Líquido

Te explicamos qué es un líquido, cuáles son sus propiedades y múltiples ejemplos. Además, te contamos qué es la fluidez de los líquidos.

Varios líquidos se encuentran en contenedores de diferentes formas.
Los líquidos asumen la forma del recipiente que los contenga.

¿Qué es un líquido?

El estado líquido es uno de los cuatro estados de agregación de la materia, junto con los estados sólido, gaseoso y plasmático, es decir, uno de los cuatro modos en que se presenta la materia en el universo. Pero a diferencia del resto, los líquidos se caracterizan por ser fluidos y no tener forma fija, sino que asumen la del recipiente que los contenga. Esto se debe a que sus partículas se relacionan entre sí de una manera laxa, intermedia entre la rigidez de los sólidos y la dispersión de los gases.

Aunque la mayoría de la materia del universo existe en forma de gas, casi todas las sustancias conocidas pueden existir como líquidos, siempre y cuando estén dadas las condiciones de presión y temperatura adecuadas. De hecho, un incremento en la temperatura puede convertir un líquido en gas (evaporación), tanto como una disminución de temperatura puede convertirlo en sólido (congelación). Aun así, los líquidos presentan mayor semejanza con los sólidos que con los gases, y es por esto que se les considera parte de la “materia condensada”.

A grandes rasgos, los líquidos pueden ser de dos tipos:

  • Líquidos puros, compuestos por una misma sustancia.
  • Líquidos mixtos, compuestos por dos o más líquidos mezclados o por un líquido y uno o varios sólidos disueltos en él.

Ver además: Sólido, líquido y gaseoso

Propiedades de los líquidos

Un insecto se desliza sobre la superficie del agua.
La tensión superficial permite que algunos insectos se desplacen sobre el líquido sin hundirse.

Los líquidos presentan las siguientes propiedades físicas:

  • Carecen de forma definida, es decir, adquieren la del recipiente donde están contenidos.
  • Son incompresibles, esto es, no pueden comprimirse, por lo que su volumen es casi constante.
  • Presentan, al igual que los sólidos, una alta densidad, pero a diferencia de ellos, tienen la capacidad de fluir, esto es, de pasar por cualquier orificio siempre y cuando el recipiente de destino esté al mismo nivel. Esto se debe a que el líquido puede deformarse sin necesidad de ejercer tensión mecánica.
  • Tienen viscosidad, esto es, resistencia a fluir libremente, dependiendo de la naturaleza del líquido. A mayor viscosidad, más lento será el flujo.
  • Son adherentes, o sea, se sujetan a las superficies, lo cual permite la humectación (dicho de otro modo, mojar).
  • Tienen tensión superficial, que es una fuerza manifiesta en su superficie, capaz de resistir hasta cierto punto la deformación causada por otro cuerpo. Esta fuerza es la que permite, por ejemplo, que las hojas de los árboles floten sobre el agua de un lago sin hundirse.
  • Tienen capilaridad, esto es, la capacidad de ir contra la gravedad en determinados materiales cuando su fuerza de adhesión supera a su fuerza de cohesión. Por ejemplo, cuando se empapa el extremo de una tela colgada, la humedad puede ascender por la tela hasta un cierto punto.

¿Qué es la fluidez de los líquidos?

La fluidez es una de las principales propiedades de los líquidos, que comparten con los gases. Esta propiedad les permite deformarse y atravesar un agujero por pequeño que sea, así como derramarse hacia una superficie diferente. Las sustancias dotadas de esta propiedad se conocen como fluidos.

Más en: Propiedades de los fluidos

Ejemplos de líquidos

Un aceite se introduce en el motor de un automóvil.
Algunos líquidos, como el aceite, tienen mayor viscosidad.

Algunos ejemplos de sustancias líquidas, tanto puras como mixtas, son:

  • El agua, el líquido más abundante del planeta.
  • La lava volcánica, mientras se mantenga caliente.
  • La sangre humana o animal.
  • La leche de los mamíferos.
  • El mercurio, único metal líquido a temperatura ambiente.
  • El queroseno, combustible derivado del petróleo.
  • El agua oxigenada de los botiquines de primeros auxilios.
  • El aceite de girasol que se emplea para cocinar.
  • El ácido sulfúrico presente en la lluvia ácida.
  • El aceite de oliva que se emplea para cocinar.
  • La acetona que se utiliza como solvente.
  • El sudor que segregan las glándulas de la piel.
  • La savia de las plantas y árboles.
  • El gas natural sometido a altas presiones (licuado) dentro de una bombona.
  • La tinta del interior de los bolígrafos.
  • El vinagre o ácido ascético.
  • La orina que segregan los riñones de los animales.
  • Las pinturas de caucho para interiores o exteriores.
  • La hemolinfa de los insectos y otros artrópodos.
  • El veneno que segregan las serpientes.
  • La nitroglicerina, un compuesto líquido altamente explosivo.
  • El cloroformo, un líquido incoloro y de olor penetrante usado en la industria química.
  • El jugo de limón u otras frutas cítricas exprimidas.
  • Las infusiones de té u otras hierbas.
  • La brea, un líquido negro orgánico de tanta viscosidad que parece sólido.
  • La saliva generada en la boca humana.
  • El alcohol etílico, producto de la fermentación de sustancias naturales.
  • La gasolina refinada a partir de ciertos derivados del petróleo.
  • El metanol, también llamado alcohol de madera o alcohol de quemar.
  • Las disoluciones de cloro empleadas como limpiador y disolvente.

Los demás estados de la materia

Además del estado líquido, la materia puede existir en otros tres estados físicos:

  • El estado sólido, en el que las partículas se encuentran estrechamente organizadas, tanto es así que ejercen una importante resistencia a los cambios de forma y de volumen. Se trata de un estado de condensación muy cohesionado, que sin embargo puede hacerse líquido mediante la introducción de energía calórica.
  • El estado gaseoso, en el que las partículas se encuentran mucho más dispersas y separadas que en el estado líquido, por lo que la sustancia no tiene forma y volumen propios, sino que adopta los del recipiente o ambiente que lo contenga. Los gases presentan una débil interacción entre sus partículas, pero a través del incremento de la presión pueden obligarse a adquirir la forma líquida (licuefacción).
  • El estado plasmático, en el que las partículas se encuentran en un estado de dispersión similar al gaseoso, pero al mismo tiempo están cargadas electromagnéticamente (ionizadas). El plasma es el estado de agregación de la materia más abundante del universo, cuyo gran y principal ejemplo es el Sol.

Sigue con: Propiedades de la materia

Referencias

¿Cómo citar?

"Líquido". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/liquido/. Última edición: 15 de febrero de 2023. Consultado: 14 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 15 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)