Concepto de Norma


El concepto norma alude a una regla que establece el modo de comportarse de un ser humano. Así como pueden identificarse una infinita cantidad de conductas, existe un inmenso número de normas. Se trata además, de un concepto amplio que permite su aplicación a una serie de ámbitos diferentes; donde por supuesto su sentido no es estrictamente el mismo. Así mismo, las normas pueden provenir de distintas fuentes teniendo diferentes niveles de aceptación y abarcando tanto a grupos sociales específicos como a la totalidad de la sociedad. Por ejemplo, un estilo de norma sería la autoimpuesta, generada por uno mismo y dictada por nuestra propia conciencia, donde la educación, los valores, y la cultura en la que el sujeto se haya criado serán elementos de incidencia fundamental. Además, ésta se encontrará íntimamente vinculada con la ética y la moral de cada ser humano. Otro caso estaría dado por aquellas normas que establece una institución religiosa para todos sus fieles o seguidores. De esta forma por ejemplo, la religión judía establece como norma la realización de 24 horas de ayuno una vez al año, y la iglesia católica establece que es necesario llevar a cabo la ceremonia del bautismo para que el niño pertenezca a la comunidad católica.

Por otra parte, otro estilo de normas serían aquellas que provengan de creencias culturales, y por tanto, afecten solamente a una determinada cultura. En este caso podríamos tomar como ejemplo, en culturas como la de algunos países islámicos, es una norma que la mujer debe llevar polleras largas, así como también su pelo tapado; y solo pueden exhibirlo ante su marido. Mientras que en culturas como la argentina, no existen normas que impidan a las mujeres vestir con polleras cortas que permitan ver sus piernas, o llevar el pelo suelto a la vista de todos. En este caso, los hechos históricos por los que haya pasado cada cultura, el lugar de origen del que provenga, las condiciones externas a las que se hayan sometido, la educación que hayan recibido y las creencias religiosas que tengan entre otras cosas; serán elementos que tendrán una incidencia muy importante en las normas que designen. Por último, otro estilo o tipo de normas son las jurídicas. En este caso, se trata de la aplicación del término al ámbito del derecho, donde las normas consistirán en reglas escritas y formales que alcanzarán a todos los ciudadanos que vivan dentro de la jurisdicción que esta involucre. De esta forma, dentro de este área es donde el término norma se vuelve un sinónimo de ley; y tiene por fin lograr la organización social suficiente para que todos los habitantes puedan convivir sin inconvenientes.



Este tipo de normas, al tomar el carácter de formales y estrictas, establecen además una pena para su incumplimiento. Por ende, existirán personas físicas que se encargarán de la interpretación de estas normas y de la imposición de sanciones, que pueden variar desde multas o inhibiciones hasta la perdida de la libertad en la cárcel, para aquellos habitantes que no respeten las normas o leyes del territorio en el que actúan. Las normas jurídicas pueden clasificarse en dos grandes grupos: las dispositivas y las imperativas. La primera de ellas hace referencia a aquellas que tendrán en cuenta la voluntad particular de cada sujeto. En el caso de las imperativas, se trata de las que serán absolutamente independientes de la voluntad del individuo, por lo que sus deseos no serán tomados en cuenta.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.