Concepto de
Extranjerismos

Te explicamos qué son los extranjerismos, sus tipos, ejemplos y uso en oraciones. Además, arcaísmos y neologismos.

extranjerismos
Los extranjerismos son más frecuentes en el actual mundo globalizado.

¿Qué son los extranjerismos?

Los extranjerismos o xenismos son los préstamos que una lengua hace a partir de las palabras o expresiones de otra, ya sea porque no posee términos propios para el referente en cuestión, o bien porque sus hablantes prefieren la alternativa extranjera a la propia por alguna razón.

Los extranjerismos son muy comunes en todos los idiomas, especialmente en un contexto global como el surgido a finales del siglo XX y comienzos del XXI. Sin embargo, han existido siempre, como reflejo del intercambio y la comunicación entre las diversas culturas y civilizaciones, así como de los complejos procesos históricos de colonización y sincretismo que el mundo ha presenciado.

Generalmente un extranjerismo se reconoce porque conserva parte o toda su grafía original, más o menos adaptada a la lengua receptora. Por esa razón, en muchos idiomas se los entrecomilla o escribe en cursivas, dependiendo del caso. Sin embargo, con el paso del tiempo y el uso continuo, muchos extranjerismos terminan incorporados a la lengua receptora, convirtiéndose en piezas ordinarias.

Puede servirte: Léxico

Tipos de extranjerismos

Existen distintos criterios para clasificar los extranjerismos en español. El más simple de todos es el que los distingue según la lengua de la cual son tomados: “anglicismo” para los préstamos del inglés, germanismo para los del alemán, galicismo para el francés, lusitanismo para el portugués, nahuatlismo para el náhuatl, catalanismo para el catalán, italianismo para el italiano, etc.

La única excepción en este criterio son los préstamos directos del latín, denominados “cultismos”, dado que ésta era la lengua en la que se escribía y se pronunciaban discursos durante buena parte de la historia occidental.

El otro criterio posible para clasificar los extranjerismos atiende a su forma, y los diferencia en tres tipos:

  • Préstamos léxicos. Ocurren cuando la lengua receptora toma una pieza del diccionario de otra lengua, con su forma y contenido, y la incorpora como propia. En algunos casos, esto implica la deformación morfológica de la palabra para adaptarla al idioma de destino (por ejemplo, “escáner” en español por “scanner” del inglés), aunque en otros casos puede conservar su forma e incluso su sonido (por ejemplo, “jazz” en inglés y en español).
  • Préstamos semánticos. Ocurre cuando a una palabra que ya existe en el idioma destino, se le incorpora un significado que anteriormente no tenía, proveniente de un idioma extranjero. Es el caso, por ejemplo, del verbo “remover” en español, cuyo significado original es “Mover cosas o partes de una cosa que están juntas, dándoles vueltas y agitándolas”, pero al cual suele añadirse el sentido de “borrar o eliminar” procedente del inglés “to remove.
  • Calcos semánticos. Este es un caso similar al anterior, en el que se acude a una lengua extranjera en busca de un significado, con la salvedad de que su forma es adaptada al idioma de destino por completo, como en una traducción. Esto puede verse fácilmente en el caso de “jardín de infancia”, traducción literal de “kindergarten” del alemán. En algunos casos, este tipo de calcos pueden dar origen a barbarismos, o sea, deformaciones de la lengua (desde un punto de vista normativo).

Una última clasificación, según la Real Academia Española, distingue entre los extranjerismos necesarios o de uso amplio, que son muy comúnmente empleados o bien carecen de equivalente en la lengua de destino, y aquellos extranjerismos superfluos o innecesarios, que sustituyen innecesariamente los términos disponibles de la lengua de destino.

Ejemplos de extranjerismos

extranjerismo penalty
La palabra «penalti» es un préstamo léxico del inglés.

Algunos ejemplos sencillos de extranjerismos en el español son:

  • Back up (anglicismo), para decir copia de seguridad o respaldo.
  • Pick up (anglicismo), para llamar a un modelo de camioneta más pequeño que un camión y con su plataforma de carga descubierta.
  • E-book (anglicismo, de electronic book), para libros en formato digital.
  • Penalti (anglicismo, de penalty), para las faltas cometidas en el área de juego, en el argot del fútbol.
  • Pedigrí (anglicismo, de pedigree), para el abolengo, la ascendencia noble o de raza.
  • Popurrí (galicismo, de Pot pourri), para una recopilación, antología o mezcla.
  • Ragú (galicismo, de ragoût), para un guiso de carne con papas y verdura.
  • Restaurante (galicismo, de restaurant), para un local donde venden comida preparada.
  • Salami (italianismo, de salame), para un tipo popular de embutido.
  • Currículo (cultismo, de curriculum), para una hoja de vida o resumen de trayectoria.
  • Versus (cultismo), para “enfrentarse a”, “opuesto a”, “luchando contra”.
  • Bolchevique (préstamo del ruso bolʼsheviki o большевики), para comunista o militante de la izquierda revolucionaria.

Oraciones con extranjerismos

A continuación, insertaremos algunos de los anteriores extranjerismos en una oración, para brindar un necesario contexto:

  • ¿Te acordaste de hacer un back up del proyecto?
  • El partido de Boca versus River Plate se definió a través de penaltis.
  • Lo llevé a un restaurante fino y pidió una pizza con salami y salsa ragú.
  • ¿El libro está para la compra en e-book?
  • ¡Corre, allá vienen los bolcheviques!
  • Ese novio tuyo sí que tiene pedigrí.

Arcaísmos y neologismos

Así como existen los extranjerismos, también puede darse el caso de los arcaísmos y los neologismos. Nos referimos a:

  • Arcaísmos. Palabras, formas y usos antiguos y en desaparición, pero que sobreviven en la lengua, a pesar de que las realidades que designaban ya no se encuentran, o de que hayan sido reemplazadas por otras. Por ejemplo: “fierro” en lugar de “hierro” o “vos” en lugar de “tú”.
  • Neologismos. Se refiere a exactamente lo contrario de los arcaísmos, esto es, palabras, formas y usos nuevos que se incorporan a un idioma a medida que se actualiza o se pone al día, para poder hacerle frente a las nuevas realidades de sus hablantes. Por ejemplo: “escáner” para el aparato de digitalizaciones, o “descargar” para obtener archivos de Internet.

Sigue con: Lenguaje

Referencias:

Última edición: 21 de octubre de 2020. Cómo citar: "Extranjerismos". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/extranjerismos/. Consultado: 15 de enero de 2021.

Artículos recomendados