se legitimarán las bases del Estado.

Desde esta perspectiva, la nación política no es considerada un sujeto de derecho propio en materia internacional, pero sí es considera como tal el Estado. Como vemos, es un concepto un tanto complejo de captar, y que se remite a aspectos totalmente teóricos.

¿Qué es la nación?

La idea de nación como tal es un producto de la Modernidad, más precisamente de las ideas de la Ilustración y la Revolución Francesa.

Es en este contexto de renovación política, donde se sentaron las bases para la luego consolidación de las ideas de nación y Estado tal como lo entendemos hoy en día. De hecho, uno de los grandes debates que se dieron durante la Revolución Francesa consistió entre la idea de soberanía nacional y soberanía popular.

Este debate tuvo profundas implicancias sobre la formación de la doctrina política en la posteridad. El concepto de soberanía nacional era cuestionado debido a la dificultad existente en delimitar quién era miembro de una nación, cuáles eran las características a tener en cuenta y qué criterios seguir.

En contraposición a esto, se acuña el concepto de soberanía popular, sentando derechos y garantías de carácter constitucional. Una de las críticas de los defensores del concepto de soberanía popular era que la soberanía nacional era un concepto capcioso, utilizado por los sectores más privilegiados de la sociedad, con el fin de verse favorecidos.

La nación cultural

Por otra parte, encontramos un sentido más polémico o al menos sobre el cual hay menos consenso entre los intelectuales: la nación cultural.

Mientras que la nación política es entendida como aquel sujeto político que ostenta la soberanía de un pueblo, la nación cultural hace referencia al conjunto de características comunes, principalmente culturales, además de una historia común, y pueden compartir un territorio (aunque no siempre es así, ya veremos más adelante algunos ejemplos) o un Estado en común.

Si bien se puede tomar a la lengua, la religión o distintas características culturales como factores para decidir cuáles son los indispensables para tomar en cuenta a la hora de definir una nación, no encontramos un consenso absoluto sobre esto.



(Banderas de naciones)

(Banderas de naciones)

Cuando una nación asume todas estas características como propias y representativas de un determinado grupo, podemos sentir que estas personas cuentan con un sentido de identidad nacional.

Todos estos comunes en sus distintas configuraciones, provocan un sentimiento de pertenencia y cohesión con otros individuos. Hoy en día, esto se ve complejizado por la globalización, la cultura de masas y los movimientos migratorios.

Nación no es Estado

No debemos confundir Nación con Estado, ya que el Estado hace referencia al carácter organizativo de una nación, es la forma que toma esta para gobernar.

Por último, no toda nación posee un territorio (la nación gitana y durante mucho tiempo, la nación judía), y no todo territorio posee una única nación (Bolivia, por ejemplo, donde conviven la nación quechua, aymara, etc).


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.