Derecho vigente

Te explicamos qué es el derecho vigente, sus características y ejemplos. Además, su relación con el derecho positivo.

derecho vigente
El derecho vigente abarca toda ley o norma de cumplimiento obligatorio.

¿Qué es el derecho vigente?

En las ciencias jurídicas y el derecho, se habla de derecho vigente para referirse a alguna norma, ley, doctrina o disposición que se encuentra en vigor, o sea, cuyo cumplimiento es obligatorio en un territorio y tiempo determinado.

Dicho de otro modo, el derecho vigente es el conjunto actual de normas y leyes, válidas y valederas, al menos hasta que sean derogadas por la institución correspondiente (normalmente el poder legislativo) y/o reemplazadas por normas y leyes nuevas.

El derecho vigente es exactamente lo opuesto al derecho caduco o derogado, y a menudo se considera parte del llamado derecho positivo, pues se trata de la versión más actual de las leyes formales de un Estado. Pero profundizaremos en esta diferencia más adelante.

En todo caso, la vigencia del derecho depende de si las normas que propone son de actual y obligatoria aplicación, o si se trata más bien de una jurisprudencia pasada, de valor histórico y cumplimiento no obligatorio (no vigente).

Por ejemplo, en los Estados Unidos a mediados del siglo XX, la ley establecía una separación estricta entre sus ciudadanos blancos y sus ciudadanos afrodescendientes, otorgándole a los primeros una serie muy notoria de privilegios. Esa ley hace mucho que ha quedado atrás y ha sido justamente derogada, de modo que no se encuentra vigente y por ende sus normativas ya no son válidas, o sea, ya no hay que obedecerla.

Puede servirte: Derecho objetivo

Características del derecho vigente

El derecho vigente se caracteriza de la siguiente manera:

  • El derecho vigente es impuesto por el Estado y los organismos jurídicos, ya sea que su origen radique en lo consuetudinario (o sea, en la costumbre de la gente) o bien que haya sido legislado formalmente por el gobierno. En cualquiera de los casos, las fuerzas del Estado obligan a su cumplimiento.
  • Como todas las leyes, el derecho vigente es válido en un territorio específico y bajo una jurisdicción específica, pero en su caso depende enormemente del factor tiempo, ya que las leyes tienden a cambiar conforme la sociedad cambia también. Eso no significa que una ley muy antigua no pueda continuar vigente hoy en día, claro está.
  • El derecho vigente deja de serlo cuando aparecen nuevas leyes y normas en sustitución de las anteriores o cuando los organismos del Estado lo deciden derogar.

Ejemplos de derecho vigente

derecho vigente ejemplos
Las ordenanzas y normas que se aplican en la actualidad son ejemplos de derecho vigente.

Cualquiera de las ordenanzas, normas y leyes que en la actualidad tienen vigencia en nuestro país sirven de ejemplo del derecho vigente.

En cambio, las leyes y disposiciones que haya en la Constitución nacional previa a la actual habrán perdido su vigencia, o sea, ya no aplican, ya no son válidas. Esto ocurrió, por ejemplo, en Venezuela en 1999, cuando se derogó la Carta Magna vigente hasta entonces y se aprobó popularmente una nueva (vigente a partir de entonces).

Esa misma Constitución después fue modificada en 2009 para enmendar una serie de artículos, y de ese modo el texto viejo de dichos artículos perdió su vigencia, y fue sustituido por un nuevo texto vigente. Por lo tanto, en este caso, únicamente los textos más recientes y establecidos pertenecen al derecho vigente.

Iniciación de la vigencia

Normalmente, la vigencia de una ley comienza luego de que ha sido aprobada por los organismos competentes y publicada para que su contenido sea de público conocimiento, cosa que puede darse de dos maneras diferentes:

  • Entrada sucesiva, cuando la ley entra en vigor el día mismo de su publicación en la gaceta o el diario oficial encargado de transmitir las decisiones legislativas a la ciudadanía. A partir de dicho momento se considera de público conocimiento y pasa a ser vigente.
  • Entrada sincrónica, cuando la propia ley fija el momento de su entrada en vigencia, siempre que la ley haya sido publicada con anterioridad (para que la gente pueda saberlo).

Derecho positivo y derecho vigente

No debemos confundir el derecho vigente con el derecho positivo. Entendemos por derecho positivo a la recopilación de todas las leyes que han sido promulgadas por algún Estado soberano y se encuentran escritas en decretos, acuerdos, reglamentos, constituciones, etc.

En ello se diferencia, por ejemplo, del derecho natural (que nace con las personas) y del derecho consuetudinario (que se establece por la costumbre de los pueblos).

Ahora bien, el derecho positivo puede ser vigente, cuando se trata de la normativa actual y en valor, o puede tratarse de textos jurídicos históricos, cuya obediencia ya no es exigida por parte del Estado. Sin embargo, no todo el derecho vigente es positivo, ya que el derecho consuetudinario o natural, si aún se encuentra en valor, pasará también a formar parte de las leyes vigentes.

En resumen: el derecho positivo es el derecho que tiene origen escrito, vigente o no; mientras que el derecho vigente es el derecho actual y valedero, tenga el origen que tenga.

Más en: Derecho positivo

Referencias

¿Cómo citar?

"Derecho vigente". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/derecho-vigente/. Última edición: 2 de febrero de 2022. Consultado: 19 de mayo de 2022

Sobre el autor

Última edición: 2 febrero, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)