Inicio >Ser humano> Soberbia

Concepto de Soberbia


Cuando nos referimos a una persona utilizando el adjetivo “soberbia“, de seguro no estamos refiriéndonos a esa persona de una manera positiva. La connotación de esta palabra es negativa ya que se suele utilizar para calificar a cualquier persona que tome una actitud que se basa en su propia vanidad, del ego y del yo.

¿Qué es la soberbia?

De acuerdo con lo que explica la Real Academia Española, la soberbia puede hacer referencia a ese sentimiento de de altivez y apetito de forma desordenada por ser preferidos a otros. A su vez, explica que otra acepción que se le otorga a esta palabra es para nombrar a aquella cólera o ira que se expresan con acciones descompuestas o palabras altivas y, además, injuriosas.

La palabra soberbia tiene su origen en el latín superbia que significa que está por encima (super) o que la persona es altanera. Es decir, implica un sentimiento de autovaloración que se encuentra por encima de cualquier persona con la que se compare. Algunos sinónimos de este concepto pueden ser el orgullo, la altanería, la vanidad o la arrogancia. Mientras que algunos de sus antónimos entonces pueden ser la modestia, la sencillez o la humildad.

Como ya mencionamos, la soberbia suele tener más aspectos negativos que positivos debido a que es una actitud orgullosa que toman algunas personas para envanecerse a ellas mismas. Se la puede definir entonces como la sobrevaloración que realiza una persona sobre ella misma en comparación a otros. Esta actitud suele surgir en situaciones donde se debe superar o alcanzar un obstáculo en particular.

En otros contextos donde se suele utilizar este adjetivo, pueden incluir circunstancias donde la persona soberbia cree que cualquiera de las cosas que posee es superior a las demás o, por ejemplo, cuando se creen capaces de superar o ganarles en cualquier aspecto a las demás personas. Esta actitud suele ser tildada de arrogante debido a que no se preocupan por ocultar este sentimiento de superioridad y no dejan de demostrar que sus capacidades no se equiparan a las de los demás.

Algunas razones por las que las personas toman un comportamiento soberbio ocurren cuando el sentido de posesión logra que las personas se sientan dueños de algo o alguien, por ejemplo, cuando se posee un bien material que para esa persona -y probablemente para aquellos que lo rodean- tiene un valor muy especial que logra que se sienta más importante o superior que al resto. Otro claro ejemplo ocurre cuando la persona soberbia cree que debe poseer más privilegios o beneficios que los demás debido a su sabiduría, conocimiento o, incluso, santidad. Además, una persona soberbia suele creer que es indispensable -por ejemplo, en su puesto de trabajo- y que sin él, nada funcionaria como se debe. Además, relacionado a los puestos de trabajo o a cualquier otro contexto social, las personas que poseen un rango jerárquico superior o más importante suelen creer que poseen ciertos derechos o beneficios que los demás que se encuentran “por debajo” de ellos no pueden gozar.

La soberbia de acuerdo con la religión

Tal es la gravedad e importancia de este comportamiento en las personas que para la religión es considerado el primero de los siete pecados capitales. Se dice que es uno de los más utilizados por las personas al pecar y que las personas lo cometen sin darse cuenta de esto. De todas maneras, la Iglesia Católica afirma que existen distintos niveles de soberbia en los cuales algunos no suelen ser tan graves o perjudiciales para la convivencia con las personas que los rodean.

La soberbia para la filosofía

Sin embargo, para la filosofía, la soberbia tiene una connotación positiva, ya que se lo considera como un sinónimo de algo óptimo o de bella factura. El filósofo Ayn Rand incluía a la soberbia y al orgullo como una de las tres virtudes principales del ser humano, si es que ésta hacía referencia a una determinada ambición moral de vivir incorporando distintos valores personales que se caractericen por ser racionales. A su vez, Nietzsche consideraba que la soberbia era una virtud elevada para aquellos hombres superiores capaces de poseer una honestidad absoluta con ellos mismos.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.