Concepto de Ego


Los individuos de una sociedad se encuentran relacionados entre sí por diversas razones, por tanto la comunicación es un factor determinante para que esta relación puede fructificar de manera positiva.

No obstante, la comunicación y la consecuente afinidad que pueda lograrse o no, se debe mayormente a la personalidad que los individuos posean, la cual será el punto de comienzo para que un nuevo lazo nazca o simplemente quede en la nada.

La personalidad es la característica principal que interviene en el momento en que dos individuos comienzan a relacionarse, cada sujeto evaluará la forma de ser y expresarse del otro.

En general, los comportamientos honestos y solidarios son los más agradan, contrariamente las actitudes egocéntricas son aquellas que más se repudian.

El ego en la psicología

El ego, según la psicología, es el lugar dentro de la psiquis humana en donde un individuo puede reconocerse como sí mismo, su yo.

El psicoanálisis freudiano, además de definir el concepto de ego como el yo, distingue otros términos relacionados particularmente con el anterior nombrado.

El súper yo, también conocido como el súper ego, considera cada regla y norma moral existente dentro de una sociedad y que por lo tanto el hombre debe respetar.

El ello lo define como el conjunto de impulsos y deseos que el hombre siente y expresa, voluntaria o involuntariamente.

De esta manera, el yo es la instancia que permite un balance o equilibrio entre el mundo real que posee el hombre, los impulsos encontrados dentro del ello y la aceptación o no de cada elemento integrado dentro del super yo.

Diversos psicoanalistas afirman que el ego o yo puede variar a medida que el tiempo de vida de un individuo avanza. Justifican dicha afirmación al decir que el yo es quien intenta encontrar un balance coherente y realista en las pretensiones por cumplir el ello dentro del contexto en el cual se encuentra el super yo.

Lejos de una definición especializada, el concepto de ego suele adoptar un lenguaje más coloquial dentro del ámbito social. Aquí el ego es definido y considerado como un exceso sobresaliente de autoestima de parte de un sujeto. No obstante, la palabra ego suele estar muy relacionada con dos términos: egoísta y ególatra.

Diferencias con ególatra y egoísta

(Ego. Ilustración)

(Ego. Ilustración)

La palabra ególatra proviene del vocablo latín y es utilizada para denominar a aquellas personas que demuestran un grado de superación considerable.

Aquellos que practican la egolatría buscan constantemente sobresalir en ámbitos sociales y exponen a su alrededor un sentido de autoestima elevado.

Por otro lado, la palabra egoísta se utiliza para adjetivar a individuos que no solo demuestran interés por sí mismos, sino que además anteponen sus intereses personales por encima de los demás a fin de encontrar un beneficio que le sea propio.

Las personas egoístas suelen mostrar rasgos de avaricia y optan por pasar el mayor tiempo del día a solas.

Alter ego

Este concepto se encuentra conformado por un pronombre en latín. “Alter” es un pronombre indefinido y su significado es el contrario o el opuesto.

El concepto alter ego significa “el otro yo”, por lo tanto el pronombre alter recibe su traducción como “el otro en dos”.

Alter ego se encuentra reconocido y definido por la Real Academia Española como “Persona en quien otra tiene absoluta confianza o que puede hacer sus veces sin restricción alguna”.

Por tanto, es correcto decir que el alter ego es asociado con aquellos individuos que se identifican con otro en todos los puntos de vista.

A su vez, el primer sujeto demuestra un grado de confianza enorme para con el segundo, independientemente del tiempo que lo conoce. El alter ego no necesariamente debe concebirse de manera recíproca entre ambas personas.


Conceptos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.