Consulado

Te explicamos qué es un consulado, cuáles son sus funciones y en qué se diferencia de una embajada. Además, qué es una misión diplomática.

El consulado de Paraguay está ubicado en una casona con jardín.
Los consulados asisten a los ciudadanos de un país que se encuentran en el extranjero.

¿Qué es un consulado?

Un consulado es una institución de representación de la administración pública de un país en territorio extranjero, similar a las embajadas, cuyo propósito es brindar determinados servicios públicos a sus ciudadanos nacionales. Normalmente está a cargo de un cónsul, un funcionario público de carácter no político, designado por el Ministerio de Relaciones Exteriores para asistir a sus compatriotas en el extranjero.

Los términos “cónsul” y “consulado” provienen del latín consulere, verbo que significa “reflejar”, “consultar”, “pedir consejo” o “juzgar correctamente”. En la Antigua Roma, los cónsules eran los magistrados máximos del poder ejecutivo, cuyo poder estaba sometido al arbitrio y al consejo del senado en determinados asuntos de interés nacional. De allí surgió el nombre del cargo, por etimología popular.

En los siglos posteriores, sin embargo, el término “cónsul” fue empleado con numerosos y dispares significados: desde la cabeza de los jefes policiales hasta los jueces del tribunal de comercio. El sentido actual de la palabra data del siglo XVI, cuando se generalizó la costumbre de los reinos italianos de Génova, Pisa y Venecia de enviar emisarios (jueces comerciales) para defender sus relaciones comerciales en las naciones extranjeras. Así nacieron los primeros consulados, que fueron lentamente cambiando sus roles hacia la asistencia y administración pública.

Los cónsules, de acuerdo a los tratados internacionales en la materia, pueden ser de cuatro tipos, de mayor a menor rango: cónsules generales, cónsules, vicecónsules y agentes consulares. También es posible designar un cónsul honorario, es decir, un ciudadano ilustre que hace las veces de representante de su país en una nación extranjera que habita.

Los cónsules y su personal adjunto forman parte de una misión consular, que es el término con el cual se hace referencia a la totalidad de los consulados que una nación puede tener en un país extranjero. En estos casos, uno de los consulados ejerce una labor de jefatura sobre los demás.

Ver además: Gestión pública

Funciones de un consulado

La labor de los consulados es brindar a sus ciudadanos asistencia en materia de servicios públicos y de asistencia burocrática, como pueden ser:

  • Llevar un registro formal de los ciudadanos de su país en la nación extranjera.
  • Emitir, tramitar y renovar documentos oficiales del Estado al cual representan, como pasaportes, cédulas de identidad, actas de matrimonio, nacimiento y defunción, entre otros.
  • Permitir a sus ciudadanos ejercer el derecho al voto desde su país de residencia en el extranjero.
  • Velar por los derechos de los ciudadanos nacionales privados de libertad en el país extranjero y observar la correcta administración de la justicia en sus casos.
  • Brindar a los ciudadanos extranjeros asistencia e información en materia de visados y permisos de residencia, trabajo o turismo.
  • Ofrecer información cultural, educativa, turística y burocrática sobre su país de origen a los extranjeros.
  • Asistir a los ciudadanos nacionales en casos de emergencia, guerra o catástrofe.

Diferencias entre consulados y embajadas

Tanto consulados como embajadas son instancias diplomáticas de un país en suelo extranjero. Sin embargo, los consulados se dedican a asuntos propios de la administración pública, mientras que las embajadas tienen un carácter político, de representación y defensa de los intereses nacionales.

Por lo tanto, una embajada (normalmente a cargo de un embajador) es una misión diplomática permanente en suelo extranjero, que actúa como una delegación del gobierno de su país. Tanto es así que por convención internacional el suelo de las cancillerías de cada país se considera como parte de su territorio, y está sujeto a las mismas leyes internacionales que rigen las fronteras.

En este sentido, es usual que en casos de tensión diplomática entre dos naciones, una de ellas llame a consultas al embajador o, si la situación es más grave, lo retire del país extranjero como muestra de descontento. Pero en estos casos la misión consular seguirá operando, para así velar por sus ciudadanos residentes en el extranjero. Solo en casos de extrema gravedad se retira la totalidad de la misión diplomática del otro país.

Por otro lado, si bien puede haber varios consulados de un país en el territorio de otro, dependiendo del territorio a cubrir y de la cantidad de ciudadanos que atender, lo normal es que exista en cambio una sola embajada, ubicada en la ciudad capital.

¿Qué son las misiones diplomáticas?

Con el término “misión diplomática” se hace alusión a la totalidad de las personas y los funcionarios de un Estado que operan formal y permanentemente en suelo extranjero, para cumplir con funciones diplomáticas. En este sentido, forman parte de una misión diplomática tanto las embajadas como los consulados y el resto del personal diplomático que cumple funciones en el extranjero.

Las misiones diplomáticas están amparadas por leyes internacionales y diversas convenciones diplomáticas, y suelen estar desligadas de las leyes locales, ya que forman parte de un Estado foráneo dentro del país anfitrión.

Sigue con: Nacionalidad

Referencias

¿Cómo citar?

"Consulado". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/consulado/. Última edición: 6 de febrero de 2023. Consultado: 28 mayo, 2024

Sobre el autor

Última edición: 6 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)