Concepto de
Coeficiente Intelectual

Te explicamos qué es el coeficiente intelectual, cómo se mide y qué significa cada puntuación. Además, diversos tests para evaluarlo.

coeficiente intelectual
El coeficiente intelectual es una herramienta estimativa de la inteligencia.

¿Qué es el coeficiente intelectual?

Se llama coeficiente intelectual o cociente intelectual, abreviado CI, a una herramienta estimativa de la inteligencia general de los individuos, obtenida mediante una medición especializada conocida popularmente como “test”.

Es decir, se trata de una cifra que intenta englobar las capacidades intelectuales de una persona, para así poder compararla y relacionarla estadísticamente con el promedio.

Este término se empleó por primera vez en 1912, cuando el psicólogo William Stern, de la Universidad de Breslavia, quiso dar nombre a un nuevo método para puntuar los resultados del test de inteligencia infantil inventado en 1905 por Alfred Binet y Théodore Simon.

Así, la Escala de Inteligencia Stanford-Binet nació en 1916, convirtiéndose en la prueba de inteligencia más popular de loso Estados Unidos en esa época, y universalizando el nombre cociente intelectual.

Sin embargo, hay que decir que coeficiente intelectual es un concepto hoy en día muy debatido, que posee numerosos detractores. Investigadores como el libanés Nassim Taleb (1960) han demostrado que se trata de un concepto estadísticamente inválido, dado que el cerebro humano es lo tan complejo que sus capacidades no pueden reducirse a una mera cifra.

Otros incluso lo tildan de ser una pseudociencia. Sin embargo, hay quien lo considera un factor revelador de las cualidades de un sujeto en cuanto a rendimiento académico o laboral, o incluso como una aproximación al desempeño mental de las poblaciones.

Puede servirte: Teoría de las inteligencias múltiples

¿Cómo se mide el coeficiente intelectual?

Antes que nada, debemos entender que la inteligencia no es lo mismo que el conocimiento, ni que la rapidez mental. De hecho, no es un concepto universalmente comprendido.

Sin embargo, se puede decir que la inteligencia es la capacidad para adaptar el pensamiento a las dificultades que aparezcan y hallar una solución apropiada. Por lo tanto, los valores de un test de inteligencia deben siempre tomarse como una aproximación o un indicador, no como valores absolutos.

Los test de CI suelen medir el coeficiente intelectual en una escala numérica que suele ir del 0 hasta el 200 (o por encima). Así, se obtienen los siguientes renglones:

