Inicio >Ser humano> Felicidad

Concepto de Felicidad


La felicidad o estar feliz, es un estado de ánimo positivo por el cual una persona se siente bien consigo mismo y con su entorno, es un estado total de goce y en el que una persona siente que ha logrado llegar a un estado de perfección total o parcial. Se ha demostrado que mantenerse feliz cambia la energía de las personas y hace que su organismo también esté mejor.

¿Qué es la felicidad?

La felicidad es algo intangible que todos desean poseer y por lo tanto dedican su vida a conseguirla. La felicidad puede tener diferentes formas de acuerdo a cada persona, por ejemplo, para algunos la felicidad es la familia unida, y en cambio para otros la felicidad está representada por la estabilidad monetaria de la mano de un buen trabajo.

La felicidad puede surgir de la armonía perfecta entre tres aspectos de nuestra vida: la vida física, profesional y la familiar. Lo principal para ser felices es apreciarnos nosotros mismos. Cuando uno logra la armonía consigo mismo es que todo lo demás está bien por sí solo, las relaciones con el mundo y con los demás estarán bien porque ha cambiado nuestra forma de apreciar el mundo por el simple hecho de querernos a nosotros.

Felicidad

(Sonrisas felices.)

Todo acto del ser humano será uno que pretende subir un escalón más de la escalera de la vida hacia la felicidad, se supone que ningún acto está realizado solo porque sí o sin haber sido pensado en pos del bien que queremos obtener, detrás del cual está nuestra felicidad. Cada vez que logramos llegar a una meta vamos alcanzando parcialmente la felicidad. Aunque también sería cierto que al llegar al final podríamos sentirnos vacíos, pero no es errado plantear que al llegar a ese final nos vamos a plantear otra meta para la felicidad, entonces la vida es una escalada constante con objetivos y metas en donde vamos teniendo logros de a poco.

En nuestra mente, la felicidad es alcanzada por medio de la imaginación. Con ella podemos realizar un bosquejo de cómo sería la situación ideal en donde tenemos todo lo que necesitamos para ser felices, aunque obviamente al no ser algo real está sujeto a cambios y al capricho del destino, que nunca deja que las cosas pasen como deseamos.

Muchas son las personas que asocian la felicidad con las creencias religiosas, servir a sus dioses o con realizar los actos o rituales espirituales, ya que los purifica como seres humanos y no necesitan más que eso para alcanzar un estado pleno de satisfacción.

La depresión como impedimento de la felicidad

La felicidad es el fin último de todas las personas del planeta. Se dice que alguien se encuentra en un estado de felicidad cuando demuestra constante alegría hacia los demás y tiene un pensamiento positivo sobre las cosas permanentemente. Sin embargo, también existen enfermedades y ciertos tipos de patologías que les quitan a las personas esa posibilidad de ser felices, como por ejemplo, la depresión. Actualmente son millones las personas que padecen depresión grave, incluso muchas llegan a tomar la decisión de suicidarse como solución a sus problemas.

Aunque la realidad es que muchos psicólogos afirman que demostrar felicidad frente a los demás no significa que alguien realmente lo esté sintiendo. En varias ocasiones, se suelen esconder sentimientos con otros, es decir, cuando una persona se encuentra en un estado depresivo y está consciente de ello, desea taparlo haciéndole creer a su entorno que todo marcha bien.

La felicidad a través de cosas o personas

Felicidad

(Felicidad.)

Muchas veces la gente hace afirmaciones como “si tuviera tal cosa sería más feliz”, en realidad tenemos que saber que ser feliz a través de las cosas o las personas no es ser feliz, porque es algo rentado. Si necesitamos un auto para ser felices y de repente un día nos lo roban o chocan esa felicidad desaparecería, entonces no éramos realmente felices. Si nuestra felicidad dependía de una relación y esa relación acaba, tampoco estábamos siendo felices nosotros, la cuestión de esta felicidad prestada es ser feliz con algo, y la realidad es que tenemos que ser felices con nosotros mismos, que es algo que nadie podrá cambiar o quitar.



Por otro lado, el hecho de pensar que se logrará la felicidad a través de lo material es una forma muy superficial de pensar, ya que hay otras cosas que serían más importantes, como la familia o la salud, aunque también es sabido que en el mundo capitalista en el que vivimos son necesarias algunas cosas para lograr una base segura desde la cual poder declararnos felices. Por ejemplo, si tenemos hijos y los vemos sufrir por enfermedades porque no podemos pagarles una correcta atención médica, nuestra felicidad se vería truncada no solamente por el hecho de no contar con el dinero, sino también porque estamos viendo a otra persona sufrir.

Aristóteles y la felicidad

Aristóteles fue un filósofo griego que entre otros temas planteó el de la felicidad, y para él para alcanzar la felicidad eran necesarios la prudencia, las virtudes del carácter y un poco de suerte de nuestro lado.

La felicidad para Aristóteles era aquello a lo que todos los seres humanos querían llegar y luego y a través de la cual se desean todas las cosas del mundo, materiales o no. Para él, la felicidad era un tipo de vida, una que estaba basada en el ejercicio constante de la razón. Si nos ponemos a pensar esta última frase, tiene algo de lógica su planteo: en cada decisión que tomemos debemos ser racionales, porque una decisión no meditada puede llevarnos no solo a un estado de tristeza sino también al fracaso.

Veamos un ejemplo: un día Juana decide que va a tatuarse una mariposa en su cuerpo, no lo piensa demasiado y va a un estudio para hacérselo. ¿Qué pasa luego de que Juana se da cuenta lo que ha hecho? Nota que no lo ha pensado demasiado y que ahora ese tatuaje le disgusta. Este ejemplo resulta ser algo extremo porque es algo que no puede deshacerse (a no ser de forma muy dolorosa con varios tratamientos), no sería lo mismo haber comprado un helado de un sabor que no conocíamos y que terminó por no gustarnos.

El estrés y el trabajo

Varios expertos en psicología y científicos han demostrado que en los últimos tiempos se ha incrementado la cantidad de personas que sufren estrés por las exigencias laborales y por vivir una vida que cae rápidamente en la rutina, además de ser muy ajetreada. El ir a trabajar largas horas y estar de un lado a otro no solo agota físicamente a una persona, sino también mentalmente. Algunos pueden llegar a tener graves consecuencias por caer en un profundo grado de estrés.

La felicidad suele ser asociada con el estado de alegría, cuando una persona tiene el placer de sentirse realizado como ser humano. Unas de las características físicas que demuestran felicidad es la sonrisa. Por ejemplo, a una madre nada le da más satisfacción que ver a su hijo reír y ser feliz, una sonrisa demuestra que cada persona tiene la capacidad de sentirse pleno.

Películas y canciones sobre la felicidad

Muchos autores y directores se han dedicado a plasmar el sentimiento de felicidad en films o canciones, lo cual es curioso porque pareciera que a la gente le hace feliz ver o escuchar cosas sobre la felicidad. Por ejemplo, en la canción “Soy feliz” de Ricardo Montaner o “Happy” de Pharrell Williams, también hay una excelente película llamada “En Busca de la Felicidad”, en donde actúan Will Smith y su hijo, pero es más bien un drama, en donde se explica el arduo camino del protagonista para superar obstáculos de la vida y llegar a la felicidad plena, representada por la estabilidad económica.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.