Inicio >Sociedad> Ciudad

Concepto de Ciudad


Si se quiere llegar a una definición que de cuenta del concepto de ciudad, posiblemente nos encontremos con diferentes aproximaciones, según el criterio que se adopte. Puede decirse que una ciudad es una aglomeración urbana, en la que podrán especificarse de distinto modo sus características. Cuantitativamente puede pensarse que una ciudad es la aglomeración que tiene, al menos, un mínimo de habitantes estipulado por la legislación de cada país (en el caso de la República Argentina, este valor es de 10.000 habitantes). Arquitectónicamente, una ciudad se caracteriza por tener abundancia de edificios de varios pisos, con diverso diseño y tamaño.

En cuanto a su función y relación con las otras localidades, se puede considerar que resulta necesario para entrar en la categoría de ciudad que las actividades que se desarrollan no sean fundamentalmente agrícolas, sino de servicios, mientras que la zona debe poseer una importante influencia sobre otras zonas aledañas. Combinando todas estas ideas se puede llegar a un verdadero concepto de ciudad.

La historia de las ciudades posiblemente comience en la Mesopotamia asiática, con el surgimiento de las zonas donde los dueños de las propiedades comenzaban a trabajar en funciones más complementarias entre sí, perfilándose estructuras de poder y organización. Sin embargo, con el surgimiento de los Imperios fue que adquirieron mayor importancia, ya que algunas ciudades (Babilonia, Roma, Constantinopla, Alejandría) se transformaron en sedes administrativas y políticas. Los ciudadanos con derechos plenos solían vivir allí, y mientras tanto aparecían otras aglomeraciones con distintas funciones en otras partes del Imperio. Con el tiempo, las colonizaciones y las guerras, en muchas partes del mundo se fueron ciudades, con arquitecturas y modelos de desarrollo variados, y fueron creciendo y aumentando sus zonas de influencia.

La revolución industrial permitió aumentar exponencialmente el nivel de desarrollo, otorgándoles la característica de altura que hoy tienen casi todas las ciudades. En la actualidad, la existencia de ciudades representa en cierto modo el desarrollo de los países y su capacidad de autonomía y de autosuficiencia, en la medida que esto se complemente adecuadamente con regiones dedicadas a las actividades de producción primaria (agricultura, ganadería, pesca, minería). Los indicadores que analizan la proporción campo-ciudad de un país son los que dan el nivel de desarrollo en el que se encuentra ese país.

Son muchos los criterios a partir de los cuales pueden ser clasificadas las ciudades; veamos algunos:



  • Según la forma en la que el plano está constituido, se dividen entre las rectilíneas (organizada en una cuadrícula, es la forma más ordenada, pero que resultan en un paisaje bastante limitado), radial (con un centro y una serie de diagonales que convergen en él, en general una plaza que representa la zona más importante) o una forma más bien improvisada, que se va desarrollando sin un criterio estipulado.
  • Según la industria que se desarrolle, lo que tendrá una fuerte influencia en el paisaje urbanístico: no será igual en los casos de industria pesada, con mucho ruido, polvos y humo, que en los de industria liviana, con menos polución, pero con la necesidad de disponer de espacio para el almacenamiento de manufacturas.
  • En lo que hace a la función económica de la ciudad, pueden establecerse muchas clases: ciudades comerciales, industriales, políticas, culturales, religiosas o militares, entre otras. El paisaje y el perfil de las personas que habitan estas ciudades también estará condicionado e influido por sus principales actividades.
  • Según su mayor densidad de población, pueden clasificarse en las ciudades residenciales, medias o populares, respectivamente.
  • Sobre su jerarquía con respecto a las otras ciudades puede diferenciarse entre las ciudades menores, las metrópolis regionales dentro de un país, las metrópolis nacionales donde se dan las principales actividades económicas y políticas de la nación, y las metrópolis regionales y mundiales, donde se concentran los centros económicos, protagonistas de las decisiones más importantes del mundo.

El concepto de ciudad es utilizado en algunos otros ámbitos, para hacer referencia a los espacios urbanos dedicados a una misma función, aunque no sean específicamente zonas residenciales donde viven muchas personas. Ciudad deportiva, ciudad sanitaria, ciudad universitaria son ejemplos de ello, ubicadas dentro de las ciudades desde donde concurre el público específico en cada caso.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.