Tecnología de la información

Te explicamos qué es la tecnología de la información, cuáles son sus características y ejemplos. Además, te contamos su historia.

tecnologias de la informacion
La tecnología de la información abarca los implementos que producen, recuperan o transmiten información.

¿Qué es la tecnología de la información?

La tecnología de la información, abreviada TI o IT (del inglés information technologies), y a veces referida en plural como tecnologías de la información, es el nombre que recibe el uso de computadoras y redes digitales para almacenar, transmitir y manipular datos, generalmente en el mundo empresarial y de los negocios. Se trata, en esencia, de otro nombre para las TIC, es decir, las Tecnologías de Información y Comunicaciones, solo que haciendo énfasis en el almacenamiento de la información, más que en su transmisión y difusión.

Es común hablar indistintamente de las TI y las TIC, a la hora de referirse al impacto que tienen en el mundo económico y profesional las redes digitales y el mundo de internet. Ambos términos son útiles para pensar el modo contemporáneo en que se produce y almacena la información, el cual no tiene comparación con ninguna otra época de la humanidad.

De este modo, las tecnologías de la información abarcan todos aquellos implementos creados por el ser humano que sirven para producir, recuperar o transmitir información de manera rápida, eficiente y masiva.

Cuando hablamos, por lo tanto, de TI, nos referimos tanto al hardware como al software, tanto a las redes informáticas como a las computadoras personales, es decir, al conjunto de herramientas tecnológicas destinadas al manejo de la información. Además, en tanto campo de estudios, la tecnología de la información está estrechamente vinculada con la informática y con las ciencias de la información.

Puede servirte: Sistema de información

Historia de la tecnología de la información

tecnologias de la informacion historia
Hoy producimos, almacenamos y transmitimos mucha más información que nunca antes.

La información ha sido siempre un recurso muy valioso para el ser humano, pero nunca antes había podido producirla y manejarla con tanta facilidad y en tan grandes dimensiones. De hecho, la historia de las tecnologías de la información inicia con la invención de la escritura, alrededor del 3000 a. C., cuando las culturas mesopotámicas inventaron lo que se piensa fue el primer sistema antiguo de registro escrito, útil para llevar la cuenta de los rebaños, de la materia prima u otros bienes contables.

Este sistema primitivo de marcas en alguna superficie fue la primera tecnología de información conocida, y con el paso de los siglos evolucionó hasta convertirse en los distintos tipos de escritura conocidos hoy. La escritura cobró tanta importancia, que obligó a la humanidad a diseñar nuevos soportes, más resistentes, livianos y cómodos, en los que trabajar con ella.

El papel fue, durante milenios, el soporte idóneo para la escritura manual, hecha con tinta o con grafito, hasta la invención en el siglo XV de la imprenta, que permitió masificar los textos con una facilidad y rapidez nunca antes vista: lo que a un conjunto de monjes de la Edad Media les tomaba un año transcribir, un aparato podía hacerlo en tan solo algunas semanas. A esta invención se añadieron posteriormente la litografía y otras maneras de reproducir imágenes sobre papel.

El siguiente hito se produjo en el siglo XX, con la invención de las máquinas de escribir, y sobre todo con la creación de los primeros soportes electromagnéticos, es decir, las primeras computadoras y sistemas digitales. A mediados del siglo XX se hizo evidente que las máquinas calculadoras disponibles hasta la fecha eran apenas el comienzo de lo que la humanidad podría lograr en materia de almacenamiento y procesamiento de información.

De hecho, la segunda mitad del siglo XX y las primeras décadas del siglo XXI presenciaron una transformación inédita en las capacidades humanas para producir y almacenar datos, con el surgimiento de nuevas y más potentes generaciones de computadoras. Los discos duros, los soportes móviles (disquetes, discos láser, unidades flash) y las redes computacionales maximizaron la cantidad de información que se podía almacenar con fidelidad y recuperar con rapidez.

De allí que a los tiempos actuales se los llame la “Era de la información”: los seres humanos producimos, almacenamos y transmitimos de manera ordinaria muchísima más información que la producida, almacenada y reproducida en todas las eras anteriores de la historia.

Características de la tecnología de la información

tecnologias de la informacion caracteristicas
Las tecnologías inalámbricas permiten recuperar datos almacenados en soportes alejados.

La tecnología de la información en la actualidad se caracteriza fundamentalmente por:

  • Inmaterialidad. El avance del mundo digital y las tecnologías wireless permitió que los datos descansen en soportes alejados de nuestra vista, recuperables de manera veloz, pero ubicados en un lugar inaccesible. De allí la metáfora de “la nube” para referirse a internet: un lugar repleto de información que está en todos lados, pero que a la vez no podemos ver ni tocar.
  • Interconexión. La información en la actualidad fluye sin detenerse, transmitiéndose de un lugar geográfico a otro en cuestión de segundos, pero siempre de un extremo a otro de una red. Para acceder a ella debemos, por ende, conectarnos: disponer de un artefacto capaz de conexión.
  • Instantaneidad. La rapidez de transmisión de datos en la actualidad es únicamente comparable con la velocidad de transmisión de los impulsos eléctricos entre los nervios y el cerebro de los animales.
  • Omnipresencia. La información se encuentra en todos lados en el mundo contemporáneo, es producida, recopilada y transmitida incluso sin que nos demos cuenta.

Ejemplos de aplicación de la tecnología de la información

Algunos ejemplos del uso de tecnologías de la información a lo largo de la historia son:

  • La escritura en cualquiera de sus niveles.
  • La difusión en redes sociales de contenido publicitario a miles de usuarios potenciales.
  • El registro y estudio de los sistemas bursátiles y financieros (como la bolsa de valores) mediante grandes computadoras dedicadas al cálculo.
  • El almacenamiento digital de los archivos históricos de un periódico o del archivo de una nación.
  • El registro de los pasos dados por una persona que se ejercita mediante una app en su teléfono celular inteligente.
  • Las transacciones de compra y venta de activos financieros a través de portales bancarios en línea.
  • El almacenamiento de miles de fotos en el disco duro de una persona.

Tipos de tecnología de la información

La tecnología de la información se puede organizar y clasificar de acuerdo a diferentes criterios. Por ejemplo, atendiendo a sus roles principales en la sociedad, podemos distinguir entre:

  • TI para el procesamiento de datos. Aquella que se utiliza para resolver problemas de automatización de procesos, cálculo y predicción de resultados, y todo aquello que involucre la recuperación de información recopilada.
  • TI de gestión. Aquella que se utiliza para contener o distribuir información y permitir el acceso a ella por parte de terceros, ya sean usuarios u otros sistemas informáticos.
  • TI de soporte de decisiones. Aquella que se utiliza para sustentar el intercambio de datos y decisiones entre uno o varios usuarios y un sistema informático, como puede ser el algoritmo de una red social, por ejemplo, o el acceso a un archivo hemerográfico solicitado por una búsqueda de usuario.
  • TI de sistemas expertos. Aquella que se utiliza para desarrollar inteligencia artificial y sistemas predictivos (algoritmos muy avanzados) que realizan tareas imposibles para la mente humana y brindan apoyo continuo a distintas labores científicas profesionales y cotidianas.

Sigue con: Dispositivos de almacenamiento

Referencias

¿Cómo citar?

"Tecnología de la información". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/tecnologia-de-la-informacion/. Última edición: 12 de agosto de 2022. Consultado: 01 de febrero de 2023

Sobre el autor

Última edición: 12 agosto, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)