Agilidad

Te explicamos qué es la agilidad y qué factores intervienen en ella. Además, qué es la agilidad física, la mental, la empresarial y más.

agilidad
La agilidad abarca el equilibrio, la coordinación, la velocidad y otros atributos.

¿Qué es la agilidad?

La agilidad es la capacidad de llevar a cabo movimientos y cambios de postura del cuerpo con velocidad, precisión y eficacia. La agilidad implica un importante grado de control sobre el cuerpo y abarca otros atributos físicos como el equilibrio, la coordinación, la velocidad, la fuerza, los reflejos y la resistencia. A las personas que demuestran mucha agilidad se les dice personas ágiles.

La palabra “agilidad” proviene de “ágil” y esta a su vez de la voz latina agilis, compuesta por el verbo agere (“actuar”, “mover” o “llevar adelante”) y el sufijo -ilis (que expresa capacidad o posibilidad). Visto así, alguien ágil es aquel que tiene una gran capacidad de movimiento o de actuación, es decir, que puede disponer de manera rápida y hábil de su cuerpo. Este adjetivo suele usarse para lo referido al deporte o los esfuerzos físicos: “una gimnasta ágil”, “un luchador ágil” o “varios ágiles corredores”.

En el ámbito de la educación física, se concibió inicialmente la agilidad como la capacidad para cambiar rápidamente la dirección de la marcha, definición que se modificó posteriormente para aludir a un conjunto de cambios continuos y rápidos de la posición y orientación del cuerpo, ejecutados con gracia, rapidez y precisión. En esto intervienen dos tipos de factores individuales:

  • Factores perceptuales y cognitivos, que tienen que ver con la percepción del propio cuerpo y del entorno, pero también con la planificación de las propias acciones y la toma de decisiones inmediatas.
  • Factores físicos, que tienen que ver con el estado del cuerpo, como la fuerza, el equilibrio, la coordinación o la técnica aprendida y practicada.

Todos los individuos nacen con cierto grado de agilidad, pero en general se trata del resultado de las condiciones físicas del cuerpo, por lo que puede perfectamente desarrollarse, acentuarse o ejercitarse, y según la misma lógica, perderse con el paso del tiempo. La agilidad es el rasgo totalmente contrario a la torpeza, la lentitud y la pesadez.

Ver además: Capacidades coordinativas

Agilidad mental

Cuando se habla de agilidad mental, se emplea este término con un sentido figurado: tener la mente rápida, equilibrada y ligera, tal y como tienen los gimnastas su cuerpo. Es decir, se entiende por agilidad mental a la capacidad de velocidad, eficacia y aptitud mental que tienen todas las personas en alguna medida. Así como la agilidad física, la agilidad mental puede ser resultado de la práctica y el entrenamiento, o puede ser fruto de un talento natural, pero en ambos casos se trata de un conjunto de habilidades de razonamiento.

Tradicionalmente, se mide la agilidad mental a través de la resolución de ejercicios, ya sean de matemática, de lenguaje o de razonamiento espacial, que obligan al individuo a pensar deprisa, a cambiar de enfoque o a evaluar diferentes perspectivas. La agilidad mental constituye normalmente un indicio de inteligencia y se puede desarrollar a través de la práctica y el ejercicio.

Agilidad empresarial

En el mundo de los negocios, se entiende la agilidad empresarial o agilidad organizacional como la capacidad de una organización de adaptarse de manera rápida y eficaz a los cambios del mercado, tanto en los aspectos internos de la empresa como en los externos. Por ende, una empresa ágil será aquella que enfrente los cambios de manera eficiente y que logre convertirlos en un impulso para crecer.

Normalmente, la agilidad empresarial se hace patente en la capacidad para sostener el servicio o la producción a pesar de los cambios que tienen lugar, conservando así la ventaja sobre la competencia. Los cambios en sí mismos pueden ser de muy distinta naturaleza, pero una empresa ágil se adaptará a ellos con prontitud y podrá hacer frente a los retos organizacionales de mejor manera.

Un ejemplo de agilidad empresarial es la que demostró la corporación Zoom Video Communications, creada en 2011, para hacer frente al gigantesco crecimiento de su demanda durante los meses más álgidos de la pandemia de Covid-19 (en particular los años de 2020 y 2021), dado que las restricciones de salud pública obligaron a idear nuevos modelos de teletrabajo.

Tan solo en febrero de 2020, la empresa ganó 2,2 millones de usuarios en el mundo entero, y en un solo día de marzo su aplicación de teleconferencias fue descargada 343.000 veces. Una coyuntura crítica para el mundo empresarial les dio una ventaja que, sin embargo, no habría podido ser aprovechada de no contar la empresa con la agilidad necesaria para satisfacer la demanda.

Sigue con: Destreza

Referencias

¿Cómo citar?

"Agilidad". Autor: Equipo editorial, Etecé. De: Argentina. Para: Concepto.de. Disponible en: https://concepto.de/agilidad/. Última edición: 2 de septiembre de 2022. Consultado: 22 de septiembre de 2022

Sobre el autor

Última edición: 2 septiembre, 2022

¿Te fue útil esta información?

No

    ¡Genial! Gracias por visitarnos :)