Concepto de
Arcaísmos

Te explicamos qué son los arcaísmos, de dónde provienen, qué tipos existen y diversos ejemplos. Además, qué son los neologismos.

arcaismo
Los arcaísmos son expresiones que provienen de épocas pasadas.

¿Qué son los arcaísmos?

Los arcaísmos son aquellas palabras y fórmulas lingüísticas en desuso dentro de una lengua, que provienen de épocas y formas de habla pasadas, pero que aun así permanecen en la lengua en contextos muy específicos. Dicho de otro modo, se trata de formas del lenguaje desfasadas, que permanecen como reliquias en un idioma.

En el caso del español, la mayoría de los arcaísmos provienen del español hablado durante la Edad Media y hasta el siglo XVII. Generalmente han perdido su contexto y responden a estructuras y fórmulas que el español perdió a lo largo del tiempo. Por esa razón se enlistan en la mayoría de los diccionarios de la lengua como anticuado (ant.), desusado (des.) o poco usado (p. us.).

También cuentan como arcaísmos determinados significados de palabras aún en uso pero con otro sentido, o sea, ciertos significados que se perdieron en el tiempo, aunque las palabras sigan en uso con un significado contemporáneo.

Los arcaísmos, en todo caso, pueden seguirse usando pero son muy poco comunes y a veces persisten en ámbitos muy puntuales, como la lengua literaria. En ese sentido, siempre se prefiere el uso de las fórmulas innovadoras y modernas, ya que la lengua es un organismo vivo y en constante proceso de actualización.

Puede servirte: Léxico

Tipos de arcaísmos

Existen dos tipos de arcaísmos, dependiendo de qué tan frecuente sea aún su uso. Esto se debe a que una misma lengua puede variar enormemente dependiendo de la geografía, y lo que en un sitio se considera extinto, en otro sitio sigue en uso. Así, debemos distinguir:

  • Arcaísmos absolutos, aquellas palabras y giros antiguos que no se usan comúnmente en ninguna comunidad de habla del mismo idioma, es decir, que se han quedado absolutamente rezagadas en el transcurso de la lengua.
  • Arcaísmos relativos, aquellas palabras y giros antiguos que han desaparecido sólo de algunas variantes geográficas de la lengua, pero persisten en otras, y por lo tanto siguen relativamente vigentes.

Ejemplos de arcaísmos

Algunos ejemplos de arcaísmos en el español son los siguientes:

  • El voseo dialectal americano, o sea, la sustitución del pronombre personal “tú” por “vos”, frecuente en distintas latitudes de América Latina, cuyo origen data del latín vos, plural de la segunda persona gramatical, y que se empleaba para dirigirse a las autoridades reales (para marcar su superioridad) en el español antiguo.
  • El vosotros peninsular, empleado en el centro y norte de España para designar al plural de la segunda persona, en situaciones de más intimidad y confianza, que no ameritan el uso de “ustedes”. Tanto el “vosotros” como su conjugación se emplean en esta región lingüística con normalidad, pero se han perdido en absolutamente todas las demás variantes hispanas.
  • Truje en lugar de “traje”, utilizado aún en México y en otras áreas lingüísticas de la América hispana.
  • Fierro en lugar de “hierro”, empleado en Argentina y en otras áreas lingüísticas de la América hispana.

Arcaísmos y neologismos

Si los arcaísmos son vestigios de la historia de una lengua, los neologismos son todo lo contrario: formas, usos y significados nuevos, incorporados a la lengua por sus hablantes más jóvenes, a menudo debido a la necesidad de nombrar nuevas realidades. Por esa razón, por ejemplo, la tecnología y las ciencias son una fuente constante de neologismos, ya que nuevas invenciones y nuevos procedimientos ameritan nuevos nombres.

Son ejemplos de neologismos: tuitear, bitcoin, bloguear, ciberbullying, customizar o dron.

Más en: Neologismo

Referencias:

Última edición: 21 de octubre de 2020. Cómo citar: "Arcaísmos". Autor: María Estela Raffino. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/arcaismos/. Consultado: 02 de diciembre de 2020.

Artículos recomendados