Países que hablan portugués

Te explicamos qué países hablan portugués y cuáles son las características de esta lengua. Además, te contamos la historia del idioma portugués.

Países que hablan portugués
Con 270 millones de hablantes nativos, el portugués es la lengua más hablada del hemisferio sur.

¿En qué países se habla portugués?

El portugués es una lengua romance (es decir, descendiente del latín) de origen europeo y perteneciente a la familia de las lenguas indoeuropeas. Su antecesor directo fue el galaicoportugués. Es la novena lengua más hablada del mundo, con unos 270 millones de hablantes nativos, y la más hablada del hemisferio sur del planeta.

Conocida como “la lengua de Camões”, el máximo poeta del idioma, la lengua portuguesa es la lengua oficial de ocho países en Europa, África, América y Asia, y se habla también en su forma criollizada en las distintas regiones que formaron parte de las colonias portuguesas en el mundo. Además, durante el siglo XX el pueblo portugués emigró abundantemente hacia países de habla hispana, germana y anglosajona, en los que existe aún presencia del idioma por parte de las comunidades migrantes.

La presencia e importancia internacional de la lengua portuguesa propició el surgimiento en 1996 de la Comunidad de Países de la Lengua Portuguesa, una entidad multilateral de naciones lusohablantes, con sede en Lisboa, Portugal. Dicha organización auspicia el Instituto Internacional de la Lengua Portuguesa, encargado de la difusión, estudio y enriquecimiento del portugués a nivel mundial.

Ver además: Países que hablan español

Historia del idioma portugués

El portugués surgió en la península ibérica, fruto de la larga evolución del latín vulgar o latín hablado que los romanos llevaron a los pueblos celtíberos de la región en el siglo III a. C. Los romanos bautizaron aquellas regiones como Lusitania y Gallaecia, precursoras históricas de las modernas Portugal y Galicia. La variante del latín que se hablaba en estas regiones estaba fuertemente influenciada por el idioma de los celtas, que carecía de escritura.

Más adelante, el latín de esta región recibió un importante aporte de los pueblos suevos y visigodos, quienes se establecieron en la zona tras la caída del Imperio romano en el siglo V d. C. Cuando esto último ocurrió, la uniformidad lingüística se fracturó, dado que los distintos pueblos hablaban el latín a su propia manera, y eso condujo a la creación de nuevos dialectos, algunos bastante distintos entre sí, como fueron el catalán, el galaico-portugués y las lenguas hispánicas (castellano, aragonés, leonés, asturiano, entre otras).

Algo similar ocurrió en el año 711, cuando se produjo la invasión musulmana de la península ibérica y buena parte de ella quedó bajo control del al-Ándalus. Este régimen islámico, en comparación con la Europa medieval, era portador de una gran riqueza cultural y científica, y de una importante tolerancia cultural que no solo les permitió a los dialectos latinos seguir existiendo, sino que contribuyó con ellos ampliamente, especialmente en materia lexical y fonética.

Ya en el siglo IX aparecieron en la región norte de Portugal los primeros textos escritos en una lengua independiente, aunque acompañados continuamente por frases en latín. Muchos de ellos tenían que ver con el Condado Portucalense, fundado en 868 durante los primeros esfuerzos por expulsar de la península ibérica a los árabes (la Reconquista).

Pero recién con el nacimiento del Reino de Portugal en 1139, con la coronación de Alfonso I de Portugal (1109-1185) y el triunfo en la batalla de Ourique contra los musulmanes, el idioma vernáculo dio sus primeros pasos hacia el establecimiento como lengua nacional.

Llamado “latín vulgar” en ese entonces, el galaico-portugués (o portugués medieval) pasó a ser en 1290 el idioma sustituto del latín clásico en la corte real y en los estudios de la primera universidad portuguesa (el Estudo general fundado por el rey Dionisio I de Portugal). Apenas seis años después ya era el idioma de la cancillería y en el que se componía la poesía local, y desde finales del siglo XIII hasta el siglo XIV vivió una época de esplendor y florecimiento cultural en la región.

