Año sabático

Te explicamos qué es un año sabático, el origen de esta práctica y cuáles son sus beneficios. Además, te damos ideas para implementarlo.

Una mujer se encuentra con una cultura desconocida durante su año sabático.
Un año sabático puede ayudar a cambiar de perspectiva sobre la propia vida o el trabajo.

¿Qué es un año sabático?

Un año sabático es un lapso de doce meses durante el cual un profesional, normalmente académico, se aleja del trabajo y se dedica por completo a su desarrollo y formación individual y a sus intereses particulares. Su nombre proviene de la palabra judía shabbat, con la cual se denomina al sábado, el día de descanso semanal en la tradición judía.

Los años sabáticos son comunes en el mundo académico, ya que permiten a los profesores investigar, formarse y llevar adelante publicaciones. Este tipo de oportunidades se ofrecen a los profesores de trayectoria, a quienes la institución garantiza el cobro de su salario ordinario durante el disfrute de su año sabático.

El término, sin embargo, se utiliza también en otras áreas profesionales, pero en este caso se refiere a un año de descanso autofinanciado, que un trabajador se toma para descansar o dedicarse a otro tipo de actividades, como el voluntariado y las causas sociales. También es frecuente que los estudiantes universitarios se tomen un año sabático tras terminar la carrera, para viajar o vivir en el extranjero y prepararse para su ingreso al mundo laboral.

Ver además: Actividades recreativas

Origen del año sabático

La práctica del año sabático data de la Antigüedad agrícola, específicamente de la tradición hebrea, en la que era común tomar el séptimo año de cosecha como un período de descanso, no solo para favorecer la salud de los agricultores, sino para permitir al suelo recuperarse luego de seis años consecutivos de cosecha. A esta práctica se la conoce tradicionalmente como barbecho.

Ideas para hacer un año sabático

A continuación, se exploran algunas de las posibilidades que un año sabático permite:

  • Trabajar o estudiar en el extranjero. Esto es lo que muchos docentes universitarios hacen durante su año sabático: aplican a sistemas de intercambio o aceptan trabajar como profesores invitados, para continuar su formación y probar los recursos de otras instituciones.
  • Aprender un nuevo idioma. Muchas personas toman un año sabático para dedicarse a adquirir una lengua, quizás no a un nivel profesional, pero sí básico o incluso intermedio, dependiendo de qué tan intenso sea el ritmo de estudio.
  • Hacer voluntariado. El año sabático puede ser el tiempo idóneo para comprometerse con causas en pro del bienestar común, lo que no solo brinda nuevas oportunidades y conocimientos, sino que permite colaborar con algún área o institución. El ecologismo, el trabajo social y otras formas de lucha social tienen espacios para voluntarios.
  • Cultivar un hobby. El año sabático puede ser un lapso ideal para dedicar las energías necesarias a aprender a tocar un instrumento, a completar una colección o mejorar en un deporte.
  • Emprender un posgrado. Durante el año sabático se puede volver a la universidad para hacer algún curso o posgrado. Para esto, sin duda, será indispensable elegir bien qué estudiar y por cuánto tiempo.
  • Hacer un viaje. Muchas personas se toman un año sabático para viajar por alguna parte de mundo, o tener la experiencia de vivir por un tiempo determinado en otro lugar.
  • Hacer cambios vitales profundos. Ya se trate de cambiar de domicilio, renovar la casa o buscar otro empleo, el año sabático puede ser el período idóneo para emprender cambios sustanciales en nuestra manera de vivir.

Beneficios de un año sabático

Los años sabáticos brindan un lapso libre para emprender nuevos retos y dedicar energías a planes pospuestos. Esto permite que el individuo pueda desarrollar actividades de distinta índole tanto en el plano académico como social o laboral. Ya sea emprendiendo un viaje, realizando un voluntariado o apuntándose a un curso, la persona puede salir a descubrir qué es lo que realmente le gusta, conocer nuevos individuos y realidades, ser autosuficiente, lograr independencia o disfrutar.

Además, un año sabático puede ayudar a construir una mirada más fresca y energizada de la vida, del trabajo y de las relaciones. Al extraer al individuo de su rutina laboral, este puede cambiar de perspectiva, y puede ayudarle a ver aspectos de la propia vida que puede mejorar o que no resultan satisfactorios.

Sigue con: Tiempo libre

Referencias

¿Cómo citar?

"Año sabático". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/ano-sabatico/. Última edición: 7 de febrero de 2023. Consultado: 14 de abril de 2024

Sobre el autor

Última edición: 7 febrero, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)