Neomalthusianismo

Te explicamos qué es el neomalthusianismo y en qué se diferencia de la teoría de Thomas Malthus. Además, te contamos por qué se lo critica.

Una multitud de personas intenta entrar a un tren, en una ciudad superpoblada.
El neomalthusianismo puede hallarse en las voces de quienes llaman al control de la población mundial.

¿Qué es el neomalthusianismo?

El neomalthusianismo (también escrito neomaltusianismo) es la doctrina política que rescata parcialmente las teorías demográficas y económicas del británico Thomas Robert Malthus (1766-1834), según las cuales el crecimiento poblacional humano trae consigo la escasez de los recursos necesarios para su supervivencia y produce un entorno menos habitable, lo que puede incluso ocasionar la extinción de la especie.

No se trata, sin embargo, de un movimiento doctrinal unificado, sino de un conjunto de discursos demográficos, políticos y económicos en torno al impacto del crecimiento poblacional en la calidad de vida de la gente.

Esta doctrina surgió a finales del siglo XIX y tuvo un enorme auge en Francia y Estados Unidos, además de España, Portugal y varios países latinoamericanos, donde estuvo asociado al movimiento obrero. Sin embargo, aún puede hallarse en el siglo XX, en las voces de quienes llaman al control de la población mundial, cuyo aumento relacionan con la merma de recursos naturales aprovechables.

A grandes rasgos, el neomalthusianismo reformuló los preceptos malthusianos clásicos para pensar en las clases pobres del mundo industrial. A su modo de ver, la reproducción ilimitada de las familias proletarias es el factor principal que las condena a la miseria, pues a mayor descendencia, menor acaba siendo la repartición de los recursos disponibles.

Como solución a este problema, el neomalthusianismo propone la educación de la población para la necesaria separación entre sexo y reproducción, esto es, la defensa de la maternidad libre, la liberación femenina, la anticoncepción, el aborto y la planificación familiar.

Este modo de pensar fue muy popular en la primera mitad del siglo XX, hasta la llegada de la Segunda Guerra Mundial, pues entonces se lo asoció a la eugenesia practicada por los nazis y a sus teorías de darwinismo social. Sin embargo, nuevas posturas neomalthusianas aparecieron en países de población masiva, como China o India, en la segunda mitad del siglo. Además, continúan todavía en el siglo XXI, como parte de diferentes discursos ecologistas.

La importancia del neomalthusianismo radica en que planteó una de las primeras reflexiones modernas sobre la proliferación descontrolada de la población y sus efectos en un contexto de recursos escasos. Así, las posturas obreristas neomalthusianas llegaron a la conclusión de que únicamente un control de la natalidad reduciría el ciclo de empobrecimiento del proletariado y permitiría, entre otras cosas, la emancipación de la mujer.

En cambio, las posturas neomalthusianas conservadoras entendieron el control de la natalidad como un justificativo para impedir a las clases bajas el acceso a mayores recursos, pues a su modo de ver esto último habría fomentado en ellas el incremento de la reproducción.

Ver además: Sobrepoblación mundial

Diferencias entre malthusianismo y neomalthusianismo

Las principales diferencias entre el malthusianismo y sus vertientes contemporáneas (o sea, el neomalthusianismo) pueden resumirse en:

Malthusianismo Neo-malthusianismo
Advertía que la proliferación poblacional acarrearía el fin de la especie humana por ausencia de recursos. Advertía que la proliferación poblacional de las clases bajas de la sociedad es un elemento central en la reproducción de su pobreza.
Proponía como “remedios” al dilema las guerras, las pestes y la hambruna. Por parte de la humanidad, la represión sexual, el fomento de la castidad y el retardo del matrimonio. Proponía como remedios al dilema la educación y la conciencia de la escasez de los recursos, así como la maternidad libre, la anticoncepción, el aborto y la separación definitiva entre sexo y reproducción.
Fue una doctrina mayormente conservadora, que sirvió para justificar la preservación del statu quo socioeconómico y la implementación de medidas antipopulares, como las Poor Laws británicas del siglo XIX. No consistió en una doctrina ideológicamente unificada, por lo que hubo interpretaciones más conservadoras y otras más liberales. Entre estas últimas, muchas provenientes del movimiento obrerista y la Unión Soviética.

Más en: Malthusianismo

Críticas al neomalthusianismo

Una pared muestra un anuncio gubernamental del siglo pasado sobre el control de la natalidad.
El gobierno revolucionario chino imponía a su población el tener un solo hijo por familia.

Así como el malthusianismo clásico, las posturas neomalthusianas han sido abiertamente criticadas por su inexactitud científica de base, pues ya se ha demostrado estadísticamente que las poblaciones no incrementan su número en base a una progresión geométrica, como afirmaba Malthus, por lo que los recursos disponibles no se agotan con la rapidez y probabilidad que el británico vaticinó.

Sin embargo, la mayor cantidad de críticas a su doctrina provienen del ámbito político. Hasta el siglo XX hubo sectores políticos que profesaban una visión “natalista”, es decir, que entendían una población numerosa como un factor de riqueza y poder de las naciones. Estos sectores solían estar emparentados con el nacionalismo; por ejemplo, el dictador italiano Benito Mussolini llamó a las mujeres a dar nuevos hijos a la patria.

En cambio, otros detractores del neomalthusianismo vieron en sus planteamientos la justificación de la inequidad y el reparto desigual de las oportunidades en la sociedad. Además, alegaban que el énfasis neomalthusiano en el control de la natalidad distraía el debate político de otros elementos igual o más importantes, como el acceso a los recursos y el amparo estatal a las clases más pobres.

Por último, muchas posturas neomalthusianas son asociadas a la eugenesia y la esterilización forzosa que implementaron en el siglo XX diferentes regímenes fascistas, y por ende asociadas a una ideología racista y ultraconservadora. Al mismo tiempo, la implementación de doctrinas neomalthusianas de control de natalidad en la Unión Soviética y sobre todo en la China revolucionaria han sido criticadas por sus efectos perniciosos en el balance poblacional.

Sigue con: Demografía

Referencias

¿Cómo citar?

"Neomalthusianismo". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/neomalthusianismo/. Última edición: 20 de noviembre de 2023. Consultado: 29 de febrero de 2024

Sobre el autor

Última edición: 20 noviembre, 2023

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)