Ejemplos de argumentos

Te explicamos qué es un argumento y te ofrecemos ejemplos de cada tipo de argumento, señalando las características de cada uno.

ejemplos de argumentos
El objetivo de un argumento es convencer al interlocutor o motivar en él una acción determinada.

¿Qué es un argumento?

Un argumento es una expresión verbal de un razonamiento o una idea, con la que se busca probar, justificar o refutar una proposición o tesis. Dicho de un modo más simple, se trata de un razonamiento que utilizamos para atacar las ideas ajenas o defender las propias en una discusión o negociación.

Los argumentos se formulan siempre como una proposición, y se caracterizan por ser necesariamente coherentes y consistentes, es decir, deben tener sentido evidente y no pueden contradecirse a sí mismos. Su objetivo es siempre convencer al interlocutor o motivar en él una acción determinada, o bien refutar un razonamiento (e impedir una acción), ya sea a través del uso de la razón, o de la afectación de las emociones.

Por ejemplo, son argumentos los alegatos que hace un abogado defensor en un juicio para intentar convencer al juez y al jurado de que el acusado no es culpable de lo que se le acusa; pero también los que emplea el fiscal acusador para derribar la defensa del acusado y lograr que se le sentencie.

Desde un punto de vista lógico, todos los argumentos consisten en un conjunto de premisas que conducen a una conclusión determinada. De allí que los argumentos se clasifiquen según el tipo de procedimiento empleado para llegar a la conclusión, de la siguiente manera:

Puede servirte: Argumentación

Tipos de argumentos (con ejemplos)

1. Argumentos deductivos

Los argumentos deductivos son aquellos que utilizan la deducción como método para obtener sus conclusiones, yendo de lo general a lo particular. Por ejemplo:

  • Todos los humanos son mortales. Yo soy un ser humano. Así que seguramente algún día moriré.
  • Si los planetas son todos redondos y la Tierra es también un planeta, seguro la Tierra es redonda también.
  • Todos los animales respiran y todos los pájaros son animales, de modo que todos los pájaros necesariamente respiran.
  • Ningún ser humano ha pisado Marte, y Marte es el planeta más cercano a la Tierra, de modo que ningún ser humano ha pisado un planeta exterior.

2. Argumentos inductivos

Los argumentos inductivos son aquellos que emplean la inducción como método para alcanzar sus conclusiones, yendo de lo particular a lo general. Por ejemplo:

  • Yo soy mortal. Mis padres son mortales. Mis amigos son mortales. Por lo tanto, todos los seres humanos son mortales.
  • Mi amigo tiene un automóvil FIAT que funciona muy bien. Mi tía tuvo un automóvil FIAT que también funcionaba muy bien. De modo que los automóviles FIAT deben funcionar muy bien.
  • Cuando estuve en Brasil comí comida muy rica. Cuando estuve en Venezuela comí comida muy rica. Eso quiere decir que en Suramérica se come comida muy rica.
  • Hoy es lunes y no tengo trabajo. El siguiente lunes, tampoco. Es posible que los lunes no vuelva a trabajar.

Más en: Argumentos deductivos e inductivos

3. Argumentos abductivos

Los argumentos abductivos son aquellos que emplean premisas aparentemente inconexas para establecer una conclusión probable pero inverificable. Por ejemplo:

  • Anoche hizo mucho calor. Hoy amanecí con dolor de cabeza. Es posible que mi dolor de cabeza se deba al calor de anoche.
  • A mi madre le gusta el mar y es oriunda de la costa. Es probable que a mi madre le guste el mar por ser oriunda de la costa.
  • Las cosas por estos días me están saliendo mal. Mercurio está en mi signo este mes. Cuando el planeta cambie de signo, me empezará a ir mucho mejor.
  • Durante el verano hay muchos incendios en esta zona. Ayer escuchamos a los bomberos. Seguramente hubo un incendio en la zona.

4. Argumentos causales

Los argumentos causales son aquellos que alcanzan sus conclusiones a partir de una relación causa-efecto entre las premisas establecidas. Por ejemplo:

  • Este verano hubo mucho sol y mis plantas crecieron enormemente. Por lo tanto, el sol abundante hace crecer a mis plantas.
  • Cada vez hay más gente invirtiendo en criptomonedas. El bitcoin no para de subir de precio. Tal vez el bitcoin suba de precio porque hay cada vez más gente invirtiendo en criptomonedas.
  • La Luna está llena esta noche, y yo me he sentido más feliz que de costumbre. Por lo tanto, estoy feliz cuando la Luna está llena.
  • Hay más gente de lo normal en la estación de trenes. Debe tratase de un retraso en la línea.

5. Argumentos de autoridad

Los argumentos de autoridad son aquellos que sostienen sus conclusiones acudiendo al prestigio o la legitimación de quien enuncia las premisas, o sea, acudiendo a la autoridad de quien afirma las conclusiones. Por ejemplo:

  • El medicamento es seguro, así lo certifican las autoridades sanitarias.
  • La atmósfera se está calentando, lo explican en prestigiosas revistas académicas.
  • Te toca a ti fregar los platos esta noche, aunque lo hayas hecho también ayer. Papá dijo que era parte de tu castigo.
  • El acusado debe ser declarado inocente, pues el juez admitió que no existe evidencia suficiente para condenarlo.

6. Argumentos probabilísticos

Los argumentos probabilísticos son aquellos que sostienen sus conclusiones empleando criterios estadísticos o probabilísticos, esto es, números que reflejan la posibilidad de que la conclusión sea cierta. Por ejemplo:

  • Si lanzamos al aire una moneda, existe un 50 % de probabilidades de que salga cara.
  • Salgamos con mi paraguas, pues hoy existe un 60 % de probabilidades de llovizna.
  • Si no dejas de fumar, tendrás 80 % más de chances de contraer una enfermedad pulmonar.
  • Vota por el candidato 1, en las encuestas dicen que tiene 60 % de chances de ganar.

7. Argumentos emotivos o afectivos

Los argumentos emotivos o afectivos son aquellos que alcanzan sus conclusiones mediante premisas no racionales, sino de tipo emotivo o afectivo, movilizando las emociones en lugar de la razón. Por ejemplo:

  • Done dinero a nuestra causa, las maestras de las escuelas rurales de nuestro país se lo agradecerán.
  • Hay que votar por el candidato 2, porque de otro modo nuestro estilo de vida se verá amenazado.
  • Deberíamos mudarnos, eso me hará muy feliz.
  • Si no cuidamos estos lagos, ¿qué le dejaremos a las generaciones futuras?

8. Argumentos por analogía

Los argumentos por analogía son aquellos que alcanzan sus conclusiones estableciendo comparaciones entre diferentes referentes. Por ejemplo:

  • Vamos a ver la nueva película de Marvel, pues la película anterior nos gustó muchísimo y es probable que esta también.
  • Si mi compañero estudioso no aprobó el examen, yo deberé esforzarme mucho más todavía.
  • Me gusta la ropa de esa tienda, pero a una amiga la trataron muy mal allí, así que mejor compraré en otro lado porque no quiero que me traten mal también.
  • Si en este transportador no cupo nuestro gato, mucho menos cabrá nuestro perro, que es más grande.

Referencias

¿Cómo citar?

"Ejemplos de argumentos". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/ejemplos-de-argumentos/. Última edición: 2 de febrero de 2022. Consultado: 29 de noviembre de 2022

Sobre el autor

Última edición: 2 febrero, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)