Concepto de
Texto Persuasivo

Te explicamos qué es un texto persuasivo, sus estrategias para lograr su objetivo y sus características. Además, sus tipos y diversos ejemplos.

texto persuasivo
Un texto persuasivo puede ser desde un libro completo hasta un frase publicitaria.

¿Qué son los textos persuasivos?

Un texto persuasivo es aquel que está compuesto de manera tal que ejerza una influencia de cierto tipo sobre sus lectores, invitándolos o incluso convenciéndolos de asumir alguna postura, realizar alguna acción o simplemente pensar de determinada manera.

Puede lograr su objetivo gracias a diferentes estrategias, que pueden ir desde la argumentación, es decir, exponer razones y motivos claramente dirigidos hacia la defensa lógica de un punto de vista o un enunciado; hasta la seducción, que consiste en apelar a las emociones y las sensaciones, o sea, la parte menos racional y lógica del receptor.

En los textos persuasivos predomina siempre la función apelativa o incoativa del lenguaje, o sea, que se elaboran con una estrategia para convencer de algo al receptor. Sin embargo, su efectividad (su capacidad para influir a terceros) dependerá de muchos factores, tanto propios (cuáles son los recursos persuasivos de los que el texto dispone) como circunstanciales (a qué público se dirige y en qué circunstancias específicas).

Puede servirte: Texto argumentativo

Características de los textos persuasivos

En general, los textos persuasivos se caracterizan por lo siguiente:

  • Tienen una extensión muy variable, desde varias páginas como un ensayo, hasta unas pocas como en un aviso publicitario.
  • Echan mano a diferentes estrategias persuasivas: seducir, invitar, convencer, demostrar, comprobar, prometer, etc., dependiendo del texto que sea. Estas pueden clasificarse en racionales (persuasión racional) o emocionales (persuasión emocional).
  • Suelen centrarse en el receptor, a punto tal de llegar a dirigirse a él explícitamente, como ocurre en la publicidad.
  • En muchos casos están diseñados para resultar lo más atractivos posible a su público destino, empleando un lenguaje acorde y elementos extralingüísticos (dibujos, íconos, colores, etc.).

Tipos de texto persuasivo

Existen muchas formas de texto persuasivo, ya que no se trata de una categoría académica o formal, sino de una característica presente en muchos textos de muy diversa naturaleza. Así, en este grupo hallaremos elementos como:

  • Textos académicos o científicos. En los que se propone una hipótesis y se la sostiene a través de argumentos lógicos, demostrables y evidentes, sin dar cabida prácticamente a la emocionalidad, ni a las subjetividades del autor o del lector. Su persuasión es completamente racional y lógica, o sea, argumentativa.
  • Textos editoriales o de opinión. Se trata de textos comunes en prensa o publicaciones periódicas, o en espacios de crítica y opinión tanto dentro como fuera de la academia. Se proponen persuadir al lector mediante una argumentación sólida, pero no por ello totalmente objetiva, ya que echa mano a la subjetividad y a las opiniones.
  • Textos publicitarios y propaganda. En este nivel se encuentran los textos promocionales, la publicidad, los spots y avisos que promueven el consumo o que invitan a actuar de una manera determinada, generalmente apelando a promesas, verdades relativas o incluso a la seducción, o sea, a argumentos puramente emocionales.

Ejemplos de textos persuasivos

Algunos ejemplos hipotéticos de textos persuasivos serían los siguientes:

  • Una campaña gubernamental para promover el uso del tapabocas durante una epidemia de neumonía atípica:

“Usa el tapabocas en los espacios cerrados y mantén una distancia de metro y medio de los demás. Recuerda que hoy cuidarte es cuidarnos a todos. Evita el contagio”.

  • Un spot publicitario para promocionar una nueva marca de automóvil:

“¿Sabes realmente lo que es conducir, si nunca has conducido un Lexus?

Estás a tiempo. Únete a un mundo de conocedores y descubre por qué conducir es mucho más que simplemente estar al volante. Con su sistema computarizado central y su combinación de carrocería ligera pero elegante y de motor potente de bajo consumo, Lexus es mucho más que un vehículo: es una experiencia”.

  • Un fragmento de un texto crítico sobre una obra literaria recién publicada:

“Después de leer Hoy no es día para pedir langosta, la nueva novela del autor estrella de la editorial pamplina, Mario Salinas-Salmuera, uno se queda con la interrogante de si realmente se trata de una novela, o si se trata más bien de un intento por difundir las ideas políticas del autor. No solamente porque en la trama intervengan –con nombre propio y como antagonistas- distintos políticos de la izquierda española, sino porque la trama parece un esfuerzo por victimizar ciertas clases sociales pudientes y satanizar, en cambio, cualquier idea progresista. Esto no quiere decir que esté mal escrita, ni mucho menos, pero sus intenciones de crear polémica resultarán evidentes para cualquier lector informado”.

  • Una campaña promocional de un fondo de ayuda para los refugiados sirios:

“Este es Amin, tiene siete años. Lo que más extraña de su casa es la comida de su madre, que falleció durante el último bombardeo que vivieron en Siria. Le gusta el fútbol y cuando sea grande quisiera ser médico, para ayudar a que la gente no pierda a sus seres quieridos. Con tu ayuda, Amin estará más cerca de cumplir ese sueño, y nosotros de cumplir el nuestro: tenderle una mano a quienes lo han perdido todo y se encuentran en nuestro país. ¡Ayúdanos a lograrlo!”.

Sigue con: Artículo de opinión

Referencias:

Última edición: 20 de noviembre de 2020. Cómo citar: "Texto Persuasivo". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/texto-persuasivo/. Consultado: 21 de enero de 2021.