La Gioconda (Mona Lisa)

Te explicamos qué es La Gioconda, también llamada Mona Lisa, y quién fue su autor. Además, te contamos las características de esta pintura.

la gioconda mona lisa leonardo da vinci
El título de la Gioconda es Retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo.

¿Qué es la Gioconda o la Mona Lisa?

Se conoce popularmente como La Gioconda o La Monna Lisa (o también La Mona Lisa) a un cuadro del pintor renacentista italiano Leonardo da Vinci (1452-1519) cuyo título original es Retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo. Pintado entre 1503 y 1519, está expuesto en el museo parisino del Louvre y es considerada una de las obras pictóricas más famosas del mundo, protagonista de numerosos misterios y de la que se cuentan muchas historias distintas.

En el cuadro puede verse una mujer renacentista, sentada en un sillón con los brazos sobre el asiento, sobre un fondo de árboles, montañas y un lago. Dicho paisaje se interrumpe con la silueta de la mujer y presenta notorias discrepancias entre el costado izquierdo y el derecho. La mujer, por su parte, viste ropas oscuras y lleva un velo sobre la cabeza, símbolo de la época de las esposas, y observa al pintor con una expresión neutra, aunque levemente sonreída.

La Gioconda significa en italiano antiguo “la alegre” o “la contenta”, pero se cree que el nombre de la obra se debe a que la modelo era la esposa de Francesco del Giocondo, cuyo nombre se supone Lisa Gherardini. De allí que su otro título popular sea Monna Lisa, es decir, “Señora Lisa” en italiano antiguo. La verdadera identidad de la modelo constituye uno de los grandes enigmas de la obra.

Ver además: Obra de arte

Autor de La Gioconda

la gioconda mona lisa leonardo da vinci autor renacimiento
Se considera a da Vinci como el máximo representante del Renacimiento.

El autor de La Mona Lisa es el polímata renacentista italiano Leonardo da Vinci (1452-1519). Cultivó con excelencia no solo la pintura y el dibujo, sino también la arquitectura, la paleontología, la botánica, la escultura, la filosofía, la poesía, la ingeniería, la música y el urbanismo.

Se considera a da Vinci como el máximo representante del mundo renacentista, y un genio adelantado a su época, con una capacidad de inventiva tal, que bosquejó automóviles, submarinos, vehículos voladores y otros artefactos y herramientas siglos antes de que se dieran los primeros intentos formales por construirlos.

A pesar de haber sido un creador prolífico, se conservan apenas alrededor de 20 de sus obras, junto con sus cuadernos de dibujos y diagramas. Muchos de sus cuadros constituyen referentes centrales de la cultura occidental, y han sido versionados, aludidos y parodiados miles de veces. Se estima que produjo alrededor de 50.000 manuscritos, páginas y croquis, de los que han quedado apenas 13.500 a poco más de 500 años de su fallecimiento. Sus restos descansan en la capilla de Saint-Hubert, en Amboise, Francia.

Características y técnica de La Gioconda

La Gioconda es un cuadro pintado con óleo sobre una tabla de álamo que mide 77 x 53 centímetros. Fue retocado en numerosas ocasiones por el propio da Vinci y restaurado en los siglos posteriores. Algunas de dichas restauraciones fueron particularmente agresivas y borraron detalles de la obra que se sabe existían previamente, como las cejas y las pestañas de la modelo.

Existen además numerosas réplicas del cuadro, elaboradas por talleristas y discípulos de da Vinci, distinguibles por diferencias en la ambientación, los colores o el retrato de la modelo.

La técnica utilizada en el cuadro es la del sfumato (“esfumado”), creación del propio da Vinci y muy común en posteriores cuadros renacentistas. Esta técnica consiste en aplicar distintas capas de pigmento sobre el lienzo, muy diluidas y delicadas, para así lograr un efecto traslúcido y de superposición de tonos.

Da Vinci la describió como una técnica “libre de líneas y bordes, a la manera del humo o más allá del plano del enfoque”. El resultado de este método de pintura era la creación de un sentido de lejanía y avejentamiento, logrado también en su cuadro San Juan Bautista (1513-1516).

Historia de La Gioconda

la gioconda mona lisa leonardo da vinci historia ladron
Vincenzo Peruggia era un artista y ex empleado del Louvre que robó la Gioconda.

La Gioconda fue la última de las grandes obras de da Vinci. Comenzó a realizarla en 1503 y no dejó de ser retocada en los muchos años que estuvo en posesión del autor, hasta el final de sus días en 1519. Se sabe que luego fue comprada por el rey Francisco I de Francia (1494-1547), un monarca emblemático de la explosión cultural del Renacimiento, quien pagó por ella unos 12.000 francos de la época. Desde entonces el cuadro ha pertenecido al Estado francés.

