Concepto de
Hiperónimos

Te explicamos qué son los hiperónimos, su función en el lenguaje y qué son los hipónimos. Además, ejemplos de hiperónimos y sus hipónimos.

hiperonimo
Los hiperónimos nombran categorías de elementos sin entrar en particularidades.

¿Qué son los hiperónimos?

Se conoce en lingüística como hiperónimos o palabras hiperónimas a aquellos términos que son capaces de englobar a otros desde el punto de vista de sus significados, esto es, que son más generales y pertenecen por lo tanto a una categoría léxica mayor. Aquellos términos, en cambio, más específicos y pertenecientes a una categoría menor, se los conocen como hipónimos.

Un hiperónimo, por lo tanto, establece respecto a sus hipónimos una relación de hiperonimia, al mismo tiempo en que estos últimos establecen respecto al primero una relación de hiponimia. No pueden darse el uno sin el otro. La diferencia entre unos y otros tiene que ver con el grado de especialización semántica, es decir, con lo preciso y determinado de sus significados.

Así, un hiperónimo, al ser un término más general (por ejemplo: “perro”), posee un conjunto de rasgos semánticos o semas mínimos para definir su categoría (por ejemplo: “animal”, “cuadrúpedo”, “doméstico”, “capaz de ladrar”).

En cambio, los hipónimos son términos más específicos (por ejemplo: “chihuahua”), por lo que tienen además de esos mismos rasgos semánticos, otros adicionales (por ejemplo: “de pequeño tamaño”, “sin pelo”, “de ladrido agudo”) y que los diferencian, además, de otros hipónimos que estén en la misma categoría (por ejemplo: “komondor”) y que tienen rasgos propios (por ejemplo: “de gran tamaño”, “muy lanudo”, “de ladrido grave”).

Ver también: Semántica

Función de los hiperónimos

Los hiperónimos e hipónimos, desde un punto de vista lingüístico, sirven para establecer jerarquías de palabras, a la hora de organizar nubes semánticas o agrupaciones de términos con significados similares.

Pero en general, utilizamos los hiperónimos en el habla coloquial para poder nombrar de manera más eficiente las cosas, ya que no debemos aprender el nombre propio y específico de todo, sino que podemos manejarnos en un nivel más amplio, de categorías generales. Así, siguiendo el ejemplo anterior, podemos no saber cómo se llama la raza de un perro, pero sabemos que podemos referirnos a él como “perro” y nos entenderán.

Ejemplos de hiperónimos e hipónimos

A continuación, algunos ejemplos de hiperónimos y sus hipónimos correspondientes:

Hiperónimo Hipónimos
perro caniche, chihuahua, komondor, dóberman, sharpei, etc.
automóvil deportivo, descapotable, de carga, coupé, de carreras, etc.
planeta Tierra, Marte, Mercurio, Saturno, Venus, Júpiter, etc.
planta árbol, arbusto, helecho, césped, palmera, cactus, etc.
trabajo mecánico, soldador, conductor, vendedor, médico, etc.
arma pistola, revólver, lanza, cuchillo, bazuca, arco, etc.
asiático chino, coreano, japonés, mongol, vietnamita, camboyano, etc.
comida pizza, hamburguesa, pasta, ensalada, bistec, chorizo, etc..

Sigue con: Polisemia

Referencias:

Última edición: 11 de noviembre de 2020. Cómo citar: "Hiperónimos". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/hiperonimos/. Consultado: 01 de diciembre de 2020.

Artículos recomendados