Código morse

Te explicamos qué es el código morse, cómo funciona y dónde se utiliza hoy. Además, te contamos cómo fue su invención y su historia.

codigo morse historia invencion
El código morse fue útil para las telecomunicaciones, especialmente en la era del telégrafo.

¿Qué es el código morse?

El código morse, clave morse o alfabeto morse es un sistema internacional de representación de caracteres a través de una serie de señales emitidas de manera intermitente. Dichas señales pueden ser cortas o largas y se transcriben a través de puntos (.) y guiones (-) respectivamente, separados entre sí por espacios en blanco. Los caracteres que representan son, esencialmente, letras y números.

Desde su invención en el siglo XIX, el código morse se convirtió en una herramienta útil para las telecomunicaciones, especialmente en la era del telégrafo, cuando hacía falta un modo de transmitir información en tiempo real, en ausencia de las poderosas tecnologías disponibles en la actualidad. Su nombre rinde homenaje a su inventor, el estadounidense Samuel F. B. Morse (1791-1872).

Existen dos variantes del código morse: la variante tradicional, adaptada a la lengua inglesa y creada por Samuel Morse en la década de 1830, y la variante internacional, creada a partir de este primer código en 1851, para adaptarlo a los caracteres diversos de las lenguas europeas occidentales. Más allá de algunos cambios realizados en 1938, esta segunda versión se emplea todavía en distintos ámbitos.

El alfabeto morse puede usarse para comunicaciones a través de impulsos sonoros, lumínicos y de otra naturaleza, siempre y cuando pueda replicarse la distinción entre señales largas y cortas, y las pausas entre unas y otras. Por este motivo se trata de una herramienta tecnológica muy versátil, cuyo uso no se descarta del todo a pesar de los años.

Puede servirte: Segunda Revolución Industrial

Invención e historia del código morse

codigo morse inventor
El código morse debe su nombre a su inventor, Samuel F. B. Morse.

La invención del código morse tuvo lugar de la mano de la expansión y popularización del telégrafo, durante la primera mitad del siglo XIX. Las comunicaciones telegráficas permitían conectar a través del tendido eléctrico a ciudades distantes, pero carecían de un sistema práctico para convertir los impulsos eléctricos en información. Los primeros telégrafos empleaban agujas medidoras y sistemas muy primitivos que limitaban lo que podía comunicarse.

Así, en 1837, los estadounidenses Samuel F. B. Morse, Joseph Henry y Alfred Vail crearon un sistema para representar las 28 letras del alfabeto anglosajón y los números del 1 al 9, a través de esos mismos impulsos eléctricos.

Inicialmente, Morse había pensado diseñar un sistema numérico, que contara el número de pulsos para crear una cifra que debía ser buscada en un libro de códigos, y así dar con la palabra asociada. Pero en 1840 Vail amplió el código para incluir letras y caracteres especiales, dándole un uso más práctico e internacional.

Morse y Henry diseñaron entonces un receptor para el código, que consistía en un reloj mecánico que movía una cinta de papel, y sobre la cual caía un lápiz cada vez que el pulso eléctrico se recibía. Así, se podían registrar marcas físicas de tipo breve (puntos) y largo (líneas), para conformar lo que se llamó el “Código de línea fija Morse”, “Código Morse Americano” o “Railroad Morse”.

Sin embargo, más adelante, los propios operarios del telégrafo se dieron cuenta de que podían solo escuchar los clics del aparato receptor y saber si se trataba de un punto o una línea, y anotarlos manualmente. Así, todo el entramado de la cinta rodante era innecesario; simplemente debían aprender el abecedario como el de un idioma cualquiera.

El código morse original fue mejorado y modificado por el alemán Friedrich Clemens Gerke en 1848. Así creó el “alfabeto de Hamburgo”, una versión más sencilla que sirvió de base para la creación, años más tarde, del código morse internacional.

Desde entonces y hasta el abandono de la telegrafía en el siglo XX, el código morse fue el sistema básico de representación de la escritura a través de pulsos eléctricos, sonoros y lumínicos. Fue empleado en la marina, la aviación, el ferrocarril y numerosos ámbitos del naciente mundo industrial contemporáneo.

¿Cómo funciona el código morse?

codigo morse
El código morse combina una señal breve (punto) y una señal larga (línea).

El código morse opera en base a una cadena de pulsos, o sea, de señales largas y breves, que se reciben de manera ordenada y por tandas, de modo tal que quien las reciba pueda descifrarlas y recomponer un mensaje en lenguaje natural. Así, se combina una señal breve (punto) y una señal larga (línea, equivalente a tres puntos) con la pausa, con el propósito de generar una sintaxis reconocible, siempre y cuando se conozca el alfabeto morse internacional y se maneje el mismo idioma natural.

Así, a cada letra, número o caracter especial le corresponde una seguidilla de pulsos establecida y universal, que es más simple o más compleja dependiendo de qué tan utilizada sea la letra en el lenguaje hablado. Por ejemplo, a la letra A le corresponde punto y línea (.‒), a la letra C le corresponde línea, punto, línea, punto (‒.‒.) y a la letra S le corresponde punto, punto, punto (. . .). Por lo tanto, para transmitir la palabra “casa”, habría que comunicar las siguientes líneas de pulsos, separadas por pausas:

‒.‒.      (C)

.‒         (A)

…        (S)

.‒         (A)

Existen, sin embargo, ciertas reglas mnemotécnicas que permiten abreviar las palabras muy largas y los sentidos complicados, de modo de hacer más ágil y simple la decodificación. También hay combinaciones que le transmiten al receptor que hubo un error en la transmisión y que se rectificará el mensaje a continuación. Todo esto es enseñado a quienes aprenden el código morse.

¿Dónde se utiliza el código morse en la actualidad?

codigo morse actualidad
El código morse se sigue usando en clubes de radioaficionados y escultistas, y en la aviación.

La última transmisión estándar de código morse en los Estados Unidos tuvo lugar en 1999, y ese evento se considera como el símbolo del fin de la era telegráfica y de la utilidad del código morse. Sin embargo, este último sigue siendo empleado en ámbitos muy específicos, como los clubes de radioaficionados y escultistas, y el de la aviación, como un mecanismo para confirmar la correcta sintonía entre el avión y quienes desde tierra firme se comunican con él vía radio.

Traductores de código morse en línea

Existe hoy en día software en línea para traducir el mensaje natural al código morse y viceversa. Algunos ejemplos son:

Sigue con: Telégrafo

Referencias

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Código morse". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/codigo-morse/. Última edición: 31 de octubre de 2022. Consultado: 13 junio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 31 octubre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)