Trabajo intelectual

Te explicamos qué es el trabajo intelectual, sus características y ejemplos. Además, te contamos en qué se diferencia del trabajo manual.

El trabajo intelectual abarca las tareas que no requieren de un esfuerzo físico sino mental.

¿Qué es el trabajo intelectual?

El trabajo intelectual es la labor que requiere de un esfuerzo mental, es decir, de la capacidad de pensamiento y del manejo de los saberes, ya se trate de la teorización en abstracto, o de la resolución de problemas prácticos y la toma de decisiones en la vida cotidiana. En ello se distingue del trabajo manual, que requiere de un esfuerzo físico o corporal para realizarse.

El término intelectual, vinculado con el de inteligencia o intelecto, proviene de las voces latinas inter (“entre”) y lectus (“leídos” o “escogidos”). Se empleaba en la Antigüedad clásica para referirse a quienes se dedicaban al cultivo de las artes y las ciencias. Eso no quiere decir, sin embargo, que el trabajo intelectual tenga que ver únicamente con labores espiritualmente elevadas: cualquier tarea que no requiera de un esfuerzo físico sino mental se puede entender como una tarea del intelecto.

Existen, de hecho, distintos ámbitos cotidianos en los que se pone en práctica el trabajo intelectual, como el pensamiento lógico y matemático, la creatividad artística y literaria, la investigación documental, la enseñanza o la reflexión teórica, por ejemplo. Estas formas de la actividad intelectual tienen en común la necesidad de comprender, manejar y transmitir una información, por lo que el lenguaje constituye, normalmente, su herramienta principal.

El trabajo intelectual es llevado a cabo, en la mayoría de los casos, por los intelectuales de la sociedad: profesionales del pensamiento, el cálculo y la reflexión, como pueden ser escritores, filósofos, profesores, científicos, arquitectos, políticos y otros profesionales encargados del diseño, la conducción y la planificación de la sociedad.  

Puede servirte: Competencias profesionales

Características del trabajo intelectual

A grandes rasgos, el trabajo intelectual se caracteriza por lo siguiente:

  • No requiere de un esfuerzo físico o corporal, sino de un esfuerzo mental y de la aplicación de ciertos conocimientos.
  • Es llevado a cabo por individuos formados intelectual o profesionalmente, es decir, que han recibido un conocimiento especializado y pueden, por lo tanto, pensar ciertos temas y resolver ciertos problemas.
  • Puede consistir en labores de pensamiento abstracto (reflexión teórica) o en la resolución de problemas cotidianos (pensamiento práctico).

Importancia del trabajo intelectual

El trabajo intelectual es fundamental para la innovación y el progreso de la sociedad. La posibilidad de debatir ideas, alimentar la creatividad, pensar problemas y diseñar soluciones es una de las grandes herramientas con que cuenta la humanidad para adaptar el mundo a sus necesidades.

La invención, por ejemplo, de nuevas herramientas que faciliten la labor manual o que resuelvan problemas cotidianos sería imposible sin individuos dedicados completamente a pensar en ello. De hecho, la labor intelectual se hace posible históricamente a raíz de que el éxito de la agricultura permitió generar más alimentos de los estrictamente necesarios para sobrevivir, lo cual permitió que un sector de la sociedad primitiva se dedicara a pensar soluciones para sus problemas y formas de mejorar lo existente.

En la actualidad, la labor intelectual es, además, la que mayores dividendos genera en la sociedad y la que mayor impacto tiene en su desarrollo, su crecimiento y su bienestar.

Ejemplos de trabajo intelectual

Algunos ejemplos de trabajo intelectual son:

  • La escritura de un libro de filosofía.
  • La enseñanza de cálculo diferencial a estudiantes universitarios.
  • El diseño de un nuevo empaque para un producto alimenticio.
  • La planificación de políticas sociales para enfrentar la pobreza.
  • El diseño de un método de organización de la información que resulte más eficiente.
  • El cálculo del combustible necesario para llevar un cohete a la Luna.
  • La escritura de una reseña de un filme en cartelera.
  • El diseño de una prenda de vestir.
  • La investigación de un tratamiento para curar una enfermedad terminal.

Diferencia entre trabajo intelectual y trabajo manual

La diferencia esencial entre el trabajo manual y el trabajo intelectual tiene que ver con el tipo de esfuerzo requerido para realizar el trabajo. Si dicho esfuerzo involucra el cuerpo y la fuerza física, se trata de una labor manual; mientras que si involucra la mente y los saberes, se trata de una labor intelectual.

Esto, a su vez, trae consigo otras distinciones importantes, como que solo aquellos individuos que han recibido la formación adecuada son capaces de llevar a cabo una labor intelectual como se debe, mientras que las labores manuales pueden ser desempeñadas, en principio, por cualquier individuo. Esta diferencia permite que las labores intelectuales sean mejor remuneradas que las labores manuales.

Por ejemplo, para diseñar un algoritmo informático hace falta un profesional de la computación, que tenga los conocimientos adecuados; mientras que cualquier persona con un mínimo entrenamiento puede desempeñar un oficio de barrendero.

Algunos pensadores de orientación marxista, como el italiano Antonio Gramsci (1891-1937), se oponen a la distinción entre trabajo manual e intelectual, y alegan que “…una labor puramente mecánica no existe”, es decir, que incluso en las más simples labores manuales se requiere de un ejercicio del intelecto. Sin embargo, esta distinción es esencial para la organización del trabajo en la sociedad moderna.

Sigue con: Diferencias entre oficio y profesión

Referencias

  • A Community of Inquiry. (2018). “Intellectual Labour”. En Burnett, D., Rickard, M. y Terekhov, J. (Eds). Keywords;: For Further Consideration and Particularly Relevant to Academic Life. pp. 43-48.
  • Diccionario Etimológico Castellano En Línea. “Radicación de la palabra intelectual”. https://etimologias.dechile.net/
  • Frasinelli, P. (2003). “A note on intellectual labor”. A Journal for Academic Labor. https://louisville.edu/
  • Ortiz, R. (2021). Sobre el trabajo intelectual. Trad. Ada Solari. Editorial UNQ.
  • Ruiz Tarragó, F. (1999). “Trabajo intelectual, información y tecnología digital”. Educar (25). pp. 21-32.

¿Cómo citar?

"Trabajo intelectual". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/trabajo-intelectual/. Última edición: 23 de noviembre de 2023. Consultado: 02 de marzo de 2024

Sobre el autor

Última edición: 23 noviembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)