Constelación

Te explicamos qué es una constelación en astronomía y cuáles son las principales. Además, qué son las constelaciones familiares.

constelacion
Los pueblos de la Antigüedad le otorgaron a las constelaciones sus explicaciones pseudoreligiosas.

¿Qué es una constelación?

En astronomía, una constelación es una agrupación de distintas estrellas en una porción de la bóveda celeste, que en apariencia evoca una forma o una silueta determinada, a partir de la cual se le pone un nombre. Se trata de asociaciones completamente arbitrarias, que a menudo responden a figuras y símbolos provenientes de la cultura, y que por lo tanto varían de una sociedad a otra.

Las primeras constelaciones se identificaron en tiempos antiguos, cuando las primas culturas del valle del Éufrates se dedicaron a observar el cielo con mayor detenimiento, y reconocieron la presencia recurrente de las mismas estrellas en las mismas regiones del firmamento.

Los distintos pueblos de la Antigüedad le otorgaron a este hecho sus propias explicaciones pseudoreligiosas, comúnmente vinculadas con sus relatos fundacionales. Así, por ejemplo, los antiguos griegos vieron en ellas a sus héroes y sus dioses, mientras que los antiguos chinos distinguían un conjunto de casas y mansiones celestes, y los incas un conjunto de animales sagrados.

En el caso de la astronomía occidental, se consideran en existencia las constelaciones establecidas por los antecesores grecorromanos, principalmente las provenientes de la mitología griega.

De hecho, la palabra constelación es una herencia del latín constellatus, conformado por las voces com- (“junto” o “unión”) y stella (“estrella”); y esta lengua se emplea también para nombrar las constelaciones y las estrellas que las constituyen, para lo cual se utilizan las declinaciones latinas del nominativo y del genitivo posesivo. De este modo, la constelación del centauro se llama centaurus, pero la estrella principal del conjunto se llama alpha centauri, es decir, “la primera del centauro”.

Ver además: Cuerpos celestes

¿Cuántas constelaciones existen?

De acuerdo a la Unión Astronómica Internacional, se reconocen formalmente 88 constelaciones. De ellas, 47 fueron identificadas y nombradas por el astrónomo y matemático griego Claudio Ptolomeo (c.100 – c.170 d. C.), quien hizo en el 150 d. C. un catálogo celeste con más de 1000 estrellas agrupadas en sus respectivas constelaciones; y 41 se agregaron posteriormente, a lo largo de los siglos XVI y XVIII, en buena parte gracias a la guiatura que ofrecían a navegantes y exploradores.

El número de constelaciones totales es fijo, pero las constelaciones observables varían dependiendo del hemisferio del planeta desde el cual se observe. De ese modo, el hemisferio norte contiene 36 constelaciones y el hemisferio sur contiene 52.

¿Cuáles son las principales constelaciones?

constelacion hemisferio
Las constelaciones observables varían dependiendo del hemisferio desde el cual se observe.

Algunas de las constelaciones más conocidas del firmamento son las siguientes:

Constelaciones del hemisferio norte:

  • Constelación de Andrómeda. Representa a la princesa del mismo nombre, hija de Cefeo y Casiopea, quien según la mitología griega fue encadenada a una roca para ser devorada por Ceto, un monstruo marino, pero después rescatada por Perseo. Esta constelación, una de las más grandes conocidas, cuenta con 152 estrellas, de las cuales la más brillante es Alpheratz (alfa andromedae).
  • Constelación de Orión. Representa al máximo cazador de la Grecia Antigua, visible como un guerrero que sostiene su arma y su escudo. Dicho cazador era el protagonista de numerosos mitos griegos, en algunos de los cuales era el perseguidor de las pléyades, las hijas del titán Atlas. Esta constelación es visible tanto desde el hemisferio norte como el sur, y es reconocible por las tres estrellas cercanas que conforman su cinturón. En total, Orión consta de 204 estrellas, de las cuales Rigel (beta orionis) es la principal y más brillante.
  • Constelación de Casiopea. Representa a Casiopea, esposa del rey de Etiopía según la mitología griega, cuya belleza y vanidad causaron la ira del dios Poseidón, quien envió un monstruo marino a azotar las costas de su reino. Esta constelación consta de 157 estrellas, de las cuales la más brillante es Tsih (gamma cassiopeiae).
  • Constelación de Perseo. Representa al héroe griego clásico del mismo nombre, responsable de decapitar a la Medusa y rescatar a Andrómeda, su futura esposa, de las fauces de un monstruo marino. En su interior se produce la famosa lluvia de meteoros de las perseidas, y consta en total de 158 estrellas, de las cuales Mirfak (alfa persei) es la más brillante.
  • Constelación del triángulo. Representa, como su nombre lo indica, un triángulo, en el que los antiguos griegos veían la letra delta (𝛥). Se trata de una constelación menor, al menos en la mitología griega, que no debe ser confundida con la constelación Triangulum australe, del hemisferio sur. En esta constelación hay tan solo 25 estrellas, de las cuales Deltotum (beta trianguli) es la principal.

