Némesis

Te explicamos qué es némesis, cuál es el origen de este término en la cultura griega y algunos ejemplos de su uso.

Némesis
La palabra némesis es común verla empleada como sinónimo de enemigo o de final.

¿Qué es némesis?

La palabra némesis proviene de la antigua cultura griega, en la que daba nombre a la diosa también conocida como Ramnusia (de Ramnonte, un antiguo asentamiento griego cerca de la ciudad de Ática, hoy en día un yacimiento arqueológico), y que representaba la solidaridad, la retribución, la justicia vengativa, el equilibrio y la fortuna.

Se la representaba como una figura alada, a menudo con un velo o una corona, sosteniendo una rueda y una espada, antorcha o serpiente, como instrumentos para ejercer su castigo.

Al ser una deidad primigenia, la diosa Némesis estaba por encima de los dioses Olímpicos, y sus acciones eran consideradas inevitables e implacables. Era la encargada de castigar a los hijos desobedientes, a quienes ignoraban la jerarquía de mando y a los amantes infieles.

También era la encargada de medir la felicidad o la desdicha de los mortales, aunque su carácter vengativo se fue imponiendo en el tiempo y terminó siendo una de las furias, deidades muy vinculadas con las pasiones tribales y sangrientas.

Dado que la cultura griega no toleraba la soberbia y la desmesura, considerándolos los únicos “pecados” punibles por los dioses, su visión de la justicia tenía que ver justamente con lo proporcional, lo correspondiente.

La diosa Némesis podía castigar a los favorecidos por la fortuna, por ejemplo, arrebatándoles lo recientemente ganado. Su versión romana prácticamente equivalente era la diosa Invidia (envidia).

Se explica así que la palabra Némesis posea hoy en día el significado de una retribución justa o divina, un castigo largamente pospuesto o esperado, o una forma de justicia poética. También es común verla empleada como sinónimo de enemigo o de final.

En el primer caso se debe a que tendemos a asociar la enemistad con el deseo de venganza; y en el segundo porque la acción de la justicia solía ser el final de las representaciones trágicas de la antigüedad, o incluso de muchos relatos contemporáneos, en los que recuperar el equilibrio es, de alguna manera, la moraleja.

Algunos ejemplos de uso de esta palabra son:

  • “Súperman es el némesis de Lex Luthor”
  • “¡Ha llegado tu némesis, ahora pagarás por tus fechorías!”
  • “No lo creo: el día de mi némesis está lejano aún”
  • “Tarde o temprano, los poderosos encuentran su némesis”
  • “Yo seré la némesis de los políticos corruptos”

Ver también: Mitología griega

¿Cómo citar?

Citar la fuente original de donde tomamos información sirve para dar crédito a los autores correspondientes y evitar incurrir en plagio. Además, permite a los lectores acceder a las fuentes originales utilizadas en un texto para verificar o ampliar información en caso de que lo necesiten.

Para citar de manera adecuada, recomendamos hacerlo según las normas APA, que es una forma estandarizada internacionalmente y utilizada por instituciones académicas y de investigación de primer nivel.

"Némesis". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/nemesis-2/. Última edición: 5 de agosto de 2021. Consultado: 25 junio, 2024

Sobre el autor

Última edición: 5 agosto, 2021

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)