Concepto de Gasto


Si deseamos encontrar una definición para el concepto “gasto“, podríamos decir en primer lugar, que hace referencia a la acción de gastar o a la cantidad de lo que se lleva gastado; nos podemos referir tanto al dinero utilizado en una compra como al deterioro de algo que se produce debido a su uso.

A pesar de que esta palabra se utiliza en distintas situaciones y con diferentes significados, su uso más común y frecuente es el relacionado con la economía y lo financiero. A continuación, explicaremos algunos de sus usos.

Gastos en Economía

Como ya dijimos, en el ámbito de la economía, el gasto puede referirse a la cantidad que gasta una empresa, una familia o incluso el gobierno de un país. Si hablamos de una empresa, el gasto es la partida contable que implicará una disminución en el beneficio o un aumento en la pérdida de esta. A diferencia de lo que es un costo, para realizar un gasto se necesita un movimiento de un banco o de caja; las empresas suelen gastar en salarios e insumos.

Para las familias, llevar un control de los gastos es esencial para poder evitar posibles complicaciones cuando necesiten cubrir sus necesidades u obligaciones; los gastos más frecuentes de las familias son en alimentos, educación, renta o telefonía. Así como también, un gobierno debe controlar sus gastos para evitar un déficit fiscal; la mayoría de sus gastos suelen ser en obras públicas.

  • Dentro de esta misma rama, se denomina gasto público a aquel en el que intervienen las administraciones públicas. Una de sus funciones es cubrir las necesidades básicas de las personas que no poseen recursos para conseguirlos sin ayuda alguna. Además, debe lidiar y satisfacer las necesidades colectivas.

Gastos suntuarios

Estos son aquellos que se consideran lujosos y que probablemente, no sean éticos. Es decir, se suelen considerar de naturaleza no moral debido a que pocas veces tienen un sustento económico. Además, este tipo de gastos se suele utilizar para presumir mayores rentas que las que se declaran.

Otros gastos

Gasto

(Gasto económico.)

En el marco de la medicina, el gasto cardíaco (o débito cardíaco) es el volumen de sangre que bombea en el corazón a lo largo de un minuto. El gasto cardíaco, junto con el resto de los mecanismos, determina la función ventricular. Es decir, la frecuencia cardíaca, la contractilidad, sinergia de contracción, y por último, la precarga y la postcarga. Por ejemplo, el gasto cardíaco de un hombre joven promedio es de cinco litros por minuto. En cambio, el de una mujer es un 20% menor a esta cifra.

Según la física y la ingeniería, el gasto másico (o flujo másico) es la magnitud que tiene como característica expresar la variación de la masa en el tiempo por medio de un área en particular. Esta magnitud se calcula en kilogramo por segundo; excepto en Inglaterra, donde se utiliza la libra por segundo.

El gasto energético hace referencia a la relación que existe entre el consumo de energía y la energía que necesita el organismo. Para que el organismo pueda estar en equilibrio, se debe consumir la misma cantidad de energía que la que se utiliza. Es decir, que las necesidades energéticas diarias deben igualar al gasto energético total que se realiza en un sólo día. Existen distintas maneras de gastar energía, puede ocurrir en manera de gasto energético de reposo (más conocido como GER), por actividad voluntaria (la actividad física), o por el efecto térmico que producen los alimentos (ETA).


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.