Transgénero

Te explicamos qué es ser transgénero y qué es la transfobia. Además, en qué se diferencian el sexo, la identidad de género y su expresión.

transgenero
Bajo el término «transgénero» se agrupan diferentes identidades de género divergentes.

¿Qué es ser transgénero?

Una persona transgénero, a menudo llamada también persona “trans”, es alguien que se identifica con una identidad de género distinta a la que es comúnmente asociada a su sexo biológico. Es decir, las personas transgénero no sienten que su sexo y su género estén en concordancia, lo cual usualmente significa que se trata de un individuo de sexo masculino que se identifica con el género femenino, o viceversa.

El término “transgénero” debe entenderse, sin embargo, como un término “paraguas”, esto es, un término bajo el cual se agrupan diferentes identidades de género consideradas divergentes respecto de la identificación tradicional, que distingue binariamente entre hombres y mujeres.

Así, se pueden considerar transgénero las personas transexuales, transformistas, andróginas, no binarias, agénero y de género fluido, entre otras identidades similares. Incluso las personas intersexuales (tradicionalmente llamadas hermafroditas) tienen cabida bajo este término.

A pesar de que las personas transgénero han existido desde los albores de la humanidad, esta terminología es bastante reciente. Su uso se ha popularizado a inicios del siglo XXI, como consecuencia de la organización social de movimientos “trans”, a pesar de que no existe realmente una definición universalmente establecida para lo que significa “transgénero”.

De hecho, es común que esta palabra sea utilizada con diferentes significados específicos, aunque todos apuntando siempre a la visibilización de las distintas identidades de género no binarias que existen.

Es importante entender que las personas transgénero no necesariamente tienen una misma orientación sexual (heterosexual, homosexual, bisexual o asexual), dado que la atracción erótica y romántica es un concepto enteramente distinto al de la identidad de género. Por otro lado, el término contrario a “transgénero” es “cisgénero”: una persona “cis” es aquella cuyo sexo biológico e identidad de género tienden a coincidir y ser estables.

Puede servirte: Identidad

Historia del transgenerismo

Las personas transgénero han existido a lo largo de la historia de la humanidad, aunque no necesariamente fueran entendidas como lo son hoy en día. En la mitología de muchas culturas antiguas existen personajes y deidades con atributos masculinos y femeninos a la vez, ya sea dotados de los genitales de ambos sexos, o con atributos sociales correspondientes tanto a hombres como a mujeres. En muchas de ellas, además, existe un “tercer sexo” minoritario, como las hijra en India y las khuntha de la cultura árabe.

Sin embargo, la tendencia dominante a lo largo de la historia ha sido a considerar a estos individuos como una excepción a la norma, lo que a menudo se tradujo en situaciones de persecución, rechazo o violencia en contra de los individuos transgénero. Sobre todo en el Occidente cristiano, en el cual la sexualidad ocupó un lugar destacado entre las preocupaciones religiosas, y la represión sexual atribuyó cualquier tipo de disidencia de género a una obra del demonio.

A pesar de la existencia de militancias y organizaciones que luchan por los derechos de la población trans, muchos de estos problemas de discriminación persisten en la sociedad contemporánea. Las personas trans forman parte de uno de los colectivos más estigmatizados y peor tratados en los ámbitos laborales, políticos y sociales del mundo.

Bandera transgénero

transgenero bandera
Los colectivos transgénero han elegido a inicios del siglo XXI una bandera que los represente.

Los colectivos transgénero han elegido a inicios del siglo XXI una bandera que represente a su movimiento de reivindicación social. Esta “bandera del orgullo transgénero” consiste en un rectángulo con cinco franjas del mismo tamaño: la primera y última de color celeste, la segunda y cuarta de color rosado y la intermedia de color blanco. La combinación de colores busca representar tanto lo femenino (rosa) y lo masculino (celeste), como la intersexualidad, asexualidad y neutralidad de género (blanco).

Otro símbolo utilizado para representar la identidad transgénero es el resultante de la combinación de los signos astrológicos de Marte (masculino, ♂) y Venus (femenino, ♀), conocido popularmente como “símbolo trans”: ⚥.

