Diferencias entre hombres y mujeres

Te explicamos cuáles son las diferencias en la actualidad entre hombres y mujeres, en lo sexual, biológico, psicológico, social y político.

Diferencias entre hombres y mujeres
Las diferencias entre hombres y mujeres se deben a factores biológicos, históricos y sociales.

¿Qué diferencias hay entre los hombres y las mujeres?

Nuestra especie se reproduce sexualmente, es decir que los individuos nacen dotados de un sexo biológico bien diferenciado, expresado en sus rasgos físicos y genitales, así como en el desarrollo planificado en su ADN (y cuyos primeros pasos diferenciales se dan en la pubertad).

Así, tradicionalmente se ha conocido como hombres a los seres humanos del sexo masculino, es decir, aquellos dotados de órganos sexuales diseñados para la inseminación (un pene y unos testículos), y se ha conocido como mujeres a los seres humanos del sexo femenino, es decir, aquelloso dotados de órganos sexuales diseñados para la gestación (una vagina, un útero y unos ovarios).

Sin embargo, esta diferencia es mucho más complicada de lo que a simple vista parece ya que, a diferencia de otras especies animales, la historia de la humanidad se rige no sólo por los imperativos biológicos, sino también por los históricos, sociales y culturales.

Es decir que los roles de conducta, sociales, políticos, estéticos e incluso sexo-afectivos que tradicionalmente se han asociado con la idea de ser hombre o ser mujer son distintos y no provienen de la naturaleza, sino de la cultura.

Existen muchas teorías sobre por qué los hombres y las mujeres ocupan cierto lugar en la sociedad. Algunas suponen que son el reflejo cultural de las condiciones biológicas de la especie, es decir, que las diferencias biológicas entre hombres y mujeres crearon las diferencias culturales; otras explican que, por el contrario, dichas diferencias biológicas son fruto de un proceso de adaptación, fruto de prolongados modelos socioculturales de la especie.

Sea cual sea la explicación que se prefiera, lo cierto es que a grandes rasgos los hombres han ocupado un rol más protagónico y de poder en las sociedades, desde la Antigüedad hasta el presente, relegando a las mujeres a un lugar subordinado. Esto ha cambiado paulatinamente gracias a las luchas feministas contemporáneas, pero el lugar de cada uno de los sexos en la sociedad es todavía materia de debate.

E inclusive, a inicios del siglo XXI, existen sectores sociales y políticos que abogan por la eliminación de dichas diferencias sociales, políticas e incluso conductuales, para construir una sociedad de personas, sin importar el sexo biológico con el que nacieron.

Ver también: Dimensiones del ser humano

Diferencias sexuales entre hombres y mujeres

El primer nivel de diferenciación -quizá el más evidente- entre hombres y mujeres es el que los distingue por su sexo, es decir, por su configuración biológica de cara a la reproducción. Es importante señalar que esta diferenciación sólo se refiere a cuestiones biológicas y no a la identidad de género.

Como hemos dicho, los hombres se encargan de inseminar, es decir, de introducir en la matriz femenina sus células reproductivas, mientras que las mujeres se ocupan de recibirlas, para que se junten con las propias y luego albergan en su cuerpo al individuo nuevo fruto de la procreación, durante los nueve meses que dura el embarazo. Para ello, cada uno de sus cuerpos están adaptados genital y fisiológicamente, del siguiente modo:

Hombres Mujeres
Poseen un pene eréctil, que puede introducirse en la vagina, y unos testículos que producen una sustancia (semen) cargado de células reproductivas. También poseen una próstata, órgano encargado de la producción de las sustancias reproductivas. Poseen una vagina que permite el ingreso del pene erecto hacia un útero, en donde se juntan las células reproductivas provenientes de los ovarios, para generar un individuo nuevo. Además, poseen un par de mamas que sirven para alimentar a las crías.
Sus células reproductivas son los espermatozoides, dotados de movilidad propia y portadores de la mitad de su carga genética, caracterizada a nivel sexual por los cromosomas XY. Sus células reproductivas son los óvulos, inmóviles y de mayor tamaño, portadoras de la mitad de su carga genética, caracterizada a nivel sexual por los cromosomas XX.
Sus funciones reproductivas están controladas por las hormonas masculinas, particularmente la testosterona. Sus funciones reproductivas están controladas por las hormonas femeninas, principalmente los estrógenos y la progesterona.
Producen sus células sexuales continuamente. Nacen con la cantidad de óvulos que tendrán toda la vida, pero los van madurando a razón de uno por mes.
Su función reproductiva termina al finalizar el coito, tras la eyaculación. Su función reproductiva se prolonga más allá del coito, durante los nueve meses en que se gesta el nuevo individuo dentro del útero. Esto trae consigo cambios significativos en su cuerpo y su fisiología, y culmina con el parto, cuando se expulsa al individuo hacia el mundo para que inicie su vida fisiológica independiente.
Son incapaces de producir leche. Una vez producido el embarazo, sus mamas desarrollan leche materna para alimentar al recién nacido durante sus primeros años de vida.

Diferencias biológicas entre hombres y mujeres

Además de las diferencias meramente reproductivas, existen rasgos de otro tipo que distinguen a los hombres de las mujeres, y que tienen que ver con el funcionamiento de sus cuerpos y con la configuración de los mismos. Aunque a grandes rasgos hombres y mujeres comparten el mismo set de órganos y la misma distribución de ellos en el cuerpo, a excepción de lo que se refiere a la reproducción, como ya hemos visto.

Dichas diferencias biológicas son generalizaciones y obviamente pueden no regir en todos los individuos. Pueden resumirse en:

Hombres Mujeres
Poseen cuerpos más grandes y pesados, fibrosos y musculares, capaces generalmente de una mayor cuota de esfuerzo físico y atlético, pero también más propensos al desgaste. Poseen cuerpos más pequeños y ligeros, aunque con importantes depósitos lípidos, diseñados para una mayor durabilidad y resistencia a largo plazo.
Poseen mayor cantidad de vello corporal, facial y una voz más grave. Poseen menor cantidad de vello corporal, facial y una voz más aguda.
Sus genitales son externos, percibibles a simple vista. Sus genitales son internos, no percibibles a simple vista más allá de la vulva.
Tienden a conservar una temperatura corporal más homogénea y son menos sensibles al frío. Tienden a padecer el frío con más facilidad.
Es un hito en su maduración sexual el inicio de la eyaculación, incluso en episodios involuntarios (poluciones nocturnas). Si bien su capacidad reproductiva disminuye con los años, nunca pierden del todo su capacidad de fecundación. Es un hito en su maduración sexual el inicio del sangrado menstrual, ciclo que durará toda su vida reproductiva, hasta que se interrumpa con la menopausia (y la pérdida de fecundidad).
Poseen una mayor agudeza del sentido visual, pero menor capacidad de procesamiento de estímulos simultáneos y menor percepción de los colores. Poseen menor agudeza visual, pero mayor manejo de los colores y un mejor agarre de los matices. Además, son capaces de procesar múltiples estímulos simultáneos de mejor manera.
Poseen cerebros más grandes, compuestos por más materia blanca que gris, un córtex delgado, una amígdala más grande y un hipocampo más pequeño. Poseen cerebros más densos, compuestos por más materia gris que blanca, córtex más grueso, amígdala más pequeña y un hipocampo más grande.
Poseen una menor expectativa de vida. Poseen una expectativa de vida más larga.

Diferencias psicológicas

A nivel conductual y de pensamiento, las diferencias entre hombres y mujeres se hacen más difíciles de percibir, ya que dependen en gran medida de factores singulares, como la crianza, la sociedad, la cultura, etc. Aun así, existen ciertas tendencias generales (no necesariamente aplicables a todos los individuos) que los psicólogos y neurólogos se han dedicado a estudiar, tales como:

