Concepto de
Oligopolio

Te explicamos qué es un oligopolio en economía, sus tipos, características y ejemplos. Además, diferencias con un monopolio.

oligopolio petroleo
En un oligopolio, como el del petróleo, no pueden competir pequeños productores.

¿Qué es un oligopolio?

Un oligopolio (compuesto por las voces griegas oligos, “pocos”, y poleín, “vender”) es la situación económica en que un mercado es influenciado fuertemente por un conjunto pequeño de productores o vendedores, sin que ninguno domine del todo por encima de los demás, pero sin permitir tampoco la libre competencia de otros pequeños o medianos productores.

Esto último se debe a que, en los oligopolios, las reglas comerciales son manejadas a favor de los actores más poderosos, dificultando la incorporación de nuevos competidores, pero a la vez impidiendo que ninguno de los poderosos se haga del todo con el control del mercado, lo cual conduciría a un monopolio.

Este tipo de condiciones poseen su propia lógica de mercado, que suelen conducir a la reducción de la oferta y al encarecimiento de los precios, en caso de que se produzca colusión o participación en el mercado, por ejemplo. Sin embargo, sus resultados económicos pueden ser muy diversos: es posible que en situaciones de franca competitividad, con bajos precios y elevados niveles de producción, un oligopolio se aproxime bastante a la competencia libre o perfecta.

No existen teorías económicas para describir el comportamiento de los oligopolios, sino más bien un conjunto de modelos situacionales, basados en la vida real, que permiten hacer proyecciones posibles respecto a sus resultados. Para ello la Teoría de juegos suele resultar útil.

Puede servirte: Libre comercio

Características de los oligopolios

Los oligopolios se caracterizan, a grandes rasgos, por lo siguiente:

  • Son formas de mercado en las que pocas empresas (generalmente un máximo de cuatro) compiten por el mercado, influenciando a su favor las condiciones de incorporación al mismo.
  • En las situaciones oligopólicas, son los productores los que fijan los precios, en lugar de ser quienes los toman. Además, en esas situaciones sus ganancias se ven normalmente maximizadas.
  • A largo plazo, los oligopolios pueden promover un importante crecimiento de las empresas influyentes, lo cual que puede ir en desmedro del público consumidor (altos precios) o en su beneficio (bajos precios). Todo dependerá de los esquemas de competitividad que se fijen, que pueden ir en torno al precio, a la publicidad, a la fidelización del consumidor, etc.
  • Su característica distintiva es la interdependencia entre las firmas oligopólicas, ya que sus acciones afectan inevitablemente el mercado y a las demás, de modo que todas están muy conscientes de cada paso que toman. Eso convierte el oligopolio en un tablero de ajedrez, donde a cada movida de una empresa hay una respuesta de alguna otra.

Tipos de oligopolio

oligopolio de demanda
Un oligopolio de demanda se da cuando hay muy pocos compradores para un producto.

Generalmente se distinguen las siguientes formas de oligopolio:

  • Oligopolio bilateral. En este tipo de situaciones no sólo hay pocos ofertantes para el mercado, sino también un público reducido por el de que deben competir, o sea, pocas empresas y pocos consumidores.
  • Oligopolio de demanda. Llamado también oligopsonio, consiste en la versión invertida del oligopolio: hay muchos ofertantes y pocos demandantes, de modo que son los consumidores quienes ejercen la influencia sobre el mercado.
  • Duopolio. Se trata de oligopolios de únicamente dos empresas competidoras, de modo que constituye un paso intermedio entre el oligopolio y el monopolio.

Ejemplos de oligopolio

oligopolio telefonia
4 compañías controlan el 97% del mercado de la telefonía móvil estadounidense.

Algunos ejemplos de oligopolio son los siguientes:

  • El mercado de la telefonía celular estadounidense. Dominado por cuatro grandes corporaciones de telecomunicaciones: Verizon Wireless, AT&T, Sprint y T-mobile, las cuales controlan el 97% del mercado.
  • La venta de petróleo de países OPEP. O sea, de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, opera bajo reglas oligopólicas o de cartel, ya que estas 14 naciones reúnen el 43% de la producción mundial y el 81% de las reservas de petróleo del mundo.
  • Las grandes distribuidoras de combustible de España. Como Repsol, Campsa, Petronor y algunas pocas trasnacionales, manejan el grueso del mercado y dificultan el surgimiento de empresas competidoras.
  • Las pocas aerolíneas que aún vuelan a Venezuela. Desde su debacle económica de principios del siglo XXI, manejan la totalidad del mercado aeronáutico de y hacia este país caribeño, aunque lo hacen bajo condiciones económicas inusuales. Dichas empresas son Avianca, Avior, Copa, Iberia, LATAM, Air France, Turkish Airlines y Wingo.

Oligopolio y monopolio

A diferencia del oligopolio, en el que hay un margen –justo o no- para la competencia comercial, el caso del monopolio es mucho más drástico, ya que una única empresa es la que ejerce ya no una influencia, sino un control total sobre el mercado.

Así, la empresa no tiene la obligación de competir con nadie realmente, sino que puede instalarse cómodamente sabiendo que a los consumidores no les queda más que comprarle a ella, dado que no hay quien ofrezca lo mismo en los mismos términos, o quien pueda ingresar a un mercado ya totalmente copado por ella.

Más en: Monopolio

Referencias:

Última edición: 17 de septiembre de 2020. Cómo citar: "Oligopolio". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/oligopolio/. Consultado: 21 de octubre de 2020.