Inicialmente se exhibió en el Palacio de Fontainebleau, más tarde en el Palacio de Versalles, y tras la Revolución francesa, finalmente, en el Museo del Louvre, en 1797. Se dice que Napoleón Bonaparte ordenó su retiro del museo, para colgarlo en su dormitorio en el Palacio de las Tullerías en el centro de París, hasta que fue devuelto en 1804.

Sin embargo, en 1911, La Gioconda fue robada por el italiano Vincenzo Peruggia, artista y ex empleado del museo, quien penetró al Louvre a las 7 de la mañana, vestido con un uniforme de mantenimiento, separó el cuadro de su marco y abandonó el museo con la obra escondida bajo la ropa. La investigación del caso mantuvo el museo cerrado durante una semana, sin arrojar resultados alentadores, y durante los años siguientes el Louvre recibió miles de visitantes que iban a ver el marco vacío de la Monna Lisa.

Dos años y ciento once días después, Peruggia fue detenido cuando intentó vender el cuadro a la Galería Uffizi en Florencia. A pesar de que alegó estar devolviendo el cuadro a su legítima patria italiana, fue condenado a un año y quince días de prisión y el cuadro, tras exhibirse en Florencia, Roma y Milán, fue devuelto al Louvre, donde se exhibe desde 2005 en la Sala Rosa del museo.

Durante la Segunda Guerra Mundial el cuadro fue hospedado en el castillo de Amboise y en la abadía de Loc-Dieu, hasta su retorno al Louvre.

Enigmas de La Gioconda

Son muchas las teorías y los misterios que se citan sobre La Gioconda, muchos fruto de la fantasía y otros producto del análisis de la obra por parte de los especialistas. Estos enigmas no han podido resolverse todavía, y tienen que ver con lo siguiente:

  • La identidad de la modelo. Si bien el Louvre acepta como verdadero el título original de la obra, se ignora si la modelo realmente existió, y de quién se trataba realmente. Algunos afirman que era una vecina de da Vinci que se prestó para ser pintada, mientras que otros afirman que se trata de la reina Isabel de Aragón, la duquesa Costanza d’Avalos o una dama napolitana de nombre Isabella Gualanda. Otros incluso afirman que se trata en realidad de la propia madre de Leonardo, pintada acudiendo a su memoria.
  • El significado de la sonrisa. La técnica empleada por da Vinci en La Gioconda le permitió crear el efecto de una sonrisa disimulada, tenue, que desaparece cuando fijamos en ella la vista, y se insinúa nuevamente cuando está en el rabillo del ojo. Esta sonrisa es tan enigmática que al observarse detalladamente puede convertirse incluso en un gesto de amargura, por lo que ha dado durante siglos mucho de lo que especular. Incluso, en épocas modernas, se acudió a un software de reconocimiento visual de emociones humanas, para que un algoritmo identificara las expresiones contenidas en este gesto, y el programa concluyó que la modelo está 84 % feliz, 9 % incómoda, 6 % asustada y 2 % molesta.
  • La ubicación del entorno. Existen muchas teorías respecto a dónde pertenece el paisaje del fondo del cuadro, que algunos identifican con los Alpes en la región cercana a Milán, y otros con la ciudad de Bobbio, en la región de Emilia-Romaña, o con el Arno. Lo cierto es que existe un desnivel en las dos mitades del fondo del cuadro, a partir de la interrupción que genera la silueta de la mujer, por lo que no resulta sencillo juntar las dos piezas del rompecabezas y recrear el fondo.
  • La presencia de mensajes secretos. Según muchas teorías de conspiración, la técnica del sfumato empleada por da Vinci en el cuadro le habría permitido insertar mensajes ocultos entre capa y capa de pintura, tal y como ocurre en las novelas de misterio de Dan Brown El código da Vinci. La naturaleza de este supuesto mensaje suele siempre estar relacionada con algún secreto de la Iglesia católica.

Valor actual de La Gioconda

la gioconda mona lisa leonardo da vinci museo precio
La Gioconda es protagonista de numerosos misterios.

El valor actual de La Gioconda es materia de debate, pero se calcula alrededor de la cifra de 50.000 millones de euros.

Sigue con: Artes plásticas

Referencias

¿Cómo citar?

"La Gioconda (Mona Lisa)". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/la-gioconda-mona-lisa/. Última edición: 31 de octubre de 2022. Consultado: 22 de febrero de 2024

Sobre el autor

Última edición: 31 octubre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)