Homosexualidad

Te explicamos qué es la homosexualidad, su presencia en la historia y en qué se diferencian la orientación sexual y la identidad de género.

homosexualidad
Existen numerosos colectivos que luchan por la normalización y aceptación de la homosexualidad.

¿Qué es la homosexualidad?

La homosexualidad es la atracción erótica, romántica y sexual que una persona experimenta de manera sostenida por individuos de su mismo sexo. Es decir, los hombres homosexuales son aquellos que se sienten atraídos por otros hombres (y son comúnmente llamados gays) y las mujeres homosexuales son aquellas que se sienten atraídas por otras mujeres (y son comúnmente llamadas lesbianas).

El término “homosexualidad” tiene un origen moderno, ya que combina raíces griegas con latinas: del griego homós (“igual”, “semejante”) y del latín sexus (“sexo”) y el sufijo –alis (que denota rasgo o característica), y que fue empleado por primera vez en alemán (homosexualität) en el siglo XIX por el escritor y activista austríaco Karl María Kertbeny (1824-1882).

Durante mucho tiempo, la homosexualidad fue mal vista e incluso perseguida por motivos religiosos o morales, a pesar de que se trata de una conducta de larga data en la historia humana. Aunque en la actualidad ha sido reconocida como una orientación sexual y no como una patología, existe aún cierto estigma al respecto en los sectores fundamentalistas de la sociedad.

Por esa misma razón, no resulta sencillo determinar cuántas personas homosexuales existen en el mundo. Muchas de ellas lo son abierta y libremente, mientras que otras prefieren manejar su intimidad en la más estricta discreción, e incluso hay quienes practican las relaciones homosexuales de manera esporádica, eventual o secreta. Existen numerosos colectivos y agrupaciones sociales que luchan, justamente, por la normalización y aceptación de la homosexualidad en la sociedad y la abolición de estos prejuicios y tabúes.

Ver además: Bisexualidad

Diferencias entre la orientación sexual y la identidad de género

La homosexualidad es una orientación sexual, es decir, una forma de atracción o interés sexoafectivo, que por lo tanto tiene que ver con el objeto de deseo. Las personas homosexuales (o bisexuales, si se interesan tanto en su mismo sexo como en el contrario) pueden tener diferentes tipos de identidad de género, sin que eso tenga que ver con su preferencia a la hora de establecer vínculos eróticos y románticos.

En cambio, la identidad de género tiene que ver con la autopercepción de los individuos en materia de género, es decir, cómo se perciben de acuerdo a los roles sociales establecidos culturalmente para cada sexo. Así, una persona puede percibirse a sí misma como hombre o mujer, o ambas cosas a la vez, o como alguien que ocupa un lugar por fuera de dicha conformación binaria. Esta identificación, sin embargo, es de tipo interior: psicológica, mental, emocional, y no tiene que ver con la elección de un objeto de deseo (es decir, con la orientación sexual).

Más en: Identidad de género

Homosexualidad en la historia

La homosexualidad no es un fenómeno nuevo en la historia humana. En diferentes tradiciones mitológicas antiguas se hace referencia a amores homosexuales entre dioses, héroes y distintos tipos de seres míticos. Un caso muy conocido es el de la Antigua Grecia, en cuya sociedad las relaciones homosexuales tenían un lugar aceptado y reconocido, pues se consideraba que ciertas formas de amor eran únicamente posibles entre hombres.

En la antigua ciudad de Esparta, por ejemplo, se fomentaban las relaciones homosexuales entre soldados, como una forma de estrechar el nexo entre quienes irían juntos a hacer frente a la muerte.

De un modo similar, en la Antigua Roma, las relaciones homosexuales eran relativamente cotidianas, aunque los roles pasivos podían tener una connotación de mayor o menor sometimiento, por lo que era usual que los hombres tuvieran amoríos con jóvenes efebos o con esclavos.

La feroz persecución de la homosexualidad en Occidente fue fruto de la expansión del cristianismo, religión heredera de los rigurosos preceptos morales del judaísmo. En ambas tradiciones (la judía y la cristiana) la homosexualidad es no solo mal vista, sino que constituye un pecado que amerita el castigo divino y el rechazo social.

