Bisexualidad

Te explicamos qué es la bisexualidad y cómo fue su presencia a lo largo de la historia. Además, te contamos qué es la orientación sexual.

bisexualidad
Las personas bisexuales pueden establecer relaciones tanto heterosexuales como homosexuales.

¿Qué es la bisexualidad?

La bisexualidad consiste en la atracción sexual, erótica y/o romántica por personas tanto del propio sexo como del sexo contrario. Es decir, las personas bisexuales o “bi” son aquellas cuya orientación sexual se inclina por hombres y por mujeres, por lo que pueden establecer relaciones amorosas tanto heterosexuales como homosexuales.

Como ocurre con otras orientaciones sexuales, la bisexualidad no es absoluta ni se da en el mismo grado en todas las personas ni en todos los momentos de su vida. Es común que las personas bisexuales sientan mayor grado de atracción por uno u otro sexo, y en algunos casos puede que se sientan más identificadas con otras maneras de pensar la orientación sexual, como la pansexualidad o el poliamor. Muchos están de acuerdo en pensar la bisexualidad como un espectro de posibilidades intermedias entre la homosexualidad y la heterosexualidad.

A partir de los cuestionamientos y nuevas maneras de pensar la orientación sexual y la identidad de género surgidos en el siglo XXI, la bisexualidad puede resultar difícil de distinguir de otras categorías, especialmente cuando se trata de identidades de género no binarias. Debe considerarse, entonces, que el término “bisexualidad” fue creado en el siglo XIX, así como los de “heterosexualidad” y “homosexualidad”, lo cual no significa que no existieran personas bisexuales anteriormente.

Resulta difícil saber qué porcentaje de la población humana es bisexual. Estudios realizados por el sexólogo estadounidense Alfred Kinsey (1894-1956) a mediados del siglo XX, concluyeron que alrededor del 46 % de la población masculina entrevistada había participado en actos sexuales o reaccionado eróticamente a personas de su mismo sexo a lo largo de sus vidas, pero eso no significa que se consideraran bisexuales. Además, a Kinsey el término “bisexualidad” le resultaba inapropiado y lo utilizaba más bien como sinónimo de hermafrodita (hoy en día “intersexual”).

En cambio, estudios posteriores, a inicios de la década de 1990, arrojaron que apenas 5 % de los hombres y 2 % de las mujeres entrevistadas se consideraban a sí mismos bisexuales; y otras mediciones similares en 2014 redujeron la cifra a 0,7 % de los ciudadanos estadounidenses entrevistados.

Puede servirte: Lumbersexual

La bisexualidad en la historia

bisexualidad historia
En la antigüedad griega existía cierta fluidez respecto al amor y la atracción sexual.

La bisexualidad tiene una larga presencia en la historia de la civilización, especialmente en ciertas culturas antiguas, como la griega, en las que no se consideraban las relaciones sexuales y amorosas a partir de una división binaria estricta, sino que existía cierta fluidez respecto al amor y la atracción.

Los héroes griegos de la mitología podían tener amantes masculinos (como Aquiles y Patroclo, según se describe en la Ilíada) y al mismo tiempo tener consortes femeninas y largas descendencias. En algunas ciudades griegas, como en Esparta, eran normales las relaciones eróticas entre soldados experimentados y novatos, ya que fomentaban la cohesión del ejército y el heroísmo de los guerreros que luchaban brazo a brazo junto a sus amantes.

Por su parte, en la Antigua Roma la atracción tanto heterosexual como homosexual de los hombres libres era un asunto ordinario, siempre y cuando fueran ellos quienes jugaran el rol activo en el coito, y la moral sexual estaba más determinada por la clase social que por el género de los involucrados. Aun así, una vez contraído el matrimonio, se esperaba que un hombre tuviera relaciones sexuales con su mujer, especialmente con fines de procreación, o bien con esclavos, prostitutas o infames (ciudadanos que habían perdido ciertos derechos).

