Inicio >Sociedad> Nacionalidad

Concepto de Nacionalidad


El concepto de la nacionalidad proviene del latín nascere, por hacer referencia (en principio) al lugar en donde una persona ha nacido. No se trata sin embargo, de una acreditación del lugar de nacimiento sino de una relación de la persona contra el Estado, en el que se concreta efectivamente un conjunto de derechos y deberes correspondientes por tener precisamente la nacionalidad (y eventualmente, también la ciudadanía). Es una cualidad social, cultural y espacial influida por una sumatoria de elementos, que no deben ser analizados de forma aislada.

El concepto puede ser analizado desde distintas órbitas, lo que le dará sentidos diferentes según el campo de acción que quiera tener.

En el sentido jurídico, la nacionalidad es la pertenencia justamente al orden legal vigente. Esa creación de derechos y deberes otorga en muchos casos, por ejemplo, el derecho a elegir los representantes mediante el voto, y se manifiesta en obligaciones como, en algunos casos, la realización del servicio militar obligatorio. La forma en la que la nacionalidad legal se adquiere varía según los países, lo que hace que suceda en muchos casos la existencia de países que imponen grandes trabas para que se adquiera la nacionalidad, mientras que en otros es más abierto. Esa flexibilidad se manifiesta según cual de estos criterios utilicen (en algunos casos aplican más de uno):

· Por haber nacido en el país, sena cual sea la nacionalidad de los padres.

· Porque la nacionalidad del padre, la madre, de ambos o de algún punto más arriba en la ascendencia ha sido la de ese país.

· O por tener una residencia legal en el país, habiendo pasado una cantidad determinada de tiempo viviendo allí.

Hay distintas situaciones en las que las personas pueden tener particularidades con respecto a su nacionalidad. En este sentido, se denominan apátridas a las personas que no poseen ninguna nacionalidad, quedando especialmente vulnerables al no recibir los derechos y las obligaciones correspondientes a ningún país. Las personas que tienen una doble nacionalidad son las que por los criterios definidos arriba, tienen capacidad de percibir derechos de nacionalidad de dos países. No todos los Estados del mundo aceptan la ciudadanía múltiple, pasando a ser una nueva variable que explica la apertura (o no) de un país a nuevos ciudadanos o residentes. En el caso de que una persona cumpla con algunos requisitos, puede modificarse su nacionalidad mediante el proceso conocido como naturalización.

La nacionalidad también es una idea vinculada al sentimiento de pertenencia que pueden tener las personas justamente a un país. Incluye nociones vinculadas a la cultura, la tradición, o hasta el deporte y la política. Justamente la doctrina política nacionalista es la que se apoya en esa semejanza cultural, y que afirma que solo los miembros de ese país gozarán de ciertos derechos (a tomar decisiones, a poseer territorios, a recursos naturales) por ser, en algún punto, mejores que los que no pertenezcan a ella. Gran cantidad de guerras han acontecido en el mundo a partir de estas ideas nacionalistas, que cuando penetran masivamente en la sociedad pueden ser de gran peligro.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.