Inicio >Sociedad> Institución

Concepto de Institución


Significado de Institución

¿Qué es institución? El concepto de institución refiere a cualquier tipo de organización humana, que implica relaciones estables y estructuradas entre las personas, que se mantienen en el tiempo, con el fin de cumplir una serie de objetivos explícitos o implícitos.

Características de las Instituciones

Una institución implica prácticas, hábitos y costumbres, que se encuentran regladas ya sea por normas morales o bien por disposiciones legales. Pueden abarcar desde unas pocas personas hasta miles de individuos, según el alcance que tenga. Suele también tener una cultura común a todos sus miembros, que comparten ciertas ideas y valores que los motivan a formar parte de ella.

Las instituciones pueden tener carácter formal o informal, y pueden tener una correspondencia con uno o varios lugares físicos donde se desarrollan sus actividades características. Según el grado de formalidad que alcance, puede desarrollar una autonomía cultural, que se manifiesta en la creación de sus propios símbolos, en el registro de su propia historia institucional e incluso en la formulación de un lenguaje propio.

Concepto de Institucion. Ilustración.

(Concepto de Institución. Ilustración.)

Puede decirse que toda institución se compone de reglas formales e informales a la vez. Las reglas formales son las que alcanzan un carácter jurídico (puede tratarse de una ley solo válida dentro de la institución) y que suelen estar escritas en algún tipo de código institucional. Las reglas informales son hábitos y criterios morales que no alcanzan carácter jurídico ni son escritas pero son obedecidas por existir formas de castigo a aquellos que no las cumplan. Muchas veces, las reglas informales pueden transformarse en reglas formales o viceversa según cambien las condiciones sociales en las que existe la institución.

Además, suelen implicar una jerarquía, que reparte el poder de manera asimétrica entre los integrantes de la institución, aunque también existen algunos pocos casos de instituciones igualitarias (compuestas éstas por pocos individuos). Esta asimetría implica que algunos miembros tienen más capacidad que otros para decidir sobre las reglas, o bien para apropiarse o administrar los recursos que la organización posea.

Tipos de instituciones según sus fines

Según los fines que persigan, pueden clasificarse en instituciones políticas (por ejemplo un partido político), económicas (por ejemplo un banco o una empresa comercial), jurídicas (un tribunal de justicia), laborales (un sindicato), científicas (un laboratorio de investigación médica), educativas (una escuela o una universidad), artísticas (una orquesta musical), etc.

Instituciones por excelencia

La más importante de todas las instituciones modernas, es el Estado, no solo por su enorme alcance y la gran cantidad de individuos que incluye en su práctica cotidiana, sino porque a través de la ley puede regular el funcionamiento de las demás instituciones. El Estado es una institución con una alta proporción de reglas formales, es decir, que las relaciones entre los funcionarios se encuentran claramente establecidas en los códigos y leyes (que capacidad de decisión tiene cada individuo, quien debe obedecer a quién, etc.)

Una institución conformada mayoritariamente por reglas informales es la Familia, que incluye una cantidad mucho menor de integrantes y que no suele tener una declaración explícita o formal de sus objetivos (el afecto mutuo y la crianza de niños). La familia es un claro ejemplo del proceso de cambio institucional, por el cual a medida que se fueron modificando, con el tiempo, los valores dominantes en la sociedad y, que fueron cambiando las condiciones legales y económicas, se fue pasando desde la tradicional familia monógama hacia diversos modelos de familias (monoparentales, de personas del mismo sexo) que coexisten en la actualidad.

Generalmente, las instituciones no son resultado de una planificación, sino que surgen a lo largo del tiempo en respuesta a necesidades de la población o como resultado de la lucha por el poder entre individuos o grupos. No obstante, una vez consolidadas, las instituciones suelen modificar elementos de sí mismas para adaptarse mejor a las circunstancias cambiantes, para expandir su esfera de acción o para reforzar su autoridad sobre los sujetos. Esto se ve claramente en las leyes promulgadas por el Estado para regular su propia acción sobre la sociedad.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.