Constelaciones del hemisferio sur:

  • Constelación de Crux. Representa, como su nombre lo indica, una cruz, pero al pertenecer al hemisferio sur, se la conoce popularmente como la “Cruz del Sur”. Es una de las constelaciones más útiles para la navegación, ya que su eje principal siempre apunta hacia el Polo Sur. Esta constelación cuenta con 49 estrellas, de las cuales Ácrux (alfa crucis) es la más brillante.
  • Constelación del Can Mayor. Representa en la mitología griega al perro del cazador Orión, razón por la cual pareciera en el firmamento estar siempre siguiendo el camino de su dueño. Esta constelación cuenta con 147 estrellas, de las cuales Sirio (alfa canis majoris) es la más brillante (de hecho, es la más brillante del cielo).
  • Constelación de la Hidra. Representa al monstruo mitológico de la hidra, una especie de reptil de múltiples cabezas, al cual le nacían dos nuevas cada vez que el héroe le decapitaba una con su espada. Es una de las constelaciones modernas más grandes, que se extiende a ambos lados del ecuador terrestre, es decir, tanto en el sur como en el norte. Consta de 238 estrellas, de las cuales la más brillante es Alfard (alfa hydrae).
  • Constelación de la Corona del Sur. Representa la corona de laureles que perteneció al sabio Quirón, el centauro que fue maestro de numerosos héroes griegos en la mitología. Es una constelación pequeña, muy próxima a Sagitario, que consta de 46 estrellas, de las cuales Beta coronae australis es la de mayor brillo y tamaño.

Las constelaciones del zodíaco

constelaciones del zodíaco
El signo de una persona se define por la constelación en que está el Sol en su nacimiento.

Entre todas las constelaciones, existen 12 que ocupan un lugar particular en la bóveda celeste: una banda imaginaria de 18 grados de ancho, centrada en la eclíptica (es decir, en la trayectoria aparente del sol a lo largo del cielo terrestre) y dividida en doce sectores de 30 grados de longitud de la eclíptica, a cada uno de los cuales le corresponde un único signo.

Esta banda se conoce como zodíaco (del griego zodion, “pequeña imagen de animal”) ya que los griegos identificaban las constelaciones ubicadas en esta franja del cielo con diferentes figuras y animales. Estas doce constelaciones son las que determinan los signos astrales de las personas, dependiendo de en cuál de ellas (o de sus espacios aledaños, conocidos como “casas”) se encuentre el Sol cuando una persona nace.

Las constelaciones del zodíaco son las siguientes:

