Concepto de
Estado plasmático

Te explicamos qué es el estado plasmático, cómo se producen y sus propiedades. Además, los tipos de plasma y ejemplos.

Estado Plasmático
Una sustancia en estado de plasma es un gas ionizado.

¿Qué es el estado plasmático o plasma?

Se conoce como plasma o estado plasmático a uno de los cuatro estados de agregación de la materia, junto con el líquido, sólido y gaseoso. Cuando se habla de una sustancia en estado plasmático nos referimos específicamente a un gas ionizado, o en otras palabras, a un gas cuyos átomos han sido despojados de parte de sus electrones originales, y se han cargado eléctricamente (no poseen equilibrio electromagnético).

Esto quiere decir que el estado plasmático es, en principio, semejante al gaseoso, pero con muy distintas propiedades a las de un gas frío. Entre ellas se cuentan la tendencia del plasma a conducir efectivamente la electricidad, o su gran respuesta hacia los campos magnéticos.

El plasma no es un estado frecuente en la cotidianidad. Puede obtenerse mediante un proceso de ionización de los gases, tan simple a veces como calentarlos para hacer que sus partículas vibren más velozmente. Otros medios para ello son la magnetización o la aplicación de electricidad, y otros procesos artificiales.

Asimismo, se puede hacer a un plasma retornar a un estado gaseoso, mediante un proceso cualquiera de desionización: por ejemplo, retirar calor a la sustancia y permitir a sus partículas recuperar así sus electrones perdidos, ganando estabilidad y volviendo a ser un gas.

Existen dos tipos conocidos de plasma:

  • Plasma frío, el más inofensivo para los seres vivos, ya que no causa quemaduras ni es dañino, pues sus partículas no se mueven tan velozmente como lo hacen, en cambio, sus electrones.
  • Plasma caliente, cuyos átomos están chocando entre sí repetidamente al desplazarse y perder electrones, generando en el proceso cantidades variables de luz y de energía calórica.
  1. Ejemplos de estado plasmático o plasma

Lampara de Plasma
La lámpara de plasma fue inventada por Nicola Tesla.

Algunos ejemplos de materia en estado plasmático son:

  • El Sol. El astro rey es una gran bola de gases en perpetua reacción, cuyas reacciones son tan violentas y gravedad tan masiva que sus partículas se comprimen y alcanzan el estado plasmático.
  • El fuego. Nunca ha sido fácil responder a qué cosa es el fuego, esa llama capaz de generar luz y calor: es un plasma caliente.
  •  Lámparas de plasma. Las llamadas “bolas de plasma” o “esferas de plasma” son artefactos decorativos o lúdicos inventados por Nicola Tesla en sus experimentos con electricidad de alta frecuencia. No es más que una mezcla de gases a baja presión en un recipiente transparente, a la que se inyecta electricidad de alta frecuencia y alto voltaje, logrando un campo eléctrico.
  • Luces de neón. Las tan frecuentes lámparas o bombillas de neón emplean este elemento (un gas noble) para lograr un plasma brillante y frío, que es bastante seguro, poco reactivo (ya que se trata de neón) y muy funcional.
  • Los relámpagos. Veloces y muy calientes (27.000 °C) los relámpagos son formas de plasma que surgen en la atmósfera, cuando los gases en ella se hallan cargados eléctricamente durante el ciclo hidrológico, y generan así una descompensación del campo electromagnético, que a través de una descarga violenta intenta restituir el balance.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Conceptos (2018). "Estado plasmático". Recuperado de: https://concepto.de/estado-plasmatico/


Citar

Citado APA: (A. 2018,08. Concepto de Estado plasmático. Equipo de Redacción de Concepto.de. Obtenido 2018,09, de https://concepto.de/estado-plasmatico/)

Citar

Citado Enciclopédico: Equipo de Redacción de Concepto.de, 2018,08. Concepto de Estado plasmático. Editorial Concepto.de (Enciclopedia online). Argentina.