Derecho objetivo

Te explicamos qué es el derecho objetivo, cuáles son sus características y en qué se diferencia del derecho subjetivo.

El derecho objetivo impone las normas y obligaciones de la sociedad.

¿Qué es el derecho objetivo?

El derecho objetivo es el conjunto de normas, ordenanzas y leyes que prescriben una obligación a la sociedad. Dicho de otro modo, es la rama del derecho que regula legalmente la conducta de los ciudadanos a través de ordenanzas, disposiciones y otras formas jurídicas.

Estas obligaciones impuestas por el derecho objetivo pueden ser de dos tipos:

  • Obligaciones activas. Son aquellas que fuerzan a los sujetos a hacer, o sea, a cumplir con determinadas exigencias. Por ejemplo: el pago de un impuesto o el cumplimiento del servicio militar obligatorio.
  • Obligaciones pasivas. Son aquellas que fuerzan a los sujetos a no hacer, o sea, que prohíben determinadas acciones o conductas, de modo que llevarlas a cabo acarrea algún tipo de sanción. Por ejemplo: la prohibición del robo y de ejercer la violencia.

El Estado es el encargado de hacer cumplir las disposiciones del derecho objetivo, mediante las fuerzas del orden público (como la policía, el ejército, entre otras.) y las instituciones de convencimiento (la propaganda oficial, la escuela, entre otras).

Así como otras ramas del derecho, el derecho objetivo proviene de la antigua jurisprudencia romana. En ese entonces se denominaba norma agendi (en español: “norma de conducta”), pues contenía las reglas, prohibiciones y mandatos destinados a garantizar la paz social entre los ciudadanos romanos. 

Puede servirte: Derecho público

Características del derecho objetivo

El derecho objetivo se caracteriza por lo siguiente:

  • Es coercitivo. Esto quiere decir que establece obligaciones cuyo cumplimiento es mandatorio. De ello se ocupan los organismos del Estado.
  • Es positivo. Esto quiere decir que sus ordenanzas, normas y disposiciones están escritas y forman parte del cuerpo de las leyes de un país. En ello coincide con el derecho positivo.
  • Es consuetudinario. Esto quiere decir que muchas de sus normas y obligaciones provienen de la tradición y la historia específica del país. En ello coincide con el derecho consuetudinario.
  • Es heterónomo. Esto quiere decir que sus normas y regulaciones no tienen relación directa y evidente con los casos individuales de los ciudadanos que se ven afectados por ellas, sino que organizan la sociedad en general.
  • Es público. Esto quiere decir que sus normas y regulaciones deben ser siempre de público y notorio conocimiento.

Ejemplos de derecho objetivo

Son ejemplos del derecho objetivo:

  • Los códigos penales, civiles y de orden público que rigen la conducta cotidiana de los ciudadanos en cada país.
  • Las leyes militares que se imponen a una nación durante una guerra y que obligan a la defensa de la patria.
  • Las normativas de tránsito y ordenanzas que regulan la libre  circulación en las ciudades y entre ellas.
  • Las leyes tributarias y de responsabilidad fiscal que organizan la recaudación de fondos para el Estado.

Diferencias entre derecho objetivo y subjetivo

La diferencia fundamental entre el derecho objetivo y el derecho subjetivo tiene que ver con la naturaleza de sus normas y disposiciones. Mientras el derecho objetivo impone obligaciones y leyes a la sociedad en general, el derecho subjetivo concede facultades y permite al individuo exigir el cumplimiento de la ley o de lo acordado en un contrato.

Dicho de otro modo, el derecho objetivo impone las normas jurídicas que rigen la vida en sociedad, mientras que el derecho subjetivo otorga los permisos y funciones derivados de dicha norma. De este modo, un derecho complementa al otro.

Por ejemplo, la libertad de expresión es un derecho subjetivo que es ejercido a discreción de cada quien. Sin embargo, hay una norma jurídica objetiva que establece sus límites, responsabilidades y eventuales consecuencias de su abuso, y forma así parte del conjunto de obligaciones establecidas por escrito en un reglamento jurídico.

Estas diferencias entre derecho objetivo y subjetivo pueden resumirse de la siguiente manera:

Derecho objetivoDerecho subjetivo
Rige la conducta de los individuos a través de la imposición de obligaciones.Otorga permisos, licencias y facultades a los individuos.
Es de tipo coercitivo, el Estado se encarga de hacer su cumplimiento obligatorio.No es de tipo coercitivo, sino que el individuo puede ejercer a voluntad el derecho otorgado.
Cada norma objetiva establece una serie de derechos subjetivos.Cada derecho subjetivo está limitado por una norma objetiva.
Nace del orden jurídico positivo (escrito) o del tradicional (consuetudinario)Nace del derecho objetivo, a través de la imposición de una ley o la firma de un contrato.

Sigue con:

Referencias

  • Álvarez Ledezma, M. (2008). Introducción al derecho. McGraw-Hill.
  • Couture, E. J. (2006). Vocabulario Jurídico. Euros Editores.
  • Villoro Toranzo, M. (2004). Introducción al estudio del Derecho. Porrúa.

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Derecho objetivo". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/derecho-objetivo/. Última edición: 8 de marzo de 2024. Consultado: 13 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 8 marzo, 2024

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)