Etnografía

Te explicamos qué es la etnografía, cuál es su historia y los objetivos de este método de estudio. Ventajas, limitaciones y clasificación.

Etnografía
La etnografía es aplicada al estudio de cualquier forma de grupo social.

¿Qué es la Etnografía?

Se entiende por etnografía, también referida como la “ciencia de los pueblos”, al estudio de manera sistemática de las personas y las culturas, sobre todo a través de la observación de sus prácticas culturales y sociales. Más que una ciencia en sí misma, se la considera usualmente una rama de la antropología social, cuando no una herramienta o método de investigación.

La etnografía fue muy empleada en el análisis de las comunidades aborígenes durante el siglo XX y actualmente se aplica al estudio de cualquier forma de grupo social. Esto se debe a que como método de obtención de información es muy superior a sus alternativas, dado que permite obtener información viva, directa de la fuente y de muy variada índole.

No debe confundirse con la etnología, otra disciplina de la cual difiere en su enfoque fundamental de la materia.

Ver también: Ciencias de la comunicación

Historia de la etnografía

En la antigüedad se practicaba la etnografía, cuando se transmitían observaciones y descripciones de los pueblos, especialmente de aquellos considerados “bárbaros” o exóticos, por parte de los centros de poder, generalmente imperios poderosos que se consideraban el centro del mundo. Esto mismo ocurrió con la Europa colonialista cuya expansión inició en el siglo XV y continuó hasta el XIX, explorando el planeta entero y tomando nota de las poblaciones que se encontraba.

Formalmente la etnografía se inicia junto con la antropología social, como heredera de dicho interés europeo por el mundo exótico y lejano del Oriente (particularmente), o de las culturas aborígenes americanas sobrevivientes. Su padre y fundador es el mismo de la antropología social, Bronislaw Malinowski. Sin embargo, sería con el viraje en el seno de la antropología, que permitió una visión más pluralista de las sociedades, junto al desarrollo de otras ciencias sociales como la lingüística, la psicología y la sociología, que se constituiría como una disciplina científica, y que un necesario debate respecto de su naturaleza pudiera darse.

Definición de la etnografía

Etnografía
La etnografía estudia el ser humano y las sociedades en que éste se organiza.

Tradicionalmente, la etnografía implicaba la descripción escrita del modo de vida de una sociedad puntual o un grupo humano. Se enmarca en las llamadas ciencias humanas o ciencias sociales, ya que su objeto de estudio es el ser humano y las sociedades que éste organiza, pero lo hace desde la presencia del observador mismo en el seno de las mismas. Visto así, cualquier ejercicio de Antropología Social se basa en la recopilación, comparación y análisis de experiencias etnográficas propias o de terceros.

Objetivo de la etnografía

La etnografía se propone realizar una descripción objetiva de las dinámicas, las estructuras y los procesos que se dan en el seno de un grupo humano determinado. Esto con el fin de construir un propio objeto de estudio, recopilando e interpretando los datos obtenidos. Quien la ejercita cumple el rol de observador, pero también de analista, en el sentido de que debe comparar lo observado con algo para que tenga sentido: ese algo son las propias estructuras, procesos y dinámicas de la sociedad de la que viene.

Ventajas de la etnografía

Etnografía
Sólo estando dentro de un grupo humano puede describirse fielmente la realidad social.

La riqueza informativa es sin duda el costado robusto de la etnografía, ya que sus estudios arrojan mucha más información de la que se podría obtener mediante fuentes documentales u otros tipos de investigación. Esto parte del supuesto de que sólo estando dentro de un grupo humano puede referirse y describirse fielmente la realidad social y cultural de lo que ocurre: esto implica que es una ciencia cualitativa y no cuantitativa, ya que se interesa por interpretar lo que ocurre y no por arrojar datos estadísticos que lo reflejen.

Limitaciones de la etnografía

La etnografía tiene un lado flaco, y es que sólo es útil frente a comunidades pequeñas, cuya conducta y estructura pueda englobarse con relativa facilidad. Además, depende de la capacidad del investigador de penetrar dichas comunidades y ganarse su confianza, franqueándole el acceso a las prácticas y los discursos que un extranjero normalmente no apreciaría.

Asimismo, la presencia del observador en la comunidad estudiada implica que sus subjetividades, prejuicios y experiencias puedan fácilmente colarse en sus descripciones etnográficas, o bien pueden predisponer a la comunidad estudiada para que no actúe naturalmente; por ende la objetividad será siempre un tema presente entre las limitaciones de la etnografía.

Tipos de etnografía

Tradicionalmente se distinguen dos tipos fundamentales de enfoque etnográfico:

  • Macroetnografía. Parte del estudio de la conducta individual, de las dinámicas a pequeña escala, para a partir de allí intentar obtener conclusiones sobre el grupo humano en su totalidad.
  • Microetnografía. Realiza el camino inverso, partiendo de las cuestiones más amplias del grupo para intentar comprender las conductas individuales o para intentar comprobarlas en los relatos personales.

¿Cómo realizar una etnografía?

Etnografía
Es necesario analizar y extraer conclusiones de la información obtenida.

Toda etnografía se lleva a cabo mediante tres pasos fundamentales:

  • Observación. Se trata de disponer los cinco sentidos para capturar la mayor cantidad de información posible en el marco social a investigar, sin despreciar ningún tipo de datos o de experiencias.
  • DescripciónLa recomposición de lo observado en un documento (escrito, visual, sonoro) que le sirva de soporte y permita su revisión, corrección y transmisión.
  • Análisis. La información obtenida y registrada debe ser cotejada, comparada, comprendida y se debe extraer de ella las conclusiones pertinentes, tanto a pequeña como a gran escala.

Historias de vida

Una de las herramientas más comunes de las que dispone la etnografía son las historias de vida: recuentos vitales subjetivos obtenidos mediante una entrevista cara a cara entre el estudioso y el sujeto a estudiar, en el que se le induce a contar su vida y a brindar la mayor cantidad de detalles respecto a ella, como las propias creencias, valores, mitos, prácticas religiosas, etc. A partir de este tipo de perfiles, semejantes a los psicológicos, se crean documentos que sirvan como fuentes etnográficas para estudios posteriores.

Bronislaw Malinowski

Etnografía
Bronislaw Malinowski obtuvo experiencias de campo en comunidades aborígenes.

Nacido en el Imperio Austrohúngaro en 1884 y muerto en 1942 en los EEUU, se le considera el padre fundador de la antropología social británica. Renovó dicho campo de estudio totalmente a partir de una consideración funcional de la cultura, de la mano el psicoanálisis y de sus propias experiencias de campo en numerosas comunidades aborígenes de la Melanesia y de Papúa Nueva Guinea. Uno de sus ensayos célebres es su introducción al célebre libro de Fernando Ortiz, Contrapunteo Cubano del Tabaco y el Azúcar (1940).

Diferencias entre etnografía y etnología

Aunque suenen parecido, estas dos disciplinas se diferencian en su raíz. Mientras la etnografía implica un estudio de campo, una investigación in situ de una cultura o un grupo social, la etnología en cambio consiste en el cotejo o la comparación entre dos culturas documentadas y contemporáneas. De hecho, la etnología puede también ser etnohistoria, cuando se dedica al cotejo temporal de culturas o sociedades.

Referencias

¿Cómo citar?

"Etnografía". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/etnografia/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 23 de febrero de 2024

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)