Hombres Mujeres
Tienden a ser más agresivos y competitivos, con una mayor capacidad de enfoque y concentración. Tienden a ser más empáticas y comprensivas, con mayor y más complejo rango emocional, y una mayor capacidad para el manejo múltiple de los estímulos.
Tienden a una libido más activa, o sea, a un deseo sexual más continuo e intenso. Tienden a una libido más balanceada, a menudo interrumpida o potenciada por las etapas del ciclo menstrual (y/o del embarazo).
Son más propensos a la frustración, la violencia, la acción y la depresión. Poseen mayores tasas de suicidio y homicidio. Son menos propensas a la violencia, la acción y poseen menores tasas de suicidio y homicidio. En general, las mujeres tienden a mostrarse más felices con sus vidas que los hombres.
En promedio, poseen mayor variedad de Coeficiente Intelectual: hay más presencia masculina en los diferentes grupos (altos y bajos) de las mediciones. En promedio, poseen una menor variedad de Coeficiente Intelectual: las mujeres tienden a valores de inteligencia más próximos a la media.
Tienden a ser más aptos para el razonamiento lógico y abstracto, y a presentar menores valores de empatía y angustia personal. Tienden a ser más aptas para el razonamiento verbal y estético, así como para la comunicación, y a presentar mayores valores de empatía y de angustia personal.

Diferencias sociales y políticas

Las diferencias sociales y políticas entre hombres y mujeres no tienen ya que ver con sus respectivas naturalezas, sino con los roles que tienen asignados en la sociedad, por el motivo que sea, y que suelen definir su participación en la misma.

Esto, desde luego, puede variar enormemente de una región geográfica a otra, o de una tradición cultural a la otra, dependiendo de qué tan afianzados estén el machismo y el sexismo en su interior. Es decir, lo que sigue no debe interpretarse como un orden “natural” de las cosas sino como algo que se observa en las sociedades actuales pero que está en proceso de cambio:

Hombres Mujeres
Tienden a ocupar la mayoría de los cargos de poder en la sociedad, como reyes, sacerdotes, líderes comunitarios, jefes de familia, presidentes de la empresa, etc. Tienden a desempeñar roles subordinados o de asistencia al poderoso, tales como secretarias, asistentes, esposas, sirvientas, etc.
Se les tiende a imponer roles activos, agresivos y extrovertidos desde la infancia: conquistadores, líderes, exploradores, innovadores, etc. Se les tiende a imponer roles pasivos, empáticos e introvertidos desde la infancia: madres, maestras, cuidadoras, enfermeras, etc.
En el discurso tradicional del sexo y el cortejo, se les impone el rol activo, del seductor y se espera que estén siempre dispuestos al coito. En el discurso tradicional del sexo y el cortejo, se les impone el rol pasivo, del seducido y se espera que sean selectivas a la hora del coito.
Se les enseña desde edades tempranas a suprimir su emocionalidad (a menudo entendida como “debilidad”) y a comunicar lo menos posible sus sensibilidades. Se les enseña desde edades tempranas a valorar su emocionalidad y a depender de sus sensibilidades.
Son el sector más alfabetizado del mundo (100 por cada 88 mujeres) y tienden a acaparar las oportunidades de desarrollo profesional y los ingresos altos. Son el sector menos alfabetizado del mundo (88 por cada 100 hombres) y tienden a encargarse de las labores del hogar, de la crianza y a tener ingresos bajos.
Son mucho más propensos al delito y en especial al femicidio (al asesinato de mujeres) y a los crímenes pasionales. Son mucho menos propensas al delito y suelen jugar el rol de víctimas en los crímenes pasionales y en los femicidios.
Culturalmente se asocia lo masculino al sol y al día, es decir, a lo visible, lo evidente y lo racional. Se representa con el signo ♂ (marte). Culturalmente se asocia lo femenino a la luna y la noche, es decir, a lo oculto, lo invisible, lo instintivo o la intuición. Se representa con el signo ♀ (venus).

Sigue con: Heterosexual

Referencias

  • “Diferencias de sexo” en Wikipedia.
  • “Diferencias científicas entre hombres y mujeres” en MUY Interesante.
  • “Diferencias cerebrales entre hombres y mujeres” (video) en ISEP (España).
  • “¿Es cierto que hombres y mujeres tienen cerebros distintos y por eso ellos son más agresivos y ellas más empáticas?” en BBC News Mundo.
  • “Diana Maffía: ‘Las diferencias biológicas entre hombres y mujeres fueron naturalizadas y jerarquizadas, y justificaron el estatus social inferior de las mujeres’.” en la Universidad de Córdoba (Argentina).

¿Cómo citar?

"Diferencias entre hombres y mujeres". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/diferencias-entre-hombres-y-mujeres/. Última edición: 26 de agosto de 2021. Consultado: 17 de septiembre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 26 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)