Diferencias entre sexo y género

“Sexo” y “género” son términos distintos, a pesar de que ambos estén vinculados con la sexualidad humana. Así, se llama sexo al conjunto de los rasgos del individuo determinados biológica y fisiológicamente por su carga cromosómica y que tradicionalmente se observan al nacer a partir de la configuración de los genitales.

En cambio, el término género se refiere al conjunto de los atributos sociales y psicológicos que se manifiestan en un individuo a lo largo de su vida, y que en gran medida determinan el rol que pueda desempeñar dentro de su sociedad.

Las diferencias entre sexo y género se pueden resumir de la siguiente manera:

Sexo Género
Está determinado biológica y fisiológicamente al nacer y vincula al individuo con la historia evolutiva de la especie. Por ejemplo, el embarazo es un fenómeno exclusivo de las personas con útero (o sea, femenino), mientras que la generación del semen es exclusivo de quienes tienen testículos (o sea, masculino). Está determinado social y psicológicamente, como una construcción a partir de la diferencia sexual. Por ejemplo, tradicionalmente se ha identificado a la mujer con roles pasivos y protectores, y al hombre con roles activos y aguerridos.
Es inmutable y no cambia, ya que está determinado genéticamente en todas las células del individuo (en su ADN). Eso quiere decir que, más allá de la manera en que el individuo viva su vida, sus restos podrán ser examinados siglos después y a juzgar por la evidencia podrá determinarse su sexo. Al estar determinado cultural e históricamente, puede variar de acuerdo a las consideraciones y convenciones de la sociedad y la época. De modo que los atributos del género masculino en un país o un momento histórico pueden variar radicalmente respecto de los de otro.
Tiende hacia lo binario, es decir, a diferenciar reproductivamente entre personas fecundadas (femeninas) y personas fecundadoras (masculinas), ya que no existe otra manera natural de producir un individuo nuevo que juntando gametos masculinos y femeninos. Tiende a ser un espectro, con grados más o menos intermedios y divergencias respecto de lo tradicionalmente comprendido como un “hombre” o una “mujer”, los roles asumidos y la manera de obrar en sociedad de cada uno.
Es exterior y observable a partir de la presencia de los genitales, si bien pueden darse casos excepcionales en los que este criterio resulte ambiguo. Sin embargo, a grandes rasgos, los individuos que nacen con un pene cumplirán el rol de ser fecundadores y quienes nacen con una vagina cumplirán el rol de ser fecundados. Tiene un componente interior y mental, que tiene que ver con la manera en que el individuo se percibe a sí mismo (identidad de género) y la manera en que actúa dicho género dentro de la sociedad (expresión de género).

Diferencias entre identidad de género y expresión de género

expresion de genero transgenero
La expresión de género se manifiesta a través de la actitud, la vestimenta y el lenguaje.

El género de las personas es un elemento de tipo social, cultural y psicológico, que se define a partir de la relación con el propio sexo y la propia sexualidad, y con los roles que en torno a ello y a otros temas vinculados se establecen dentro de la sociedad. Dentro de este concepto se pueden distinguir dos elementos por separado:

  • La identidad de género. Entendida como la manera en que el individuo piensa su propio género, es decir, la manera en que se identifica psicológica, social y emocionalmente a partir de las categorías tradicionales de hombre y mujer, o por fuera de ellas (como en el caso de las personas transgénero).
  • La expresión de género. Entendida como la forma de actuar el propio género en sociedad, o sea, de transmitírselo a otros a través de elementos externos como la actitud, la vestimenta, el lenguaje, entre otros.

Por lo tanto, la identidad de género es un fenómeno interior, psicológico y emocional, que tiene que ver con el individuo y el modo en que se percibe a sí mismo. En cambio, la expresión de género es un fenómeno social y exterior, que tiene que ver con la manera en la que el individuo se vincula con los demás y con el ejercicio de los protocolos sociales establecidos.

A esto debe sumarse un tercer elemento: la orientación sexual, entendida como la atracción erótica y romántica que un individuo siente por los demás, ya sean del sexo opuesto (heterosexual), de su mismo sexo (homosexual), de ambos (bisexual) o de ninguno (asexual).

