Concepto de equilibrio

El concepto “equilibrio” encuentra su procedencia del latín “aequilibrium”. Esta palabra es  la unión de dos conceptos diferentes, el concepto “aequus” que significa lo igual y el concepto de “libra” cuya acepción más próxima es  balanza, balance o peso. Se refiere al igual peso, balance, o a la equivalencia entre todas las influencias que se compensan. El equilibrio hace alusión al estado de una formación corpórea que permanece en reposo respecto a un determinado sistema de referencias. Por ejemplo el estado de un cuerpo que resulta del sometimiento de una serie de fuerzas confrontadas entre sí.

El equilibrio puede presentar diferencias respecto del punto de partida (su origen) y el punto final resultante; en este sentido decimos que es un equilibrio estable cuando el cuerpo vuelve a la misma posición inicial tras aplicársele un leve desplazamiento a la misma; podemos hablar de un equilibrio inestable cuando el cuerpo no regresa a su posición de origen después del desplazamiento ejercido, o podemos hablar de un equilibrio indiferente en el caso de que tras la influencia ejercida el cuerpo permanezca en una posición idéntica a la original.

La forma en que más comúnmente se utiliza el concepto de equilibrio es para demostrar el balance o punto de encuentro entre dos o más aspectos contrarios, la armonía entre diversos factores, sin embargo encontramos que la palabra equilibrio es utilizada en distintos ámbitos:

a)      En la teoría económica el concepto del equilibrio es fundamental para entender el punto de encuentro entre las decisiones racionales que toman los actores “consumidores” y los  “productores” en el ámbito del mercado. Así como también designa el punto exacto en el cual los costos se compensan con los ingresos.

b)      En la ciencia química un proceso está en “equilibrio” cuando el estado de las concentraciones de activos, reactivos y demás componentes no sufre ningún cambio sustancial en el tiempo.

c)      Desde el punto de vista psicológico se entiende que una persona actúa con “equilibrio emocional” cuando puede actuar con juicio, con ecuanimidad, esto es evaluando y reflexionando con sensatez sobre los aspectos positivos y negativos de sus decisiones personales, sin perder el “control” en las situaciones en las que se encuentra.

d)      En política, el equilibrio institucional se refiere a la estabilidad de las interacciones entre los poderes legislativo, ejecutivo y judicial que componen el aparato gubernamental, sin que ningún poder en particular predomine.

e)      El sentido del equilibrio, en el ámbito deportivo, es valorado como una de las habilidades más sobresalientes en las disciplinas atléticas.

f)       El equilibrio en ecología es entendido como el resultado entre los distintos factores ambientales que hacen que el ecosistema se mantenga estable pero con cierta dinámica natural que permite la vital renovación de los recursos y, por ende, la subsistencia de los seres animales y vegetales.

g)      En termodinámica se denomina “equilibrados” a los sistemas que presentan valores estables de presión, temperatura, etc.


Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.




Artículos Relacionados: