Espontaneidad

Te explicamos qué es la espontaneidad, en qué áreas puede ser útil y con qué emociones se vincula. Además, por qué es un valor.

Los niños juegan en el agua con espontaneidad.
Las acciones espontáneas son aquellas que se llevan a cabo sin pensarlo mucho.

¿Qué es la espontaneidad?

La espontaneidad es la capacidad humana de actuar de manera impensada, pasional o instintiva, esto es, sin planificación o sin que medie demasiado la razón. Las acciones espontáneas son aquellas que se llevan a cabo sin pensarlo mucho, sin premeditación, son las que surgen en el momento.

En el ámbito de las emociones humanas, la espontaneidad se vincula con la pasión y con el momento presente, así como con las acciones que no requieren de una justificación racional, sino que son propias del mundo de los sentimientos. Por ejemplo, un beso o un abrazo espontáneo es aquel que se da sin pensar, por el simple hecho de haber sentido su necesidad o su impulso, mientras que un regalo espontáneo es aquel que se le otorga a alguien sin que sea su cumpleaños, ni Navidad, ni exista otro motivo que el simple gusto de obsequiar.

Este término también se utiliza en otras áreas del saber, como en la química y la biología, para referirse a aquellas reacciones o fenómenos que se producen sin que exista una razón aparente, o sea, sin que se aprecie un estímulo externo que las desencadene.

Por ejemplo, una combustión espontánea ocurre cuando una sustancia se enciende fuego de un momento a otro. Otro ejemplo es la teoría de la generación espontánea de la vida, hoy en día obsoleta, que proponía que la vida se producía sin causa aparente a partir de la materia inorgánica: si se dejaban unos paños húmedos en un rincón durante el tiempo suficiente, la vida brotaba espontáneamente, ya que podía hallarse luego entre los paños un nido de insectos.

Las palabras “espontáneo” y “espontaneidad” provienen del latín spontaneus, formado por la voz sponte (“voluntariamente” o “sin obligación”) y el sufijo -aneus (que denota relación). Lo contrario de algo espontáneo es algo premeditado, planificado o razonado.

Ver además: Creatividad

La espontaneidad como un valor humano

En lo que se refiere a las relaciones humanas, el término espontaneidad se considera un valor, o sea, algo positivo. Esto se debe a que se lo entiende como un fluir libre de las pasiones y del querer, sin que medie una planificación u obligación, o sea, es algo que surge de manera natural.

Así, las demostraciones de afecto espontáneas tienden a ser mejor recibidas y más valoradas que aquellas fruto de la planificación y el deber, ya que se entienden como más genuinas. Por ejemplo, una persona que un día le lleva flores a su cónyuge porque las vio en el camino y simplemente le provocó hacer ese obsequio, seguramente haga más feliz a su pareja que si lo hace únicamente en el día de los enamorados o en el día de su aniversario, ya que estos días el obsequio es, de alguna manera, esperable o predecible.

Sigue con: Inteligencia emocional

Referencias

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Espontaneidad". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/espontaneidad/. Última edición: 25 de noviembre de 2022. Consultado: 22 junio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 25 noviembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)