Concepto de
Normas Morales

Te explicamos qué son las normas morales, sus características y ejemplos. Además, su relación con las normas jurídicas.

normas morales
Las normas morales indican qué comportamientos no son aceptables en una sociedad.
  1. ¿Qué son las normas morales?

Las normas morales son aquellas que la sociedad emplea para decidir lo que le parece bueno, correcto o adecuado. Pueden ser explícitas o no, y se definen acudiendo a una tradición cultural y a valores tradicionales, no a un código escrito o establecido por consenso, como en el caso de las normas jurídicas.

Las normas morales, así, provienen de la sociedad y son aprendidas por cada sujeto. Son ejercidas por cada individuo a plena voluntad, pudiendo en muchos casos elegir no hacerlo.

Esto, al contrario de otros tipos de normas, no acarrea ninguna sanción efectiva, como no sea el remordimiento o, dependiendo de la norma, el rechazo de la sociedad. Sin embargo, en muchos casos las normas morales coinciden con normas jurídicas, pudiendo ser su violación al mismo tiempo una inmoralidad y un delito.

La moralidad de las sociedades es un tema vasto para estudiar, y responde a la confluencia de numerosos factores históricos y culturales, como la religión, el desarrollo social, etc. Es por eso que lo considerado moral en algunas épocas y sociedades puede perfectamente ser inmoral en otras, y es por eso que cierto cambio en la idea de lo moral se va dando de generación en generación.

Ver además: Valores morales

  1. Características de las normas morales

A grandes rasgos, las normas morales tienen un contenido ético y filosófico, que en lugar de ser fruto del consenso, proviene de una manera particular de entender y ejercer la identidad cultural.

Todas las sociedades poseen algún tipo de normas morales. También es posible que una misma sociedad presente variaciones de la normativa moral dependiendo del estrato socioeconómico o de la clase.

En cuanto a sus características, las normas morales son a la vez:

  • Heterónomas: Son impuestas a cada individuo por la colectividad sin consultarle.
  • Autónomas: Su cumplimiento depende del talante ético de cada quien, acarreando, más que una sanción específica, el repudio de los demás y la mortificación propia.
  1. Ejemplos de normas morales

Los ejemplos de normas morales varían enormemente de sociedad en sociedad. Por ejemplo, en las sociedades islamistas, se considera una inmoralidad que las mujeres lleven el cabello suelto, o que muestren porciones significativas de su piel.

En cambio, en Occidente esto es una realidad cotidiana y ordinaria. Más aún, nos parecería a los Occidentales inmoral que a una mujer se la castigara severamente por no cubrir su cabellera o su piel con un paño, como es la usanza por parte de los practicantes islámicos más ortodoxos.

Algo semejante ocurre con la pederastia, una práctica usual en la Grecia clásica de la Antigüedad, pero que hoy en día no sólo consideramos inmoral, sino que además hemos elegido penalizar mediante la ley, convirtiéndola en delito.

Similarmente, la homosexualidad fue contemplada como algo inmoral en numerosas regiones del globo. Todavía de hecho en algunas incluso es penado por la ley; pero la mayoría de los países de Occidente, en cambio, es algo más o menos aceptado.

  1. Normas morales y normas jurídicas

normas morales juridicas robo
En muchos casos, como ante el robo, la norma moral coincide con la norma jurídica.

Entre las normas jurídicas y las normas sociales existe una importante distancia. Si bien ambas son fruto del control de la sociedad sobre sí misma, provienen de instancias muy distintas.

Las normas jurídicas forman parte del andamiaje legal de una sociedad, es decir, de la administración básica de justicia y orden, según lo establecido en la Carta Magna. Por otro lado, las normas morales forman parte de la tradición cultural, religiosa o emocional de la sociedad misma.

Esto significa que mientras las normas jurídicas se ocupan de la administración de justicia, las normas morales se ocupan de aquello que la sociedad considera tradicionalmente bueno, correcto o de buen gusto.

Las normas morales son hasta cierto punto coercibles, ya que la sociedad toda vela por su cumplimiento, aun siendo parte de un código invisible en muchos casos. En otros, en cambio, ciertas posturas morales se reflejan en normativas jurídicas, y en ese caso convergen ambas perspectivas.

Por ejemplo, muchos códigos civiles o urbanos contemplan el delito de inmoralidad o actos lascivos en la vía pública, castigando a quienes, por ejemplo, tengan relaciones sexuales en la vía pública o se exhiban desnudos ante los demás, por ejemplo.

Más en: Normas jurídicas

  1. Otros tipos de normas

Las normas u órdenes normativos pueden ser de muchos tipos, de acuerdo a la autoridad que las emite o al espacio vital que intentan regular o controlar. Así, es posible hablar también de:

  • Normas religiosas, emanadas de instituciones religiosas y de índole personal y voluntaria, regulan la vida espiritual de las personas, a través de la adhesión a un código o una filosofía considerada como camino hacia la salvación o la elevación.
  • Normas jurídicas, que surgen de una autoridad judicial o legal, y constituyen el cuerpo de leyes con las que una sociedad se rige a sí misma, de manera coercitiva.
  • Normas sociales, producto de la necesidad de convivencia de los individuos de una comunidad, y que provienen del mutuo acuerdo y del consenso.

Sigue con: Normas de convivencia

Referencias:

Última edición: 4 de diciembre de 2019. Cómo citar: "Normas Morales". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/normas-morales/. Consultado: 06 de diciembre de 2019.