Desde el siglo V al XVIII, la pena establecida en la Europa cristiana para el llamado pecado nefando era la muerte en la hoguera, y aún queda evidencia de esto en las expresiones vulgares empleadas en algunos idiomas para referirse despectivamente a los homosexuales: faggot, por ejemplo, era el término usado en el inglés medieval para referirse al haz de leña, es decir, a la madera empleada para hacer arder las piras.

Incluso en la era moderna, la homosexualidad siguió siendo considerada como una desviación o un problema psiquiátrico, y hubo numerosos y tortuosos intentos por diseñar mecanismos de “conversión” o de “cura”, que consistían en torturar física y psicológicamente a la persona, en ocasiones causando daños permanentes. Hubo que esperar hasta 1990 para que la Organización Mundial de la Salud eliminase de su lista oficial de patologías mentales a la homosexualidad tanto masculina como femenina.

Homofobia y legalidad de la homosexualidad en el mundo

homosexualidad homofobia
La homofobia puede manifestarse como desprecio, discriminación o incluso violencia física.

Se entiende como homofobia al miedo o la angustia inmanejables frente a las personas homosexuales, que normalmente conducen hacia distintas formas de agresión en su contra: el desprecio abierto, la discriminación o peor aún, la violencia. Se trata de un fenómeno tristemente común en la sociedad contemporánea, considerado junto con el racismo, la xenofobia y la transfobia como obstáculos a superar para la construcción de una sociedad más igualitaria.

Sin embargo, existen sociedades en las que las leyes mismas fomentan el sentimiento homofóbico. En distintas naciones fundamentalistas y religiosas, como ciertas corrientes del judaísmo y del islam, la homosexualidad puede ser motivo de ostracismo por parte de la comunidad, o peor aún, de sanciones legales que van desde el encarcelamiento hasta la ejecución. En la república islámica de Irán, por ejemplo, son comunes los ajusticiamientos de homosexuales.

En otras naciones, como algunos países del primer mundo occidental, la homosexualidad es completamente legal y las personas homosexuales gozan de los mismos derechos que las heterosexuales, entre ellos el acceso al matrimonio (en algunos casos llamado “unión legal”) y a la adopción.

Más en: Homofobia

¿Es la homosexualidad una elección?

Ni la homosexualidad ni la bisexualidad ni la heterosexualidad son aspectos de la persona que dependan sencillamente de su preferencia. En la actualidad se ignora exactamente qué factores genéticos, de crianza o de personalidad pueden determinar la orientación sexual del individuo, que por otro lado no siempre constituye un aspecto único, monolítico, de su personalidad.

Así, las personas pueden tener experiencias tanto heterosexuales como homosexuales sin que esto necesariamente las inscriba en un grupo u otro, y en general se considera que este tipo de atracciones se manejan como un espectro, ya que puede existir cierto grado de homoerotismo incluso entre personas convencidamente heterosexuales.

Otras orientaciones sexuales

Además de la orientación homosexual, es decir, la atracción que se siente por personas del mismo sexo, existen tres formas de orientación sexual, que son:

  • Heterosexualidad. Consiste en la atracción erótica y romántica por personas del sexo contrario, es decir, hombres atraídos por mujeres y viceversa.
  • Bisexualidad. Consiste en la atracción erótica y romántica por personas de ambos sexos, ya sea en términos enteramente igualitarios, o con algún grado de preferencia por alguno de los dos sexos.
  • Pansexualidad. Se trata de un término contemporáneo, acuñado para expandir aún más la categoría de la bisexualidad y abarcar también la atracción por las personas trans, dado que muchas personas consideran que el prefijo bi de bisexualidad obliga a pensar la sexualidad humana en términos estrictamente binarios (varón/mujer).

Sigue con: Transexual

Referencias

¿Cómo citar?

"Homosexualidad". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/homosexualidad/. Última edición: 12 de agosto de 2022. Consultado: 01 de febrero de 2023

Sobre el autor

Última edición: 12 agosto, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)