Inicio >Sociedad> Evaluación

Concepto de Evaluación


Entendemos por evaluación a aquel proceso por el cual se califica algo, ya sea de manera o positiva o no, siguiendo ciertos criterios. Podemos rastrear su origen etimológico, encontrando la palabra en francés evaluer, que significa hacer un juicio sobre algo.

Evaluación

(Evaluación.)

¿Qué se evalúa?

Se puede evaluar casi cualquier cosa y lo hacemos de una manera casi continua. Si una comida nos gusta o no o qué opinamos sobre la atención en un local, por ejemplo, son formas de evaluar aunque no tengamos presente que se trata de una evaluación. Sin embargo, cuando hablamos de evaluaciones nos referimos al ámbito académico – estudiantil o al laboral.

Tipos de evaluación

  • Empezamos por las evaluaciones en el ámbito laboral. Hoy en día las empresas cuentan con un personal capacitado para evaluar de manera sistemática a sus trabajadores. Ha habido importantes avances en el área de relaciones humanas y psicología de las organizaciones, bajo el ala de la psicología de la conducta, permitiendo evaluar de una manera casi constante en base a su desempeño a los trabajadores. Antiguamente, era una tarea de un superior supervisar el correcto horario de entrada y salida del personal, además de su eficiencia y el nivel de convivencia. Actualmente, sectores específicos de las organizaciones se encargan de analizar esto y pueden generar informes del conjunto de los mismos de una manera pragmática y concisa. Es a través de baterías de test, distintas entrevistas y otros métodos de aplicación que se obtienen resultados con el fin de optimizar la funcionalidad de una empresa.
  • Por otra parte, en el nivel educativo la evaluación es una herramienta que le permite a los maestros y directos saber cuán cerca han estado de cumplir sus objetivos con los estudiantes, cuánto ha aprendido (o no) un alumno o un grupo de estos. Usualmente el término evaluación se usa como sinónimo de examen o prueba, aunque no necesariamente toda evaluación tiene que ser una de estas dos variantes. Un profesor puede evaluar la participación en clase, la expresión oral, el grado de interés mostrado, y no estará tomando un examen. Los exámenes por su parte, si son formas de evaluar. En ellas se tendrá una escala jerarquizada numérica o alfabéticamente, dependiendo del país en el que nos encontremos, y servirá para precisamente “evaluar” si los contenidos han sido captados o no, cuáles son los puntos a reforzar, etc.

La evaluación clásica y la evaluación moderna

El modelo clásico de evaluación ha sido fuertemente discutido, sobre todo durante los años setenta y ochenta, al punto que se cuestiona si es bueno o no medir a toda la variedad de estudiantes con los mismos rígidos parámetros. Las discusiones han sido muy largas, sobre todo para decidir cuáles son los parámetros deseables. Un avance muy importante se dio al romper con un modelo de aprendizaje basado en la memoria y en la repetición. Hoy en día se evalúa según otros criterios, se opta por un verdadero entendimiento y comprensión más que una mera repetición.

La evaluación en la psicología

Por último, podemos añadir que para ciertos tipos de diagnósticos (ya sea psicológicos, e incluso sociales) es necesario una evaluación de factores que puedan influir. En estos casos, ya no se habla de una “evaluación” pensando en juicios al respecto, sino en sopesar factores que puedan interferir, modificando la situación que interesa conocer. Lo mismo sucede con la evaluación de las necesidades, en el ámbito laboral implica saber cuáles son los requisitos para lo que se vaya a realizar.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.