En resumen, tenemos que:

Identidad de género Expresión de género Orientación sexual
Tiene que ver con el modo en que el individuo se percibe a sí mismo, si siente que es hombre, mujer, ambas cosas o ninguna. Tiene que ver con la manera en que el individuo expresa a los demás su identidad de género, es decir, con las convenciones con que se rige para vestirse, para hablar, entre otras. Tiene que ver con la atracción sexual, erótica o romántica que el individuo siente por los demás, ya sea heterosexual, homosexual, bisexual o asexual.
Es un fenómeno mental, subjetivo, psicoafectivo y por lo tanto imperceptible. Es un fenómeno social, exterior, perceptible a través de los sentidos y del trato con el otro. Es un fenómeno psicológico y afectivo, subjetivo y que no puede percibirse.
Opera como un espectro que tiene al hombre y a la mujer en los extremos, pero que también permite configuraciones por fuera de esta polaridad, como la no binariedad y el género fluido. Opera de acuerdo a las consideraciones históricas, sociales y culturales que rigen la manera de actuar de los distintos géneros. Por ejemplo, tradicionalmente los hombres no suelen utilizar maquillaje, las mujeres sí. Opera en base al individuo y sus atracciones, en un momento dado. La orientación puede fluctuar a lo largo de la vida, pero necesariamente se da con las personas del sexo opuesto, el mismo sexo, ambas cosas o ninguna.

¿Qué significa “transicionar”?

En la jerga de la comunidad transgénero, se emplea el término “transición” o “transicionar” para referirse al proceso de cambio de género y/o de sexo, para avanzar hacia aquel que mejor se ajusta a la identidad de género del individuo. Así, un individuo masculino puede transicionar hacia lo femenino, o viceversa, con el propósito de superar la disforia de género, esto es, el malestar psíquico y emocional que produce la discrepancia observable entre la identidad de género y el sexo biológico.

En qué consiste exactamente el proceso de transición, sin embargo, puede variar dependiendo del individuo. En algunos casos, basta con asumir una nueva expresión de género: cambiar el nombre propio, la forma de vestir y la forma de relacionarse con los demás; mientras que en otros casos se pueden recibir tratamientos hormonales para inducir al propio cuerpo a reflejar los rasgos secundarios del sexo contrario, e incluso cirugías de reasignación de sexo.

No todas las personas transgénero llegan hasta los mismos extremos en su transición. Aquellos que se someten a cirugías de reasignación de sexo se les conoce, además, como transexuales.

¿Qué es la transfobia?

Se entiende por “transfobia” al miedo y/o rechazo irracionales a las personas trans. Este término es equivalente al de “homofobia”, en el caso del rechazo a los homosexuales, pero se usa específicamente para referirse al odio hacia la comunidad trans.

La transfobia se manifiesta de diferentes maneras, algunas más sutiles que otras, desde la marginación social y la violencia selectiva, hasta la pérdida de derechos civiles. La discriminación laboral, social y legal hacia las personas transgénero es un fenómeno bien documentado y contra el cual luchan numerosos colectivos sociales del movimiento LGBTQ.

Otras identidades de género

Otras identidades de género conocidas son:

  • Cisgénero. Es propia de las personas cuyo género y sexo coinciden o tienden a ser mayormente equivalentes. Es decir, personas masculinas que se identifican como hombres y personas femeninas que se identifican como mujeres.
  • Agénero. Es propia de las personas que no se identifican con ninguna identidad de género existente, y por lo tanto carecen de un género estable o tienen un género neutro.
  • Bigénero. Es propia de las personas que se identifican con dos identidades de género de manera simultánea, por ejemplo, las personas que se sienten hombres y mujeres al mismo tiempo.
  • Genderqueer. Es propia de las personas que no se identifican con ninguna de las identidades de género tradicionales, sino con una mezcla de ambas o con una identidad de género “otra”, que escapa al espectro conocido.

Sigue con: Libertad sexual

Referencias

¿Cómo citar?

"Transgénero". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/transgenero/. Última edición: 12 de agosto de 2022. Consultado: 01 de febrero de 2023

Sobre el autor

Última edición: 12 agosto, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)