A comienzos del siglo XV, el galaico-portugués fue presentando sus primeras divisiones, a raíz de la separación política y territorial entre el reino de Portugal y la región de Galicia, bajo control de la naciente monarquía española (castellana). Así, a medida que la variante portuguesa centro-meridional se instituía como norma culta del idioma, se comenzó a distinguir formalmente el idioma portugués del gallego.

La época de expansión de la lengua portuguesa tuvo lugar entre los siglos XV y XVI, a raíz de la competencia imperial entre España y Portugal por la conquista de América, y del uso del portugués como lingua franca entre Europa y Asia, dada la importancia de los navegantes y exploradores portugueses en la fundación de rutas comerciales marítimas hacia el Oriente. A partir de entonces, el portugués se habló no solo en Brasil, sino también en India, Ceilán (Sri Lanka), Malasia, Indonesia, y regiones de China y de Japón.

Asimismo, la lengua se extendió también hacia el África, cuando el Imperio colonial y comercial de Portugal estableció colonias en Angola, Mozambique, Timor Oriental, Guinea-Bisáu, Cabo Verde y otras regiones del continente, que tuvieron un rol fundamental en el comercio de esclavos hacia las plantaciones del llamado “Nuevo Continente”.

Características del portugués

Los rasgos generales del idioma portugués son los siguientes:

  • Es una lengua romance, derivada del latín y emparentada con el español, el francés, el gallego y el catalán, entre otras. Al mismo tiempo, presenta una gran influencia del árabe, el cartaginés, el fenicio y el celta.
  • Se distingue de sus lenguas hermanas en muchos aspectos no solo fonéticos y lexicales, sino gramaticales, guardando ciertas similitudes con el latín vulgar y con el español antiguo. Además, tiene un sistema fonológico complejo, con 9 fonemas vocálicos y 19 consonánticos, así como 10 diptongos orales y 5 nasales.
  • Ha sido reformado ortográficamente en cinco ocasiones: 1911, 1943, 1945, 1971 y 1990. En esta última se establecieron normas comunes para todos los países de habla portuguesa.
  • Se lo suele llamar luso o lusitano, en referencia a los pueblos prerromanos de la región (que los romanos bautizaron “Lusitania”). Al hecho de hablar del portugués se le dice lusofonía.

Países que hablan portugués

Países que hablan portugués mapa
El portugués es lengua oficial, cooficial o minoritaria en casi una veintena de países.

El portugués es una importante lengua internacional, cuya mayor cantidad de hablantes se encuentra en Brasil (81 %), Portugal (4 %), Angola (4 %) y Mozambique (3 %), pero que tiene presencia en otras entidades nacionales. El portugués es lengua oficial, cooficial o minoritaria en casi una veintena de países.

País % de ciudadanos lusófonos Cantidad de hablantes de portugués Estado de la lengua
Portugal 99 % 10.262.000 hab. Idioma oficial
Angola 71 % 20.426.700 hab. Idioma cooficial
Argentina 1,9 % 802.341 hab. Idioma minoritario
Brasil 95,59 % 198.700.000 hab. Idioma oficial
Cabo Verde 89,9 % 450.526 hab. Idioma oficial
España 0,08 % 40.000 hab. Idioma minoritario
Guinea-Bisáu 15 % 1.460.253 hab. Idioma oficial
Guinea Ecuatorial 1,18 % 21.000 hab. Idioma cooficial
India 0,005 % 65.000 hab. Idioma minoritario
Japón 0,3 % 467.150 hab. Idioma minoritario
Macao (China) 2 % 13.000 hab. Idioma cooficial
Mozambique 50,3 % 12.600.000 hab. Idioma oficial
Paraguay 8,9 % 600.000 hab. Idioma minoritario
Santo Tomé y Príncipe 95 % 183.742 hab. Idioma oficial
Sudáfrica 1,13 % 600.000 hab. Idioma minoritario
Timor Oriental 31,94 % 339.541 hab. Idioma cooficial
Uruguay 25,9 % 854.441 hab. Idioma minoritario
Venezuela 1,6 % 527.700 hab. Idioma minoritario

Dialectos y variantes del idioma portugués

macao-Países que hablan portugués
En Macao se habla tanto chino como portugués.

