Concepto de oferta

El término oferta proviene del latín offerre, es decir ofrecer. Esta palabra posee diversas acepciones,  una de ellas podría ser definida como la promesa de cumplir o entregar algo. También puede ser entendido como la rebaja de un precio. Pero donde mayor importancia adquiere el concepto de oferta es en la Ciencias Económicas ya que es entendido como uno de los motores del mercado.

Desde este punto de vista la oferta puede ser definida como la cantidad de bienes y/o servicios que las distintas organizaciones, empresas o personas tienen la capacidad y deseo de vender en el mercado en un determinado lapso tiempo y espacio, en un particular valor pecuniario, con el fin de satisfacer deseos y/o necesidades.

La ley de oferta es entendida como la variación de la disposición de bienes y servicios en un mercado, cuyos cambios se encuentran estrechamente vinculados con el cambio de los precios. Si los precios son altos la oferta aumenta, de manera contraria, si los precios bajan la oferta hará lo mismo.

Algunos elementos claves de la oferta son los siguientes:

  1. Disposición de venta: en este caso se habla de los deseos del vendedor o productor de ofrecer su mercancía o servicio. Estos deseos suelen ser determinados por los precios de la oferta, tal como ha sido explicado en la ley de oferta. Si los precios son altos los vendedores desean  ofrecer su bien o servicio. En caso contrario muchas veces se opta por conservarlo.
  2. Vendedores: cuando se habla de vendedores se hace referencia a sujetos físicos o bien a cualquier tipo de organización o empresa que posea la capacidad para ofrecer los bienes y/o servicios.
  3. Cantidad: en este caso se hace referencia al número preciso de cada producto o servicio que los vendedores desean ofrecer en el mercado.
  4. Capacidad de venta: este elemento no depende de la voluntad de los vendedores sino más bien de aquello que tienen la posibilidad de producir u ofrecer en un determinado lapso de tiempo y a cierto precio.
  5.  Deseos y necesidades: cuando se habla de deseos de los compradores no se habla de necesidades concretas, sino más bien de anhelos. Por ejemplo deseo una campera o saco de determinada marca. En cambio las necesidades son ciertos requerimientos básicos de las personas de los cuales se hayan privados, por ejemplo la necesidad de abrigo.
  6. Mercado: este es el lugar donde pueden ser intercambiados bienes y/o servicios a cambio de dinero. Este espacio puede ser físico o virtual, por ejemplo por medio de internet.
  7. Lapso de tiempo: en este caso se hace referencia al ciclo en que los bienes y/o servicios pueden ser encontrados en el mercado. Pueden ser semanas, meses, años.
  8. Precio: cuando se habla de precios se hace referencia al valor pecuniario expresado en una determinada moneda que poseen los productos y/o servicios.

La oferta y la demanda son dos términos que se encuentran vinculados de manera estrecha. Cuando se habla de demanda se hace referencia a la cantidad de bienes y/o servicios que la gente desea poseer. La oferta es otro de los motores del mercado. Cuando estas dos fuerzas de mercado se unen son los determinantes de la cantidad de bienes y/o servicios que se producirán y a qué precio serán vendidos. No es necesaria la presencia de ningún otro agente para que fije los precios en caso de que se hable de libre oferta y demanda. Sin embargo muchas veces los gobiernos deciden intervenir en la formación de precios y en la disponibilidad de productos o servicios. Para ello se puede recurrir a diversas técnicas, como la entrega de subsidios para que los precios sean menores o la producción aumente. Otras veces se intenta disminuir ese consumo o producción y para ello puede aumentar las cargas impositivas.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: