Networking

Te explicamos qué es el networking en los negocios, para qué sirve y qué tipos existen. Además, te contamos cómo hacer networking.

networking
El networking permite sumar conocidos y potenciales aliados estratégicos.

¿Qué es el networking?

En el mundo profesional y de los negocios, se entiende por el anglicismo networking a la práctica de hacer contactos, es decir, de conocer a otros profesionales y empresarios con miras a futuras y posibles oportunidades de inversión y de trabajo. También es común el uso de otros términos para esta misma actividad, como son: mercadeo relacional, redes de negocio o redes de trabajo.

La idea del networking consiste en ampliar las redes laborales (de allí su nombre en inglés: net, “red”, y work, “trabajo”), para sumar conocidos y potenciales aliados estratégicos. Para eso, los emprendedores o profesionales suelen coincidir en reuniones de networking, cuyo fin es permitir y facilitar las relaciones sociales entre los interesados, y potenciar el intercambio de datos de contacto, consejos y mentorías.

En la actualidad, es posible hacer networking de manera digital, gracias a aplicaciones y redes sociales dedicadas al ámbito profesional, como LinkedIn e incluso Twitter.

Puede servirte: Reclutamiento

¿Para qué sirve el networking?

La mayoría de los profesionales y emprendedores coincide en la importancia del networking como fuente de aliados potenciales, de empleados o empleadores, y de socios potenciales. Esto se debe a que poseer una vasta red de trabajo se traduce en mayores oportunidades estratégicas, mayor presencia en el circuito profesional y un canal de comunicación más directo entre profesionales.

En cuanto a propósitos concretos, el networking puede servir para:

  • Conseguir socios, inversores o empleados para el propio negocio.
  • Conocer a otros profesionales del área y recibir consejos, novedades y estar al día en el rubro de interés.
  • Conocer posibles empleadores o mentorías de parte de profesionales con más trayectoria.
  • Establecer nexos con eventuales competidores que conduzcan a alianzas estratégicas.

Tipos de networking

Existen tres tipos de networking:

  • Networking personal. Es el que realiza una persona por sí misma, por fuera de su trabajo actual, y que se sustenta en sus relaciones sociales e interpersonales. Para un individuo con una vasta red personal será más fácil cambiar de empleo, emprender por su cuenta o conseguir asesorías.
  • Networking estratégico. Es el que realizan los profesionales de una empresa u organización, ya sea con equivalentes en otras empresas (networking horizontal) o bien con profesionales en posición de autoridad (networking vertical), que apuestan por oportunidades de desarrollo profesional en el futuro.
  • Networking operacional. Es el que realizan los empleados de una empresa para intercambiar conocimiento y experiencia, incrementar su valor para la empresa y enfrentar sus retos desde nuevas y más eficientes perspectivas.

¿Cómo hacer networking?

networking como hacerlo
Hacer presencia en eventos vinculados al área de trabajo potencia la marca personal.

Existen muchas maneras distintas de realizar un trabajo de networking. Entre las principales figuran:

  • Potenciar la propia marca personal. Para desarrollar una presencia más visible en el circuito profesional y proyectar el propio trabajo más allá de la oficina, se pueden imprimir tarjetas de presentación, abrir y actualizar perfiles en redes sociales de trabajo o hacer presencia en eventos vinculados al área de trabajo.
  • Desarrollar los talentos sociales. Para expandir los contactos es imprescindible conocer gente nueva y para eso se debe socializar: acudir a reuniones de after-office, participar en foros y presentaciones. Saber escuchar, saber comunicarse y una buena dosis de liderazgo son clave en este sentido.
  • Ir siempre preparado. Las oportunidades deben siempre aprovecharse, y para ello es indispensable cierto trabajo propio: reflexionar sobre las metas a corto y mediano plazo, preparar un “elevator pitch” (una breve presentación personal) de antemano y siempre tener en claro qué es lo que se busca en un evento. Ideas claras permiten acciones concordantes.
  • Actualizar continuamente las redes de contactos. Ya se trate de un portal digital o de una agenda analógica, es importante estar al día en materia de contactos. Esto significa actualizar números telefónicos, saber dónde están nuestros contactos y estar al tanto de sus logros, movimientos e iniciativas.
  • Ser generoso cuando convenga. Los seres humanos tendemos a ser recíprocos en el afecto y en las relaciones sociales, por eso generalmente respondemos con gratitud ante la generosidad ajena. Contar con un contacto agradecido puede ser la diferencia para descubrir a tiempo una oportunidad. Por eso es importante la generosidad con la información que se maneja.
  • Suscribirse a clubes de networking. Existen numerosas organizaciones dedicadas al networking entre profesionales y emprendedores. Una rápida investigación puede ponernos al día respecto de cuáles son los más conocidos en nuestra localidad y cuáles resultan más convenientes para nuestro perfil profesional.

Sigue con: Ética empresarial

Referencias

¿Cómo citar?

"Networking". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/networking/. Última edición: 13 de julio de 2022. Consultado: 11 de agosto de 2022

Sobre el autor

Última edición: 13 julio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)