La lengua portuguesa, como ocurre con la mayoría de las lenguas coloniales, tiene una gran cantidad de dialectos y variantes geográficas, así como de criollizaciones e hibridaciones fruto de la expansión de la lengua hacia otros continentes y el contacto sostenido con otras culturas. Los principales dialectos del portugués son:

  • Dialecto europeo. Se refiere a la forma típica de hablar portugués en Portugal, la cual presenta diferencias más o menos marcadas dependiendo de la región del país, o si se trata del portugués hablado en las islas Azores o en Madeira. En general, se considera como norma culta el portugués de la región centro-meridional del país, como el hablado en Lisboa y la Universidad de Coímbra, un portugués más rígido y cerrado en comparación con sus variantes americanas.
  • Dialecto brasileño. Se refiere al portugués hablado en las distintas regiones del Brasil, que presenta diferencias de vocabulario, pronunciación y algunas pocas discrepancias ortográficas respecto de la variante europea, a pesar de que se trata en realidad de un conjunto de dialectos, dado el enorme tamaño y cantidad de población de Brasil. Sin embargo, tienen rasgos comunes, como el uso de você en lugar de tu. Los principales dialectos brasileños son el nordestino (estados de Alagoas, Maranhão, Piauí, Paraíba, Pernambuco), el baiano (Bahia y Sergipe) el paulistano (São Paulo), el gaúcho (Rio Grande do Sul), el fluminense (Rio de Janeiro y Espíritu Santo) y el sertão (Goiás, Mato Grosso y Mato Grosso do Sul).
  • Dialecto de Angola. Se refiere al portugués angoleño, la variante con más hablantes de toda África. A pesar de ser la lengua oficial y la norma culta universitaria, el portugués se encuentra en constante interferencia e hibridación con las demás lenguas locales, por lo que junto a la variante (de menor intensidad) mozambiqueña, se trata de uno de los dialectos lusos de más variedad y diversificación. Su pronunciación es bastante diferente de las variantes europea y americana, con una cadencia propia y un léxico muy adaptado a la realidad local.
  • Dialecto de Macao. Se refiere al dialecto portugués hablado en la región administrativa especial china de Macao, distinto del criollo macaense, un híbrido nacido en esta región asiática. El portugués de Macao difiere de las variantes de Europa y América tanto en su gramática como en su pronunciación y cadencia, ya que se trata de una variante más fiel al portugués medieval que llegó de la mano de los exploradores del siglo XVI. Y además, naturalmente, el léxico de esta variante se ha adaptado a la realidad cultural china.
  • Dialecto oliventino. Se refiere al dialecto portugués hablado en la región de Olivenza y de Táliga, en la provincia española de Badajoz. Este dialecto surge a raíz de que estos dos municipios españoles fueron parte del Reino de Portugal entre 1297 y 1801. Se trata de un portugués muy similar al hablado en la región portuguesa de Alentejo, y que experimenta actualmente un marcado proceso de castellanización, por lo que se considera una variante en vías de extinción.

Influencia del portugués en otros idiomas

El portugués, en tanto lengua colonial, ha dejado su impronta en otras lenguas del mundo, aportando términos y usos (conocidos como lusitanismos) y dando nacimiento a variantes criollas en distintos territorios asiáticos y africanos, como el criollo macaense, el criollo caboverdiano, el criollo forro, el criollo indo-portugués o el papiamento. De sus encuentros con el español ha surgido también el portuñol, una especie de lengua intermedia entre las dos.

Sigue con: Países que hablan francés

Referencias

¿Cómo citar?

"Países que hablan portugués". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/paises-que-hablan-portugues/. Última edición: 31 de octubre de 2022. Consultado: 12 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 31 octubre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)