Estructura de un texto argumentativo

Te explicamos cuál es la estructura de un texto argumentativo y sus partes. Además, te damos un ejemplo para que sepas cómo escribir uno.

La propaganda electoral es un ejemplo de texto argumentativo que busca convencer a los votantes.

¿Cuál es la estructura de un texto argumentativo?

La estructura de los textos argumentativos no siempre es necesariamente igual, pero en líneas generales suele constar de tres partes diferentes:

  • Introducción o tesis, donde se detallan las premisas, es decir, los puntos de partida para los argumentos.
  • Desarrollo o cuerpo argumentativo, donde se realiza la argumentación propiamente dicha.
  • Conclusión o cierre, donde se interpretan y refuerzan los razonamientos realizados.

Estos tres segmentos componen, a grandes rasgos, todo texto argumentativo. Esta estructura se basa en el orden lógico contemplado en la proposición de una idea (premisa, argumento y conclusión), que permite sostener un punto de vista o un razonamiento.

A diferencia de los textos expositivos, en los textos argumentativos todo está dirigido a convencer o persuadir al lector de una perspectiva, conclusión u opinión específica. Para ello, lo común es que se utilicen argumentos lógicos y racionales, así como de tipo afectivo o emocional. Por este motivo, a menudo se los conoce también como textos persuasivos.

Son ejemplos de textos argumentativos los artículos de opinión, la propaganda política y electoral, las piezas de publicidad y los discursos de un abogado defensor ante un tribunal.

Ver también: Características de un texto argumentativo

Introducción

En la introducción, el segmento inicial del texto, se ofrece al lector un panorama rápido y general del tema a tratar, yendo de lo más general a lo más específico. La idea es que en este recorrido se expongan los planteamientos iniciales de la argumentación, es decir, las premisas que conducen a la idea principal o tesis.

Por ejemplo, en una propaganda política cuyo objetivo es invitar al lector a votar por un partido específico, el segmento introductorio probablemente abordará los dilemas actuales del país y lo insostenible de la situación, y conducirá eventualmente a una solución idónea, es decir, a una tesis respecto de qué es lo más conveniente para el futuro.

Ver también: Introducción

Desarrollo o cuerpo argumentativo

En el desarrollo, también llamado cuerpo argumentativo, se encuentra el grueso de los argumentos del texto, es decir, el conjunto de razonamientos, informaciones y deducciones lógicas que sostienen el punto de vista del escrito. Estos argumentos pueden ir a favor o en contra de lo expuesto, pueden ser lógicos o emocionales, pero siempre deben contar con algún tipo de sustento, o sea, con una demostración a través de ejemplos, comparaciones, descripciones o citas.

Por ejemplo, en la propaganda política del caso previo, en el desarrollo se ofrecerá al lector el conjunto de propuestas del partido que se busca promover, brindando la mayor cantidad posible de información respecto de cada una y detallando los beneficios que traerán para el país. Al mismo tiempo, se pueden atacar las propuestas de los partidos rivales, sin necesariamente mencionarlas, sino simplemente defendiendo las ideas contrarias.

Te puede interesar:

Conclusión

En la conclusión o cierre del texto, el apartado final, se propone una interpretación de lo expuesto anteriormente, es decir, una deducción que sirve de mensaje final y que puede bien ser un llamado a la acción, la reafirmación de alguna premisa ya expuesta o simplemente una invitación a que el lector reflexione sobre lo que ha leído. En esta parte se intenta poner el broche a la argumentación previa y conducir al lector al punto deseado, esto es, a asumir como propia la perspectiva propuesta.

Por ejemplo, en la propaganda política que se viene analizando, el texto cerrará con la conclusión de que el partido propuesto constituye, sin lugar a dudas, la mejor de las opciones posibles en la elección y, por lo tanto, se invitará al lector a apoyarlo con su voto. Para ello, puede hacer un breve repaso por los principales puntos de la argumentación u ofrecer una frase o un eslogan final que resuma el espíritu del texto.

Ver también: Conclusión

Ejemplo de partes de un texto argumentativo

En el siguiente ejemplo, se evidencian las distintas partes de un texto argumentativo:

[Título] Un alegato a favor del invierno

[Introducción] Todos los años, se produce en los países de las regiones subtropicales el mismo debate entre quienes reciben el invierno con alegría y quienes lo hacen con resignación, incluso con descontento. Existen sin duda razones para apoyar una u otra postura, y es verdad que, a su manera, todas las estaciones del año tienen su encanto. Pero el invierno trae consigo un ambiente único, cuyas características, bien vistas, suponen una enorme ventaja respecto al verano.

[Cuerpo argumentativo] Algunas de estas ventajas tienen que ver con la desaparición de los insectos molestos (como los mosquitos y las moscas) y con la prolongación de las horas nocturnas, lo cual es propicio al mismo tiempo para el esparcimiento, para la reflexión y para el descanso. Así, el invierno satisface por igual al extrovertido y al tímido, al ambicioso y al melancólico.

[Conclusión] Por estos motivos, se puede decir que el invierno es la más noble de las estaciones y que, a pesar de la mala fama que se le ha hecho desde tiempos antiguos, no se debe considerar como la estación de la muerte y la sequía. Más bien se trata de la estación del sueño y la introspección, en la que todo el mundo indaga en su fuero interno. El invierno es la noche de las estaciones y es, como ella, sensual, elegante y dramática.

Sigue con:

Referencias

  • López Villamor, C. (1997). Jerigonza. El texto argumentativo. Octaedro.
  • Marimón Llorca, C. (2006). El texto argumentativo. Liceus, Servicios de Gestión y Comunicaciones.
  • Reale, A. y Vitale, A. (1995). La argumentación. (Una aproximación retórico-discursiva). Ars.

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Estructura de un texto argumentativo". Autor: Gilberto Farías. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/estructura-de-un-texto-argumentativo/. Última edición: 13 de junio de 2024. Consultado: 13 julio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 13 junio, 2024
Revisado por Gilberto Farías
Licenciado en Letras (Universidad Central de Venezuela)

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)