Afrodita

Te explicamos quién era Afrodita en la mitología griega y cómo era representada. Además, otros dioses de la mitología grecorromana.

diosa griega afrodita mitologia
Según una de las versiones sobre su nacimiento, Afrodita surgió de la espuma del mar.

¿Quién era Afrodita?

En la mitología griega, Afrodita era la diosa del amor apasionado, la belleza y la sensualidad, equivalente a la Venus de la mitología romana y posiblemente a otras deidades antiguas como la sumeria Inanna o la fenicia Astarté, por ejemplo. Se la asociaba con el apasionamiento sexual y el éxtasis erótico, tanto así que de su nombre griego provienen vocablos como afrodisíaco y de su nombre romano otros como venéreo y veneración.

Afrodita era una diosa olímpica, es decir, perteneciente al panteón de los dioses griegos modernos, y era capaz de mover a la pasión y empujar al delirio no solo a seres humanos, sino a dioses y bestias. De hecho, en la mitología se le atribuía a Hefesto como esposo, pero contaba con innumerables amantes, entre los que Ares, el dios de la guerra, era su favorito.

Los griegos pensaban que Afrodita había nacido en las cercanías de Chipre, y existían dos versiones muy distintas sobre su nacimiento: la contada por Hesíodo, en la que había nacido de la espuma del mar, luego de que el titán Cronos castrase a su padre Urano y arrojara al mar sus genitales; y la contada por Homero, según la cual Afrodita era hija de Zeus y la titanesa Dione.

Ambos mitos circularon en la Grecia Antigua y hubo quienes, como Platón, intentaron reconciliarlos argumentando que existían dos diosas similares: Afrodita Urania (“celestial”), representante del amor superior y espiritual; y Afrodita Pandemos (“común”), asociada al amor vulgar y los bajos placeres sensuales.

El culto a Afrodita en la Grecia Antigua fue particularmente intenso en sus supuestos lugares de nacimiento, Chipre y Citera, y en la locación de Pafos, pero contaba con sus propios festivales religiosos, las afrodisias, celebradas a lo largo y ancho de Grecia, aunque con especial ahínco en las ciudades de Atenas y Corinto.

De hecho, en la antigua ciudad de Corinto se hallaba el templo griego a la diosa, destruido por los romanos en su conquista de la ciudad. En ese y otros templos consagrados a Afrodita se practicaba una forma de prostitución ritual, desempeñado por cortesanas conocidas como hieródulas (“siervas sagradas”).

En sus numerosas representaciones, Afrodita a menudo aparece acompañada por las Cárites, es decir, las Tres Gracias: Aglaya (“belleza”), Eufrósine (“júbilo”) y Talía (“abundancia”). Por otro lado, se le atribuyen numerosos hijos, tales como el héroe troyano Eneas; Eros, el dios del enamoramiento; Hermafrodita, el ser humano de ambos sexos fruto de sus amoríos con Hermes; y los gemelos Phobos (“miedo”) y Deimos (“terror”), fruto de su unión con Ares.

Ver también: Diosas griegas de la Antigüedad

Otros dioses de la mitología grecorromana

Otros dioses centrales en la mitología grecorromana fueron:

  • Zeus. Dios padre de los Olímpicos, reinaba sobre el cielo y controlaba el trueno y el relámpago. Estaba casado con su hermana Hera, pero tuvo múltiples amantes de los que nacieron los grandes semidioses de la tradición griega. Fue llamado Júpiter por los romanos.
  • Poseidón. Hermano de Zeus, era el dios que gobernaba sobre los mares y las aguas, se le representaba portando un tridente, con el que podía invocar trombas, huracanes y tifones para hundir los navíos. Fue llamado Neptuno por los romanos.
  • Hades. Hermano de Zeus, era el dios que gobernaba en el mundo de los muertos, vestía un casco y una capa que lo hacía invisible, por lo que nunca se le debía mencionar, no fuera a ser que estuviese escuchando. Fue llamado Plutón por los romanos.
  • Atenea. Hija de Zeus nacida de una parte de su cabeza, era una diosa guerrera y virginal, asociada con la astucia, la inteligencia y la justicia. Se la asociaba con la lechuza y se la representaba siempre con un casco y un escudo, dispuesta a defender al inocente. Fue llamada Palas por los romanos.
  • Hermes. Hijo de Zeus y la pléyade Maya, era un dios astuto e inteligente, patrono de los mensajeros, los ladrones y los comerciantes, encargado de conducir las almas de los fallecidos hacia el inframundo. Fue llamado Mercurio por los romanos.
  • Apolo. Hijo de Zeus y Leto, era el dios de la adivinación, las artes y la poesía, la medicina y el arco y la flecha, a quien se le oraba para que aliviara las epidemias. Era un dios solar, venerado en Delfos y jefe de las Musas. Los romanos lo llamaron Febo.
  • Artemisa. Diosa virginal, asociada a la cacería y la vida silvestre, el nacimiento y la doncellez, era hermana gemela de Apolo y por lo tanto hija de Zeus y Leto. Se le consagraban el ciervo y el ciprés. Los romanos la llamaron Diana.
  • Ares. Dios de la guerra y patrono de los soldados, era hijo de Zeus y Hera, y se le asociaba a la brutalidad, la violencia y la virilidad agresiva. Tuvo numerosas amantes mortales y divinas, y alrededor de 60 hijos con ellas.

Sigue con: Cultura griega

Referencias

¿Cómo citar?

"Afrodita". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/afrodita/. Última edición: 11 de junio de 2022. Consultado: 30 de junio de 2022

Sobre el autor

Última edición: 11 junio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)