  • De 0 a 4: Capacidad cognitiva nula. La persona no sabe leer, ni escribir, ni comunicarse con otros seres humanos, y existe al margen de una cultura determinada, como los “niños salvajes”.
  • De 5 a 19: Discapacidad cognitiva profunda. Generalmente se trata de individuos con enfermedades neurológicas identificables, incapacitados para casi todas las tareas que no cuenten con supervisión especializada.
  • De 20 a 34: Discapacidad cognitiva grave. El individuo presenta una discapacidad intelectual reconocible que limita su formación laboral y académica, permitiendo apenas el desempeño de las tareas más simples y el cálculo más básico, dado el acompañamiento adecuado.
  • De 35 a 54: Discapacidad cognitiva moderada. Individuos que, a pesar de su evidente discapacidad intelectual, pueden integrarse a la vida en sociedad y desempeñar trabajos no calificados o semicalificados, siempre bajo supervisión. Dada la enseñanza correcta, pueden adquirir destrezas para su cuidado personal.
  • De 55 a 69: Discapacidad cognitiva leve. Se conoce a este peldaño como la “etapa educable”, en el sentido de que pueden ser educados para una vida independiente o dentro de una institución, pero con un amplio margen de independencia. Su discapacidad se hace notoria luego de transitadas las primeras etapas de la infancia, o cuando deban enfrentar a situaciones de estrés o exigencia intelectual o emocional.
  • De 70 a 84: Inteligencia límite. Lo que comúnmente se denomina “retraso ligero” o “dificultades para el aprendizaje”, suele oscilar en este renglón. Muchos de los niños que fracasan escolarmente presentan este nivel de resultados.
  • De 85 a 99: Debajo de la media. Se trata de individuos perfectamente normales, útiles y saludables, pero que presentan niveles de inteligencia por debajo del promedio de la población. Muchas veces ello ni siquiera es perceptible, y no suelen presentar problemas para integrarse a la sociedad.
  • De 100: Media intelectual establecida. Se trata de un valor no absoluto. Cada década aumenta en tres puntos para mantenerse siempre en 100, ya que en principio las generaciones se hacen más y más inteligentes. Pero se trata, para efectos de la medición, del punto medio de la escala, donde está el gran porcentaje de la población humana.
  • De 101-114: Por encima de la media. Sin ser precisamente superdotados, los individuos en este nivel manifiestan una inteligencia por encima del promedio, que puede destacar o hacerse evidente en ocasiones puntuales, y del resto pasar totalmente desapercibida.
  • De 115 a 129: Inteligencia brillante. Individuos con una inteligencia notoriamente superior al promedio, especialmente si sus condiciones de vida permiten el aprovechamiento de sus capacidades. La media de los profesionales de desempeño más exigente en occidente, por ejemplo, es de 125 puntos.
  • De 130 a 139: Superdotación intelectual. Generalmente se llama “superdotados” a los individuos con una puntuación superior a 130, lo cual los ubica por encima del 98% de la población mundial. Las mentes más brillantes de la ciencia suelen estar en este rango, o incluso más arriba.
  • De 140 a 154: Genialidad intelectual. Una persona de cada 1000 posee este nivel intelectual, y constituye lo que comúnmente llamamos “genios”, o sea, personas excepcionalmente dotadas en algún tipo de ejercicio o campo intelectual, a menudo capaces de patrones de pensamiento totalmente radicales y distintos, lo cual a su vez implica numerosos problemas psicológicos.
  • De 155 a 174: Alta capacidad intelectual. Se trata de individuos con modelos de pensamiento tan radicalmente distintos al resto, que a menudo presentan síndromes y trastornos emocionales y sociales como resultado de su enorme alejamiento de la media de inteligencia humana. En ocasiones sería virtualmente imposible entenderse con quienes estén 20 puntos por debajo de su nivel en el espectro.
  • De 175 a 184: Inteligencia excepcional. Una de cada 700.000 personas del mundo posee este nivel de intelecto, el cual le permite adelantos excepcionales en el recorrido educativo, perspectivas geniales a tempranas edades y otras capacidades geniales, lo cual a menudo requiere de modelos educativos especiales y una vida radicalmente distinta de la del promedio.
  • De 185 a 201: Inteligencia profunda. Estos rangos de capacidad intelectual son tan raros (uno en cada 18 millones de personas) que resulta difícil describirlos y comprenderlos. Baste con decir que se trata de los valores más altos y raros de la escala.

Coeficiente intelectual promedio

El promedio intelectual según este tipo de indicadores está establecido por convención en 100 puntos. Ello significa que la mayoría de las personas del mundo obtienen valores cercanos (levemente por encima o levemente por debajo) de 100, lo cual representa el promedio mundial de la humanidad, definido por convención estadística.

Tabla de coeficiente intelectual

tabla coeficiente intelectual

Tests de coeficiente intelectual

Algunos tests en línea para conocer nuestro coeficiente intelectual son los siguientes:

Sigue con: Habilidades cognitivas

Referencias:

  • “Cociente intelectual” en Wikipedia.
  • “¿Cómo se mide el coeficiente intelectual y cómo conocer el propio?” en Clarín.
  • “El cociente intelectual puede variar a lo largo de la vida” en MUY Interesante.

Última edición: 7 de septiembre de 2020. Cómo citar: "Coeficiente Intelectual". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/coeficiente-intelectual/. Consultado: 21 de octubre de 2020.