En tiempos modernos, en cambio, la bisexualidad ha seguido existiendo, pero siempre al margen de las consideraciones familiares y morales tradicionales, herederas del legado cristiano. Con la revolución sexual del siglo XX esta orientación sexual alcanzó cierto margen de notoriedad, aunque siempre bajo el estigma de la promiscuidad, la indecisión sexual o la perversión. A estas consideraciones, actualmente, se las considera como un ejemplo de “bifobia”, es decir, aversión patológica hacia la bisexualidad.

A finales del siglo XX y comienzos del XXI la comunidad bisexual pasó a formar parte de los movimientos homosexuales (gays y lesbianas) y transexuales, lo cual dio origen al colectivo LGBT, dedicado a luchar por la aceptación social y el reconocimiento legal de las personas sexodiversas y con orientaciones sexuales no tradicionales.

Bandera de la bisexualidad

bisexualidad bandera
La bandera del orgullo bisexual es su principal ícono de identificación social y política.

A comienzos del siglo XXI, la comunidad bisexual organizada creó un ícono para reconocerse a sí misma socialmente y proveerse de cierta noción de identidad compartida: la bandera de la bisexualidad. Junto con los triángulos bisexuales (dos triángulos equiláteros invertidos, uno de color fucsia y otro magenta), la bandera del orgullo bisexual es el principal ícono de identificación social y política de esta comunidad.

La bandera bisexual consiste en un rectángulo dividido en tres segmentos, el primero y el tercero considerablemente mayores que el intermedio, y los tres coloreados de magenta, lavanda y azul respectivamente. Esta combinación de colores representa la atracción hacia el mismo sexo (magenta) y hacia el sexo contrario (azul), intermediados por una franja lavanda que representa a la bisexualidad en general.

Bisexualidad y pansexualidad

En algunos casos, la bisexualidad y la pansexualidad pueden interpretarse como categorías similares, ya que la diferencia entre una y otra puede resultar sutil, especialmente si no se la considera en el marco de las identidades de género surgidas a comienzos del siglo XXI. En un sentido estricto, la bisexualidad consiste en la atracción sexual y romántica por personas de la misma identidad de género así como de la identidad de género contraria. Lo cual se interpreta tradicionalmente como sexo con hombres y mujeres cisgénero.

Pero a partir del momento en el cual se introduce a la ecuación la transexualidad y las personas no binarias, el término “bisexual” luce demasiado estrecho, y es entonces cuando aparece la pansexualidad, comprendida como la atracción sexual por personas del propio sexo y del sexo opuesto, sin importar su identidad de género (trans, cis o no binario).

Más en: Pansexual

¿Qué es la orientación sexual y qué la determina?

La “orientación sexual” es el nombre que recibe la tendencia general de las personas en su vida sexual, erótica y romántica. Dicho de otro modo, hacia qué tipo de personas se siente sexual, erótica y románticamente atraída esa persona. Existen, tradicionalmente, tres orientaciones sexuales reconocidas:

  • Heterosexual. Propia de las personas que se sienten atraídas por individuos del sexo opuesto.
  • Homosexual. Propia de las personas que se sienten atraídas por individuos del propio sexo.
  • Bisexual (o pansexual). Propia de las personas que se sienten atraídas por individuos tanto de su sexo como del sexo opuesto.

La orientación sexual no es equivalente a la identidad de género, que es la consideración psicológica o subjetiva que se tiene de la propia sexualidad y el rol de género que se desempeña en la sociedad.

Respecto a qué factores determinan una u otra orientación sexual, los expertos en psicología y otras ciencias humanas no han podido llegar a ningún consenso en la materia. Simplemente, no se sabe si los elementos determinantes en la orientación sexual son innatos, se fijan durante la crianza o son de alguna manera voluntarios.

Sigue con: Diversidad

Referencias

¿Cómo citar?

"Bisexualidad". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/bisexualidad/. Última edición: 12 de agosto de 2022. Consultado: 01 de febrero de 2023

Sobre el autor

Última edición: 12 agosto, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)