Macrorreglas textuales

Te explicamos qué son las macrorreglas textuales, y cómo funcionan las reglas de supresión, de selección, de generalización y de integración.

macrorreglas textuales
Las macrorreglas textuales son procedimientos mentales para abordar el mensaje.

¿Qué son las macrorreglas textuales?

En lingüística, se conoce como macrorreglas textuales a los procedimientos aplicados por el receptor de un texto para captar y asimilar rápidamente su contenido general, es decir, su macroestructura. El receptor puede ser un lector, si es escrito, o bien un escucha, si es hablado. Se trata de procedimientos mentales que abordan de distinta manera el mensaje para extraer de él la información general que lo resume.

Estas macrorreglas fueron formuladas en 1977 por el lingüista neerlandés Teun van Dijk (1943-), en un intento por clasificar las estrategias de comprensión del discurso que aplican los receptores del mismo. Según el teórico, existen cuatro categorías de macrorreglas textuales, según los mecanismos que aplican sobre el texto: reglas de supresión, de selección, de generalización y de integración.

Aunque se las puede estudiar por separado, de ordinario suelen aplicarse de manera conjunta y conexa, de modo que cada una contribuye a su manera con el entendimiento del texto. A continuación veremos cada una de estas categorías por separado.

Ver también: Lectura

Reglas de supresión u omisión

Las reglas de supresión u omisión son aquellas que eliminan o ignoran la información que no se considera relevante para la comprensión general del texto. Así, descartando lo que se considera accesorio, se puede centrar la atención en el núcleo de la información, que será lo que se retenga en un resumen.

Por ejemplo, con el siguiente texto: “El equipo anotó seis goles en el partido definitivo contra China, arbitrado por el argentino Montazzo, y clasificó así para la copa del mundo que tendrá lugar en Qatar”. Es probable que aplicando una marcorregla de supresión, el receptor omita las porciones “arbitrado por el argentino Montazzo” ya que el texto previo y posterior no le atribuye a dicha información ninguna relevancia, sino que se trata de un dato adicional.

Así, el resumen mental de lectura se quedará con que el equipo de fútbol le marcó seis goles a China y clasificó para el mundial de Qatar.

Reglas de selección

De manera similar a las reglas de supresión, las de selección escogen en el discurso los elementos clave para recomponer un sentido global, dejando por fuera todo lo que resulta descriptivo o secundario. Para ello, se ejerce un proceso de jerarquización de la información.

Retomando el ejemplo anterior, si el texto fuera “El equipo anotó seis golpes en el partido definitivo contra China, arbitrado por el argentino Montazzo, y clasificó así para la copa del mundo que tendrá lugar en Qatar”, una macrorregla de selección ignoraría los datos de color y recompondría un resumen mental con lo estrictamente básico para el sentido global: “El equipo ganó y clasificó para el mundial”.

Reglas de generalización

Las reglas de generalización son aquellas que permiten al receptor abstraerse de los detalles y componer un sentido global, apelando a categorías más vastas (hiperónimos) en lugar de ir a lo específico (hipónimos). Este procedimiento supone un aumento en la escala de la información.

Así, si el mensaje fuera “Mi padre y mi madre regresaron del mercado con el cesto lleno de manzanas, peras y naranjas”, las macrorreglas de generalización nos permiten resumir “manzanas, peras y naranjas” en una categoría más amplia: “frutas”, y lo hacer lo mismo con “mi padre y mi madre”: “mis padres”. de ese modo, un resumen mental del texto diría que “mis padres regresaron del mercado con el cesto lleno de frutas”.

Reglas de integración o construcción

Finalmente, las reglas de integración o construcción son aquellas que nos permiten sumar o combinar dos o más conceptos en uno solo, aplicando para ello el contexto y el conocimiento del mundo que poseemos. Por ende, el resumen informativo puede aglutinar muchas acciones y eventos en uno solo de carácter más general.

Por ejemplo, si el mensaje fuera “acudí el día de mi cita al consultorio del médico, me auscultó, me examinó el pulso, me observó los ojos, y me encontró en buen estado”, es perfectamente viable que los primeros conceptos se integren en uno solo: “fui al médico”, ya que todo el mundo sabe más o menos a qué se va al médico y cuáles suelen ser sus comprobaciones de rutina. El resumen mental, entonces, sería “fui al médico y me encontró en buen estado”.

Sigue con: Síntesis

Referencias

¿Cómo citar?

"Macrorreglas textuales". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/macrorreglas-textuales/. Última edición: 7 de septiembre de 2021. Consultado: 16 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 7 septiembre, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)