Concepto de
Poder Adquisitivo

Te explicamos qué es el poder adquisitivo, su relación con la inflación y con el salario. Además, ejemplos y qué es el salario mínimo.

poder adquisitivo
Cuanto mayor cantidad de bienes se pueden adquirir, mayor es el poder adquisitivo.

¿Qué es el poder adquisitivo?

El poder adquisitivo (o la capacidad de compra) es la cantidad de bienes y servicios que se pueden comprar con una suma determinada de dinero, según el tipo de moneda y los precios del mercado.

Cuanto mayor sea la cantidad de bienes y servicios que se pueden adquirir con esa suma de dinero, mayor será el poder adquisitivo. Este poder tiene que ver con el valor de la moneda y no con la cantidad de billetes.

Los individuos, las empresas y los países emplean su dinero para satisfacer necesidades. La relación entre el precio que pagan y la cantidad de una determinada moneda que poseen corresponde a su poder adquisitivo. Esa cantidad de dinero está condicionada por la tasa o tipo de cambio, por ejemplo, respecto al dólar.

El poder adquisitivo se suele emplear para medir el nivel de riqueza de una persona o una entidad durante un período de tiempo. El poder adquisitivo disminuye al aumentar la inflación y el costo de vida, por lo que está directamente relacionado con el índice de precios de consumo (IPC) del mercado.

Puede servirte: Ahorro

Inflación y poder adquisitivo

La inflación es un proceso económico de desequilibrio entre la oferta (la producción) y la demanda (la adquisición), que provoca un aumento generalizado y creciente del nivel de precios en el mercado. Se genera una pérdida del valor de la moneda, es decir, el dinero vale menos porque la moneda perdió su valor nominal frente a otras divisas más sólidas.

Los tipos de inflación pueden ser:

  • Latente o reprimida. Ocurre cuando los gobiernos establecen controles de precios, lo que impide que los índices del mercado reflejen la realidad.
  • Lenta. Ocurre durante un período prolongado con una tasa de inflación baja y estable, que permite realizar proyecciones a futuro.
  • Hiperinflación. Ocurre cuando los precios crecen de manera abrupta y con constancia, provocando incertidumbre en la economía a corto plazo.
  • Estanflación. Ocurre con un crecimiento constante de precios junto con un estancamiento o decrecimiento de la producción del país.

Durante un proceso inflacionario, el desequilibrio entre la oferta y la demanda de dinero ocurre por dos razones principales:

Un incremento excesivo de la oferta de dinero:

Significa que existe una sobreproducción de billetes que circulan en el mercado, cuyo valor total excede su respaldo en las reservas del sistema bancario. El dinero de por sí no es sinónimo de riqueza, es un mecanismo de intercambio, por lo tanto, la impresión de mayor cantidad de billetes no genera ganancias para el país. La riqueza es el resultado de la acción del hombre sobre los medios de producción, y un país que desarrolla su capacidad productiva puede generar mayores ganancias.

Por ejemplo, si un país produce bienes y servicios por un valor de $1.000.000, debe imprimir dinero con un respaldo o valor nominal total por $1.000.000. Si imprime el doble de billetes significa que esos bienes y servicios representan un valor total de 2.000.000, es decir, la moneda se devaluó y ahora vale menos que antes en lugar de representar una riqueza mayor.

Una repentina disminución de la demanda de dinero:

Significa que se produjo una pérdida o fuga del dinero en circulación. Puede ocurrir, por ejemplo, cuando los ciudadanos desconfían de la economía de su país y deciden extraer sus ahorros de los bancos, o cuando los inversores desconfían, cierran sus empresas y dejan de producir en el país (esto genera desempleo y disminución en la producción local en el ingreso de divisas).

Dado que el dinero de por sí no es sinónimo de riqueza, cuando sale de circulación en el mercado deja de ser un “medio de cambio activo” que podría generar mayor capacidad de producción.

Se genera una “espiral inflacionaria de costos” en la que los productores especulan (debido a la falta de confianza en la economía local) e incrementan los precios, mientras que los salarios de los trabajadores se mantienen igual. Esto hace que el precio de los bienes y servicios aumente pero la cantidad de dinero que circula en el mercado se reduzca.

Diferencia entre salario y poder adquisitivo

salario sueldo poder adquisitivo
Algunos trabajadores no reciben un sueldo fijo sino un salario por días trabajados.

El salario y el sueldo son remuneraciones que los trabajadores o los profesionales deben recibir por parte del empleador, a cambio de su trabajo o servicio. A pesar de que ambos términos se emplean como sinónimos, desde la contabilidad tienen diferencias.

  • Salario. Es una suma de dinero que recibe un empleado en contraprestación de sus servicios y se establece en base a un monto fijo que depende de la cantidad de días trabajados durante un periodo de tiempo.
  • Sueldo. Es una remuneración fija por un trabajo particular, acordado previamente entre el trabajador y el empleador. A diferencia del salario, el sueldo no contempla descuentos por días feriados, licencias, vacaciones, etc.

La remuneración que recibe un empleado está determinada por la oferta y la demanda de ese tipo de puesto, el nivel de capacitación y la experiencia requeridos, entre otros factores. En los países con economías inestables, el monto de remuneración acordado puede presentar aumentos graduales para que se equipare con los incrementos inflacionarios.

Cuando se genera una repentina inflación o hiperinflación, los incrementos en el salario no logran ser suficientes para compensar los aumentos del mercado. Se produce una pérdida del poder adquisitivo, es decir, disminuye la capacidad de compra que tiene el individuo con ese sueldo.

En la experiencia concreta del trabajador, esta diferencia se percibe en que cobra la misma cantidad de dinero o un poco más, pero cada vez puede comprar menos cantidad de bienes porque ese dinero perdió valor nominal.

Más en: Salario

Ejemplo de poder adquisitivo

Un ejemplo del poder adquisitivo es una persona que tiene un salario mensual de $10.000 y gasta alrededor de $3.000 por mes en productos de almacén. De repente, se produce una subida generalizada de precios que crece mes a mes y, al cabo de 6 meses, la persona gasta $5.000 para comprar la misma cantidad de productos de almacén que solía comprar.

Durante esos seis meses siguió cobrando el mismo salario de $10.000, lo que significa que su poder adquisitivo disminuyó porque su sueldo no aumentó al ritmo de la suba de precios del mercado. Percibiendo el mismo monto de salario, ahora la persona gasta un mayor porcentaje de su dinero para adquirir la misma cantidad de bienes que antes.

Salario mínimo

El salario mínimo es la cantidad básica estipulada que debe percibir cualquier persona por desempeñar un trabajo durante una jornada laboral completa.

Debe ser suficiente para que un trabajador formal tenga un poder adquisitivo para poder cubrir, de manera mensual, sus gastos básicos y proveer a su familia de las condiciones indispensables para una vida digna. El monto mínimo varía según la legislación de cada país y es susceptible a las variaciones inflacionarias y al valor de la moneda local.

El hecho de establecer un salario mínimo tiene como objetivo proteger a los trabajadores contra el pago de remuneraciones extremadamente reducidas y garantizar una distribución más justa. Además, la designación de un salario mínimo debe actuar como complemento de otras políticas sociales y de empleo, a fin de resultar un posible camino para superar la pobreza.

Más en: Salario mínimo

Referencias:

Última edición: 31 de agosto de 2020. Cómo citar: "Poder Adquisitivo". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/poder-adquisitivo/. Consultado: 29 de septiembre de 2020.

Publicidad
Artículos recomendados