Fecundación

Te explicamos qué es la fecundación, cómo son sus fases y cuándo es interna o externa. Además, la fecundación humana y la concepción.

fecundacion
En la fecundación se entremezcla el material genético de los progenitores.

¿Qué es la fecundación?

En biología, se conoce como fecundación al proceso de fusión de las células reproductivas o gametos, provenientes una de cada uno de los progenitores, para crear un cigoto del cual se formará un individuo totalmente nuevo. Para ello, ambas células (masculina y femenina) deberán juntarse y fusionar sus núcleos celulares, entremezclando su material genético para obtener un genoma nuevo y entero.

La fecundación es un momento clave de la reproducción sexual, común entre animales y plantas, que constituye un individuo nuevo a partir del aporte de sus dos progenitores. Por ende, es la etapa que le sigue a la cópula o coito, de haberlo, en la que ambos individuos se disponen a liberar sus gametos. Para que la fecundación se produzca normalmente se requiere que ambos progenitores pertenezcan a la misma especie y que sean fértiles y compatibles.

Los detalles respecto a cómo ocurre este proceso pueden variar sustancialmente de una especie a otra, dándose dentro o fuera del cuerpo femenino, por ejemplo, o incluso existiendo especies capaces de autofecundarse sin la participación de del otro sexo. Sin embargo la mayoría de las veces la fecundación involucra varias etapas bien diferenciadas, que son:

  • Fase 1: se produce el contacto entre gametos. Los espermatozoides son químicamente atraídos por el óvulo, hacia el cual se desplazan usando sus flagelos. Una vez juntos, se produce un reconocimiento químico que confirma (o no) su compatibilidad y las condiciones mínimas para la unión. Sólo entonces se produce la penetración de las sustancias que rodean al óvulo (la corona radiada), gracias a la acción conjunta de los espermatozoides.
  • Fase 2: se produce la penetración del óvulo. Dicha penetración se produce gracias a la ruptura de la zona pelúcida del óvulo mediante los contenidos del acrosoma, el pequeño depósito de proteínas hidrolíticas en la punta de cada espermatozoide, y concluye en cuanto uno de ellos penetra hacia el interior del óvulo (u ovocito), dejando afuera su flagelo. Por lo general, sólo un espermatozoide logra penetrar al interior del óvulo.
  • Fase 3: fusión de los núcleos celulares. Una vez penetrado el ovocito, se lleva a cabo la reacción acrosómica, mediante la cual el espermatozoide fusiona su membrana plasmática con la del óvulo, permitiendo que su contenido se esparza dentro de este último, y que los dos núcleos celulares se encuentren. Entonces se produce una dinámica de fusión nuclear y genética, en la que cada célula aporta la mitad del genoma de cada progenitor, para formar un ADN completo: el de un nuevo individuo.
  • Fase 4: formación del cigoto. Una vez fusionados los núcleos, el cigoto está listo para iniciar su crecimiento y la multiplicación de su contenido, dando inicio así a la creación de un nuevo individuo dotado de sus propias células.

Ver además: Espermatogénesis

Fecundación interna y externa

fecundacion externa
En la fecundación externa los gametos se liberan al medio ambiente.

Se suelen distinguir dos tipos de fecundación en los animales, dependiendo de dónde se produce el encuentro de los gametos: la fecundación interna y la externa.

  • Fecundación interna. Se produce dentro del cuerpo del progenitor femenino, en el útero o sus adyacencias. Para ello, debe producirse primero una cópula, en la que el progenitor masculino penetra en el cuerpo del femenino para inyectarle adentro sus espermatozoides. El cigoto luego se adhiere al útero materno (en el caso de los animales vivíparos) o es expulsado en forma de huevo (en el caso de los ovíparos). La fecundación humana o la fecundación de las aves son claros ejemplos de estas dos tendencias.
  • Fecundación externa. Se produce en el medio ambiente, en el cual ambos progenitores liberan sus gametos, de modo tal de propiciar el contacto. Los cigotos así producidos luego pueden adherirse a rocas, plantas o incluso ser llevados encima del cuerpo de alguno de los progenitores, dependiendo de la especie y de sus estrategias para garantizar la supervivencia de la descendencia. Este tipo de fecundación es típico de las especies animales acuáticas, sobre todo de los invertebrados.

Fecundación y concepción

Los términos “fecundación” y “concepción” suelen emplearse como sinónimos. Sin embargo, en ámbitos más especializados, puede reconocerse una diferencia entre los dos, según la cual es preferible usar “fecundación” para todo el proceso que va desde la liberación de los gametos hasta la producción del cigoto.

Por el contrario, “concepción” se restringe al momento mismo en que un espermatozoide penetra al óvulo y desencadena el conjunto de cambios celulares que conducen a la producción de un embrión.

Fecundación humana

La fecundación en el caso de los seres humanos es de tipo sexual, interno y cruzada (es decir, cada progenitor aporta un tipo de gametos), y se lleva a cabo en las trompas de falopio, dentro del aparato reproductor femenino. Eso significa que primero debe haberse dado el coito y la liberación de los espermatozoides que llegan al útero, es decir, una relación sexual. En ello es semejante a la de la totalidad de los mamíferos conocidos.

Más en: Reproducción humana

Referencias

¿Cómo citar?

"Fecundación". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/fecundacion/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 26 de octubre de 2021

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)