  • Aries (del latín aries). Representa la cabeza y cuernos de un carnero, correspondiente en la mitología griega al carnero que les salvó la vida a los argonautas Frixio y Hele, quienes a cambio lo sacrificaron al dios Ares, quien lo ascendió al firmamento. Posteriormente su piel sería el vellocino de oro. Esta constelación está conformada por 86 estrellas, de las cuales Hemal (alpha arietis) es la más brillante de todas.
  • Tauro (del latín taurus). Representa al Toro de Creta y al mismo tiempo a la forma que Zeus adoptó para secuestrar a la princesa fenicia Europa y llevarla a Creta para que fuera su amante. Esta constelación está conformada por 223 estrellas, de las cuales la más brillante es Aldebarán (alpha tauri).
  • Géminis (del latín gemini). Representa a los gemelos mitológicos Cástor y Pólux, conocidos como los dioscuros y hermanos de la célebre Helena de Troya. Esta constelación consta de 119 estrellas, y las dos más brillantes son, precisamente, Pólux (beta geminorum) y Cástor (alpha geminorum).
  • Cáncer (del latín cancer). Representa a un cangrejo, animal presente en numerosas tradiciones mitológicas antiguas. Se lo puede hallar en el templo egipcio a Hathor, en Dendera; pero también en el relato griego de los trabajos de Hércules, en los que la diosa Hera envía un cangrejo a sabotear los esfuerzos del héroe por matar a la hidra de Lerna. Esta constelación consta de 104 estrellas, de las cuales la más brillante es Tarf (beta cancri).
  • Leo (del latín leo). Representa a un león, animal de importancia simbólica y mitológica en una gran cantidad de pueblos antiguos, especialmente los mesopotámicos. En el siglo I d. C. esta constelación fue reinterpretada para que aludiera al León de Nemea, criatura vencida por Hércules en la mitología griega. Esta constelación consta de 300 estrellas, y la más brillante es Régulo (alpha leonis).
  • Virgo (del latín virgo). Representa a Astrea, una titánide virginal de la mitología griega, hija de Zeus y Temis, representante de la justicia terrenal (y por eso llamada Iustitia por los romanos) y última inmortal en vivir entre los seres humanos. Esta constelación consta de 169 estrellas, de las cuales Espiga (alpha virginis) es la más brillante.
  • Libra (del latín libra). Representa una balanza, símbolo ancestral de la justicia y la equidad, atribuido en la mitología griega a la titánide Astrea, quien encarnaba la justicia terrenal. Esta constelación, bastante discreta en comparación con el resto del zodíaco, consta de apenas 83 estrellas, de las cuales Zubeneschamali (beta librae) es la más brillante.
  • Escorpio (del latín scorpio). Representa a un escorpión, un animal de amplia presencia en los imaginarios de la antigüedad mesopotámica, egipcia y griega. En la cultura egipcia, forma parte del mito del cazador Orión, quien juró a los dioses que mataría hasta el último animal del planeta Tierra y recibió como castigo a un escorpión, que lo persiguió por todo el mundo hasta darle muerte con su picadura. Así explicaban los griegos que la constelación de escorpio emerge en la bóveda celeste cuando la de Orión se esconde. La constelación de escorpio consta de 167 estrellas, y entre ellas la más brillante es Antares (alpha scorpii).
  • Sagitario (del latín sagittarius). Representa a un centauro sosteniendo un arco y una flecha, y su nombre significa en latín “el arquero”. Este centauro se corresponde en la mitología griega con Quirón, el sabio maestro de numerosos héroes griegos, a quien dio muerte Hércules accidentalmente, con una flecha emponzoñada con el veneno de la hidra. Esta constelación tiene 194 estrellas, de las cuales Kaus Australis (epsilon sagittarii) es la más brillante.
  • Capricornio (del latín capricornius). Representa a un macho cabrío o una cabra, asociado en el siglo I d. C. con el Egipán, una criatura híbrida de cabra y pez, que los griegos antiguos consideraban afín al dios rural Pan. Su ascenso al firmamento, según la mitología griega, se debió al descubrimiento de la caracola musical, instrumento con el que ayudó a espantar a los titanes durante su guerra contra los dioses olímpicos. Esta constelación tiene solo 81 estrellas, de las cuales Deneb Algedi (delta capricorni) es la más brillante.
  • Acuario (del latín aquarius). Representa a una figura humana, a veces masculina y a veces femenina, sosteniendo un jarro con agua. En algunas tradiciones mitológicas se trata del dios de la tormenta, de la lluvia o la personificación del diluvio universal, cuyo rol es purificar la Tierra; pero en la mitología griega se lo asocia a Ganímedes, el copero de los dioses olímpicos. Esta constelación consta de 172 estrellas, de las cuales la más brillante es Sadalsuud (beta aquarii).
  • Piscis (del latín pisces). Representa una pareja de peces, criaturas universalmente presentes en las tradiciones mitológicas del mundo, pero que en la tradición grecorromana alude (según Eratóstenes en el 276 a. C.) al gran pez que salvó a Derceto, una de las hijas de Afrodita, de ahogarse en un lago al que había caído. Según otras versiones se trataría de Venus y Cupido, cuando madre e hijo huían del monstruo Tifón convertidos en peces, pero atados con una cuerda para no extraviarse en la inmensidad del mar. Esta constelación tiene 150 estrellas, de las cuales Kullat Nunu (nu piscium) es la más brillante.

Constelaciones familiares

Se conoce como constelaciones familiares a un método pseudoterapéutico que propone la existencia de patrones reconocibles en las familias de las personas, percibidos y memorizados de manera inconsciente, para luego ser reproducidos en las relaciones íntimas de la vida adulta.

Esta teoría, propuesta por diversos psiquiatras alemanes en el siglo XX pero duramente criticada desde un punto de vista científico, está lejanamente emparentada con el psicoanálisis, ya que propone la reescenificación de los vínculos familiares como una vía hacia la identificación de los patrones afectivos dañinos aprendidos en la infancia.

Sigue con: Galaxia

Referencias

¿Cómo citar?

"Constelación". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/constelacion/. Última edición: 13 de julio de 2022. Consultado: 11 de agosto de 2022

Sobre el autor

Última edición: 13 julio, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)